domingo, 8 de mayo de 2011

Becas "la Caixa": preguntas frecuentes



Pues nada, una recopilación de dudillas sobre las solicitudes para las becas de estudios de posgrado en Estados Unidos de "la Caixa" que me surgieron en su momento, que me han preguntado o que he visto por ahí.

1. La pedí una vez y me rechazaron. ¿Lo vuelvo a intentar? ¿Y lo digo?
Sí, definitivamente. Se presenta muchísima gente. Que te rechacen una, dos o tres veces no quiere decir que no te vayan a seleccionar otra vez. Piensa en qué falló tu solicitud (sobre todo, en la entrevista) y qué puedes aportar ahora que no aportaste antes. Sobre lo de decirlo o no, es una decisión personal. No era la primera vez que yo la pedía, y mucha gente me recomendó que no lo contara, porque implicaba decir que no me la había merecido otras veces. Yo lo vi de otra manera. En una beca que piden cientos de personas, que no te seleccionen no quiere decir que seas un inútil, sino solo que en ese momento había 40 personas que, por las razones que fueran, la merecían más que tú. Si tú sigues interesado año tras año estás demostrando que realmente te interesa y que no ha sido una ocurrencia de un día. En mi solicitud dije que no era la primera vez y expliqué por qué consideraba que ahora estaba más preparada que antes. Bueno, por ello o a pesar de ello, me la dieron.

2. Me preguntan que a qué universidad quiero ir, pero yo sé que es posible que no me acepten allí, así que tampoco me importaría ir a otra que ofreciera un master similar. ¿Qué hago? ¿Qué digo?
No te obsesiones ahora con eso. Piensa en la universidad a la que te gustaría ir y por qué. Todo el mundo sabe, y los de "la Caixa" también, que igual no te aceptan y acabas en otra, pero no es el momento de preocuparse. ¿Por qué quieres ir a esa universidad? ¿Qué ofrece que no puedas encontrar en España? Explícalo. El plan B ya llegará después. Después de todo, puede que sí que te cojan. Y puede que, como en mi caso, finalmente te acepten en la universidad en la que parecía imposible entrar y seas tú el que, tras hablar con profesores y estudiantes, decidas que en realidad es mejor ir a otra. Los de "la Caixa" entienden que este proceso es complejo, pero es importante que tengas claro qué es lo que quieres hacer.

3. ¿Cuándo me dirán si me han seleccionado para la entrevista o no? ¿Y después, si me han dado la beca? ¿Me avisarán si me rechazan o tengo que irlo mirando yo?
Depende de los años, pero en cualquier caso te comunicarán si has sido seleccionado o no. A mí me llegó el mail dos meses después del cierre de la convocatoria. La confirmación de que me daban la beca llegó dos o tres semanas después de la entrevista. Te avisarán, no te preocupes.

4. Mi expediente académico es normalito. ¿Tengo alguna posibilidad?
Sí, si aportas otras cosas. Hablamos de eso
aquí.

5. ¿Tengo que decir que quiero entrar en una universidad de la Ivy League para que me den la beca? El master que me interesa está en una pública.
En Estados Unidos hay buenísimas universidades públicas, como UC Berkeley. Que sea privada no quiere decir que sea mejor. Por otra parte, si tú quieres ir a esa universidad y no a otra que a primera vista tiene más reputación, por algo será. ¿Por qué te gusta? ¿Buenos profesores? ¿Un programa particularmente innovador? ¿Mucho prestigio en tu área de estudio, aunque no necesariamente en otras? Explícalo. Es mucho mejor que tengas buenas razones para ir a una universidad menos conocida que que hables de un centro reputadísimo "porque sí, porque es famoso".

6. Quiero hacer Bellas Artes, o Música, o Humanidades, o Fotografía. ¿Estas becas no son solo para gente que quiere hacer MBA, ingenierías o cosas científicas?
No. Son para cualquier disciplina. Solo tienes que mirar el directorio de becarios para ver que hay gente de todo tipo.

7. ¿Qué título de inglés debería presentar?
Salvo en el caso de los MBA, con el
Certificate in Advanced English (CAE) con A o B es suficiente. Sin embargo, yo te recomendaría que presentaras el TOEFL con la mejor nota posible. Es el único título que te aceptarán en todas las universidades estadounidenses, y agradecerás tenerlo en el caso de que finalmente te den la beca. Además, tener un nivel de inglés superior al mínimo exigido te ayudará a que tu solicitud sea aceptada. Hablamos de todo eso aquí.

8. ¿Qué parte de la solicitud es la más importante?
Sin duda, la entrevista. "la Caixa" selecciona un porcentaje bastante alto de solicitantes para hacer la entrevista. Es ahí donde de verdad te la juegas. Dicho esto, todo lo demás es también relevante. Intenta presentar una solicitud lo más completa posible.
Hablamos de todo eso aquí.

9. ¿Menciono mis actividades extracurriculares o las cosas que hago que no tengan que ver con mis estudios?
Sí, a no ser que te dediques a atracar a abuelitas, claro. No pierdas mucho espacio con estas historias en la memoria, a no ser que esté relacionado con lo que quieras hacer, tengas que justificar un cambio de dirección en tus planes profesionales o sea impresionante, pero no dejes de mencionar voluntariados, blogs (bueno, si son de esos con hadas y purpurina, mejor no) o méritos deportivos en algún punto de tu solicitud. A los estadounidenses les gustan mucho estas cosas y harán que te diferencies del resto. En el discurso de entrega de las becas, el presidente de la Caixa destacó a becarios que habían puesto en marcha
proyectos interesantísimos de cooperación o que habían sido campeones de no-sé-qué deporte. Esas cosas también hablan de ti como persona, como estudiante y como trabajador.

10. ¿A quién le pido las cartas de recomendación?
A personas relacionadas con lo que quieres hacer y que puedan hablar de ti como estudiante o trabajador.
La convocatoria pide dos cartas de recomendación, pero deja espacio para enviar hasta cuatro. Yo mandé todas, intentando que representaran mi solicitud a todos los niveles, tanto el académico como el profesional. Aquí siempre se dice que mejor un catedrático que un profesor asociado, aunque -y esto es una opinión completamente personal- creo que es preferible la carta de alguien poco conocido que hable de ti con detalle y te recomiende de manera entusiasta que la de un figura reputado que solo diga, como en un formulario estándar, "recomiendo a Pepito para estos estudios". En todo caso (y esto es, de nuevo, una percepción mía), no creo que esta sea la parte más importante de la solicitud. Hablamos más de la solicitud aquí.

La imagen es de
Kilian Arjona.