jueves, 12 de mayo de 2011

Cacas de merde



Si hablas con un francés sobre prácticamente cualquier cosa, te dirá que en Francia se hace mejor. Las fresas están más ricas en Francia, la gente se viste mejor en Francia, las chicas son más guapas en Francia, los trabajos son mejores en Francia y las calles están más limpias en Francia. ¡Meeeec! Te equivocas, mon ami. Ohlalá, ¿qué es eso que acabo de pisar? Una mierda de perro, por supuesto.

Toulouse es una ciudad preciosa, pero tiene un pequeño problema con los "residuos", por así decirlo, de los que la pueblan. Lo de recoger los excrementos de los animales no está muy extendido por aquí. Y, ya que no los vas a recoger, ¿por qué impedir que los dejen en medio de la acera? El pasillo de la entrada de nuestro edificio huele regularmente a pis. Yo no entendía nada, hasta que comprendí que los dueños de perritos no tenían ningún inconveniente en dejar que sus mascotas hicieran sus necesidades en la puerta, justo en la esquinita, para que todo impregne la madera y se cuele bien dentro. Meter los cartones en el contenedor de reciclaje es todo un desafío a la nariz, y esta vez el origen del meado no es animal. Y ayer experimenté una maravillosa tarde de cervezas junto al río contemplando cómo el espacio del parque destinado teóricamente a pasear a los perros era utilizado como baño público por unos 50 tíos.

Bueno, vale, esto último también podría pasar en Zaragoza. Pero al menos hemos superado lo de las mierdas por la calle. Mi monsieur lo comenta con admiración, pero está claro que la única diferencia es que en la práctica aquí no se ponen multas. No lo digáis muy alto, por favor. Estoy segura de que puedo conseguir que un francés explote como un globo si le digo que los españoles son más cívicos. Solo espero que llegue el momento adecuado.

4 comentarios:

guitarboy dijo...

... y no te olvides de los vinos todo el mundo sabe de vinos..

illeR dijo...

Franceses.....

Me gustaría viajar este año a París, con un poco de suerte me topo con algún francés simpático allí y cambio de opinión con respecto a ellos... Creo que ya te lo dije en una ocasión mis experiencias francesas de larga duración han sido nefastas, dos de mis jefes eran franceses y eran creídos al máximo.... siempre me pregunte si serían tan capullos por ser jefes o por ser franceses...

Uno de ellos cuando acababa de llegar a España tuvo la genial idea de volver de madrugada por un camino de tierra que une Sevilla con un pueblo cercano en bicicleta. El camino en cuestión esta por las noches lleno de camellos, yonkis y putas. Le advertí que era peligroso, que tuviera cuidado y me soltó con la cabeza bien alta: Buahh, será peligroso para los españoles, no para los franceses....
Y como esa unas cuantas perlas... En fin que me caen mal, y si tienen las calles llenas de mierda casi que me alegro, asi las pisen todas!!

marmota dijo...

??? Pues sí, vaya perla... Pero a mí los franceses me siguen gustando. :)

guitarboy dijo...

... y a mi las francesas ;)