viernes, 22 de abril de 2011

He venido a hablar de mi libro



Yo era una de esas personas que no creía en los libros electrónicos. Supongo que no le sorprenderá a nadie que conozca
la manía que le tengo a algunas manifestaciones del progreso como el cine en 3D. Pensaba, como es normal, en lo agradable que es el tacto de las páginas y el olor del papel, y en lo bonito que es contemplar tu estantería con todos sus lomitos a la vista. La idea de leer en la pantalla de un cacharrito me resultaba infame.

Olvidad todo lo anterior, porque he caído. Ya hacía tiempo que pensaba que lo de tener un eBook me resultaría útil a la hora de marcharme a Francia y, sobre todo, a Estados Unidos, pero el regalo de despedida de mis compis de trabajo fue definitivo. Me encanta mi libro. Ha pasado a estar entre mis posesiones materiales más preciadas, junto a mi cámara de fotos, mis patines y mi patito de goma disfrazado de Batman.

Adoro pasar de página moviendo solo un dedo y cogerlo con una mano porque pesa poquísimo. Nada de tochazos sobre el pecho antes de irme a dormir. Nada de marcapáginas que se caen o se pierden. Lo mejor es que tengo todos
esos fragmentos que me llaman la atención ordenaditos y a mano, sin necesidad de hacer marcas raras o apuntarlos en la libreta. Y además, qué coño. ¡Es rosa!

Dicho esto, me sumo a la lista de personas que reclaman que los libros electrónicos no cuesten más que los que vienen en papel. Y os dejo esta
entrada de Sergio del Molino que explica muy bien lo que está pasando.

domingo, 17 de abril de 2011

Becas "la Caixa": la memoria



Como decía hace unos días, lo más importante del proceso de solicitud de una beca de "la Caixa" es la memoria y, sobre todo, la entrevista. Empecemos por lo primero.

Vale, quieres estudiar fuera y crees que mereces una beca. ¿Cómo vas a convencer al comité que debe elegir entre un enorme grupo de candidatos? Demostrando dos cosas: primero, que tienes muy claro lo que quieres hacer y por qué, y segundo, que sabes de lo que estás hablando y estás preparado para aprovechar al máximo tus estudios. Es fácil decir esto pero no tanto hacerlo cuando te plantas delante de la pantalla y no sabes ni por dónde empezar. Sinceramente, te recomiendo leer
esta entrada en el blog GlobThink sobre la preparación de la memoria y esta otra sobre la entrevista. A mí me ayudaron muchísimo a la hora de preparar mi solicitud.

Me gusta especialmente el consejo que recomienda que encuentres algo que te diferencie del resto de candidatos, que haga que te recuerden. Por desgracia, después de mucho pensar, no encontré nada que me caracterizara de manera particular más allá del hecho de que colecciono patitos de goma y sería capaz de quedarme dormida de pie en medio de la Gran Vía, así que lo sustituí por pasión y entusiasmo.
Aun así, estoy convencida de que es una buena idea.

Aquí está el resto de aspectos que deberías tener en cuenta:

1. Introducción. Siempre está bien empezar con algo creativo y que llame la atención, aunque recuerda que no vas a tener espacio como para perderlo en grandes florituras que no aporten nada. Yo fui a lo clásico y dejé claro, en unas pocas frases, lo que quería estudiar y por qué. Concretamente, expliqué que quiero adaptarme a los cambios que se están produciendo en el sector al que me dedico (el periodismo) y que ahora es el mejor momento para hacerlo tanto por la situación general como por la mía propia. Cada uno verá cuál es su caso.

2. Trayectoria. Cuenta, muy brevemente, lo que has hecho hasta ahora. ¡No te alargues! Para eso ya está el resto de tu solicitud y tienes muy poco espacio. Menciona las cosas más importantes y que tengan que ver con lo que quieres hacer, y relaciónalas con los estudios que quieres cursar. Si estás planteando algo que en principio no tiene mucho que ver con lo que has hecho hasta ahora, explica por qué este cambio y qué te ha llevado a interesarte por un nuevo sector. Hay poco espacio, no lo desaproveches.

3. Desarrollo. Ahora sí, profundiza. Cuenta con detalle cuáles son tus objetivos y cómo los estudios que propones te van a ayudar a alcanzarlos. Que no parezca que no sabes qué hacer con tu vida y que pides la beca porque lo de irte fuera una temporada suena bien. Sé concreto: ¿qué quieres hacer cuando termines? ¿A qué quieres dedicarte y por qué necesitas este master o doctorado para ello? Sí, todos sabemos -y "la Caixa" también- que las cosas cambian y que es muy probable que al final eso no dependa de ti, pero ¿a dónde quieres encaminarte? Este es el momento en el que yo hablé también un poquito de cómo veo la situación del sector en general, lo que creo que se puede hacer para mejorarla y cómo lo que quiero estudiar me ayudará a hacerlo. Aquí es donde puedes dejar claro que sabes de lo que estás hablando e intercalar alguna referencia a tus propios conocimientos y experiencia.

4. ¿Por qué Estados Unidos, por qué esa universidad, y por qué ahora y no antes o después? De nuevo, todos sabemos que es posible que tu universidad preferida no te acepte y que al final vayas a otra pero, ¿cuál se adapta mejor a lo que quieres hacer y por qué? Y, ¿por qué es este el momento perfecto para hacerlo? Yo añadí además una referencia muy breve, de una frase, a las otras dos universidades que puse en la solicitud como favoritas.

5. Resumen. La memoria es importante y el resumen es como la memoria concentrada, así que cuídalo al máximo. El mío consta de tres frases. La primera explica a dónde quiero dirigirme profesionalmente en el futuro, la segunda dice qué quiero estudiar y la tercera resume por qué lo que quiero estudiar me ayudará a alcanzar mi meta.

6. Estilo. Por supuesto, la memoria tiene que estar bien escrita y ser clara y correcta. Además, añadiría algo que para mí es crucial: que no sea aburrida. El comité va a leer cientos de redacciones; no les duermas. No se trata de contar chistes, pero sí de mostrar entusiasmo, de resultar interesante. Puedes hablar un poco de tu disciplina, que se sepa que conoces bien tu sector, sea el que sea, pero recuerda que no estás escribiendo un ensayo científico, sino que estás explicando por qué mereces una beca. Que se vea quién eres, que hay alguien detrás de ese texto. Que no suene a folleto de medicamento lleno de lugares comunes.

Buena suerte. Otro día hablamos de la entrevista y de preguntas frecuentes.

La foto es de
Locustone.

jueves, 14 de abril de 2011

Viejos en cuerpos de niños



Creo que no es la primera vez que comento lo muchísimo que me fascinan las fotografías de viejos metidos en cuerpos de niños. Antanas Sutkus tiene muchísimas. Es lo que más me ha gustado de la exposición que he ido a ver esta mañana en
Le Chateau d'Eau de Toulouse, un molino rehabilitado que acoge muestras tan interesantes como la de este lituano, considerado uno de los fotógrafos más importantes de la ex Unión Soviética.

Sutkus retrata la vida cotidiana de la Lituania comunista y mira a sus protagonistas a los ojos mientras juegan, mientras trabajan o mientras reflexionan. Y, sin embargo, creo que se me han escapado muchas cosas, esos detalles que -según entiendo en el folleto en francés que me he llevado a casa- debieron de hacer que casi acabara en prisión por no comulgar con las reglas del régimen soviético.

Entre Indr
ė contándome anécdotas de su país cuando salimos de clase y esto, me están entrando muchas ganas de conocer más sobre la historia lituana.

lunes, 11 de abril de 2011

Fresh Meat Derby Girl



Yo quería una actividad con la que llenar mis ratos muertos en Toulouse y, de paso, conseguir un culo duro. Me metí en un equipo de Roller Derby y ahora me encuentro leyendo páginas y más páginas sobre reglas extrañas, buscando vídeos de campeonatos en Youtube, considerando la posibilidad de hacer un pedido de calcetines y pidiéndole a mi monsieur a las once de la noche que me acompañe a patinar. Tengo que reconocer que lo de frenar con precisión es una ciencia que no domino, que me he caído de maneras que ni siquiera estaban inventadas y que aún no he salido del grupo de las principiantes, pero me siento orgullosa de mis pequeños progresos. Qué cosas, he tardado 29 años en encontrar un deporte que me enganchase.

Escribo esta entrada con el secreto propósito de que alguien de Zaragoza la lea y se anime a montar una liga, para que el día que vuelva a mi casa pueda unirme a, qué se yo, las Ebro Lion Queens o lo que sea. Pero, ¿qué es eso del Roller Derby? Os dejo la explicación sencilla.

Es un deporte de contacto en el que dos equipos de patinadoras sobre ruedas compiten dando vueltas a la vez en una pista ovalada. La jammer de cada equipo es las que marca los puntos, adelantando a las chicas del equipo contrario. Sus compañeras deben ayudarla a traspasar la barrera que forman las oponentes mientras, a la vez, bloquean a la jammer del otro equipo. Los golpes con la parte superior de los brazos, los muslos y el culo están permitidos. Los codazos, patadas, puñetazos o golpes por la espalda, no.

Aquí os dejo un vídeo con la explicación. Aquí, otro. Los dos están en inglés, pero son muy esquemáticos.

Los orígenes del Roller Derby datan de la primera mitad del siglo XX. Se popularizó en los 70
en Estados Unidos en forma de espectáculo a lo Wrestling, pero no fue hasta hace unos diez años que el deporte resurgió tal y como es ahora. La mayor parte de las ligas actuales son femeninas, compiten en pistas planas y se rigen por las normas de la Women´s Flat Track Derby Association (WFTDA). Es importante saber "a qué estamos jugando", porque también hay equipos masculinos, de pista inclinada (Banked Track) o de Renegade, que es una variante "sin reglas" muchísimo más violenta. Vamos, que este vídeo de las Texas Roller Derby Girls mola, pero conviene ser consciente de que si al día siguiente llegas a tu equipo y le pegas un guantazo a la de delante, te van a penalizar.

El Roller Derby es todavía un deporte muy joven en Europa. Aquí los de Toulouse, que son de los veteranos en Francia, tienen algo más de un año. En España, los primeros equipos nacieron a finales de 2010 o principios de 2011. Os dejo aquí una lista con lo que he podido encontrar.

- Tenerife Roller Derby. Son las primeras.
- Barcelona Roller Derby. Recién creadas y muy activas, por lo que parece.
- Barcelona Derby Dolls. Según entiendo, se trata de una escisión de las Barcelona Roller Derby surgida tras algunas discrepancias. Están haciendo también muchas cosas.
- Tarragona Roller Derby. Me encanta su logo gladiador y que hayan vinculado su imagen a su pasado romano.
- Lliga Catalana de Roller Derby. Agrupa a las dos anteriores.
- Roller Derby Madrid. Están empezando.
- Valencia Derby Terrors. Están empezando.
- Roller Derby Cáceres. Están buscando a gente para formar el equipo.
- Roller Derby Salamanca.
Están buscando a gente para formar el equipo.

Si quieres unirte a alguno de estos equipos, ponte en contacto con ellas. Ya verás, estarán encantadas de acogerte aunque no tengas ni idea. Y ahora sí, lo digo directamente: ¿nadie se anima en Zaragoza? Desde mi absoluta ignorancia y "novatez", estaré encantada de ayudar desde la distancia.

La foto es de mis queridos patines y mi casco. Ah, no dudéis en corregirme si he metido la pata en algún punto. No soy más que fresh meat que acaba de comenzar.

viernes, 8 de abril de 2011

Becas "la Caixa": la solicitud



Sigo con la lista de entradas que pretenden ser útiles para conseguir una beca para estudiar en Estados Unidos. El siguiente paso: la solicitud.

Vale, ya te has decidido y vas a presentarte. Empiezas a leer todo lo que hay que enviar y rellenar y, horror, parece más difícil que hacer la declaración de la renta y que te devuelvan dinero. Pasito a pasito, que no es para tanto. Eso sí, esfuérzate al máximo para que sea lo mejor posible. Todo el mundo puede tener posibilidades, pero se va a presentar muchísima gente. Si vas a presentar algo descuidado por falta de tiempo o ganas, déjalo para otra ocasión, porque no te servirá de nada.

"la Caixa" ya sólo acepta que envíes la documentación a través de su sistema online. Esto es ma-ra-vi-llo-so, créeme. Ahorras papel, tinta y el gasto de enviar pesados sobres. Además, la web te guiará paso a paso sobre lo que debes hacer para que no se te olvide nada. Es sencillo y cómodo. Solo hay dos problemas: uno, que quizá tengas que buscar la manera de enviar esa cosa tan maja que hiciste y que quieres que vean, y otro, que te vas a volver loco para comprimir los documentos y que resulten legibles.

Vamos por partes. El sistema online consta de varios apartados con campos obligatorios y opcionales. Intenta aprovecharlos al máximo. ¿Tienes publicaciones? Inclúyelas. ¿Páginas o blogs representativos de tu trabajo? No olvides adjuntar el enlace. En algunos casos puede resultarte interesante crear tu propia web para estar seguro de que no te dejas nada. Yo no lo hice, pero creo que para disciplinas artísticas o, incluso, para periodismo, puede ser una muy buena manera de mostrar lo que has hecho.

La convocatoria pide dos cartas de recomendación, pero deja espacio para enviar hasta cuatro. Yo mandé todas, intentando que fueran de personas que representaran mi solicitud para estudiar nuevos medios y periodismo online a todos los niveles: el académico, el periodístico y el online, es decir, profesores y jefes.

¡No olvides ninguno de los títulos que te piden! En expedientes un poco largos, con varias páginas, puede que el sistema se te quede corto. ¡A comprimir, pero sin que deje de leerse! Truquillos: fuera el color, resolución muy baja en las páginas en las que no hay texto y recortar márgenes innecesarios al escanear. Seguro que tu primo el diseñador o tu tío el informático te darán otros mejores. No lo dejes para el último día, que lleva su tiempo.

En cuanto a los idiomas, la convocatoria general pide un nivel de inglés de 95 en el TOEFL Internet based, Certificate inAdvanced English (CAE) con A o B, o un 7 en el IELTS. En el caso del MBA la exigencia es algo mayor. Personalmente, te recomendaría que presentaras el TOEFL y que lo hagas con la mejor nota posible, sin apurar. No puedo decir si te ayudará a que logres la beca, pero es el único título que te van a aceptar en todos los centros estadounidenses.

Sí, es un coñazo gastar dinero en un examen cuyos resultados solo te van a servir durante dos años, pero piensa que, aunque ahora parezca imposible, si te eligen te vas a tener que poner las pilas para entregar toda la documentación que piden las universidades, que no es poca. Si a ello tienes que sumarle la preparación para este examen, vas a enloquecer. E imagina lo lamentable que sería que te dieran la beca y la perdieras porque no tienes nota suficiente para entrar en ningún sitio. Con A o B en el CAE, desde luego, no deberías tener problemas para sacar el TOEFL con buena nota, pero más vale estar seguro. Por otra parte, mira los requisitos de las universidades a las que te gustaría ir. Aunque para la beca sea suficiente con un 95, puedes encontrarte con que en algunos estudios, como periodismo, te piden hasta 114 o 115.

Ah, y un detalle: planifica bien las fechas en las que presentas al examen. Recuerda que tendrás que esperar unas semanas para tener los resultados, así que no lo dejes para el último momento. Pero, si puedes, cuenta también con que -aunque oficialmente los resultados tengan dos años de validez- algunas universidades solo los aceptan si tienen un máximo de 12 o 18 meses de antigüedad, así que no lo hagas con demasiada antelación. Sí, de locos. Pero es lo que hay.


En realidad, lo más importante de la solicitud es la memoria y, sobre todo, la entrevista. Eso lo dejamos para otro día.

La foto de
Locustone y no tiene nada que ver con la entrada, pero esto de la carretera y la curva me ha parecido muy simbólico. Vaya, que no me apetece pensar ni buscar más.