sábado, 19 de marzo de 2011

Lección 24, ejercicio 4



- ¿Has dejado tu trabajo fijo en un puesto de lo tuyo en una compañía conocida en estos tiempos de crisis?
- Eeeeeh... sí.
- ¿Has encontrado otro curro?
- Pues... no.
- Bueno, al menos cobrarás paro.
- No, tampoco.
- ¿Y qué vas a hacer?
- De momento, irme a Francia.
- Ajá... Buena suerte.

Bueno, pues ya está. Desde hace dos días vivo felizmente en la ville rose, donde hace ahora dos años conocí a mi monsieur. En realidad, esta es la primera de las novedades a las que me voy a enfrentar este año. Dentro de unos meses cruzaré el Atlántico para volver a la universidad e intentar especializarme en nuevos medios y periodismo digital. Como todos los cambios, me da miedo. Pero creo que es lo mejor.

No, no he dejado mi trabajo por amor. Y tampoco para irme a Estados Unidos. Las motivaciones son más complejas y están más enmarañadas que ninguna de esas explicaciones. O no, puede que en realidad sean muy simples, pero eso lo dejo para otro día.

À plus tard.

5 comentarios:

Victoria dijo...

Sea por el motivo que sea, te deseo muchísima suerte y muchísimos momentos felices, Marta.

Besos, aventurera ;D

begusa dijo...

enhorabuena marmota valiente ;)
(dedos cruzados de buena suerte desde alicante)

marmota dijo...

Gracias. :)

closada dijo...

¡Ay, pichón! Bien sabes que siempre apoyaré esa actitud: hacer lo que pide el cuerpo, sea por la razón que sea.

Un besico viajero

marmota dijo...

Te quiero mil. :)