martes, 7 de diciembre de 2010

Retratos



Me volví a topar hace poco con esta fotografía de Marilyn Monroe y pensé que tenía que dedicarle una entrada. Y, en una de esas casualidades que aparecen como quien no quiere la cosa, como cuando en el restaurante al que vas ponen tu plato favorito en el menú del día, dos días después el profe de foto nos mostró la imagen en una clase de retrato.

Nos contó que Richard Avedon se acercaba mucho a sus modelos, que hasta los intimidaba, hasta lograr sacar de ellos esa expresión que muestra lo que llevan dentro. La foto de la preciosa y perfecta Marilyn, cansada y perdida, es el mejor ejemplo. Me encantaría ser capaz de tomar, algún día, una imagen como ésta.

¿Sabéis que a finales de noviembre
otra de sus obras se vendió por 841.000 euros? No me parece, ni muchísimo menos, la más interesante, pero ya se sabe. Así es el arte.

4 comentarios:

closada dijo...

Richard Avedon es brutal. Me encanta este señor. Es grande, muuuuy grande.
Hace unos años vi en Barna una exposición de él que me impresionó totalmente. Recuérdame que te enseñe el catálogo. Ya verás, ya...
Besicos fotográficos

illeR dijo...

Hay fotografos que se empeñan tanto en sacar a la gente guapa que se olvidan de lo importante que es captar la esencia de la persona.

partybets dijo...

Me encantaba Richard Avedon. A parte de ser un fotógrafo atípico, era un transgresor, ya que a pesar de trabajar en el superficial mundo de la moda estaba comprometido con un montón de problemas sociales. Os recomiendo su obra "In the American West", es una auténtica pasada.
Esta foto de Marilyn es una de mis favoritas. La única de las que conozo en la que no se muestra explosiva seduciendo, sino como tú dices, perdida y cansada.
Un saludo

Canichu, el espía del bar dijo...

Pero el problema de muchos de los retratos que no vemos normalmente, como este, es el de los derechos de imagen. Si un artista vivo tiene una agencia eficiente a su servicio evitarán a toda costa que se logre ver en los medios, al menos que la imagen pueda generar ingresos de algún modo, ya por Avedon, ya por mito de Monroe. Es como lo de Amy Winehouse, su imagen viciosa decadente vende y eso lo ponen tal que así, pero si por contra nos fijamos en Duffy nos verás de ella ni una sola imagen de ese tipo. En los archivos de televisiones la mayor parte de imágenes interesantes no salen en favor de otras menos interesantes pero que venden un tipo de imagen de un personaje. Esto es real. Las agencias de artistas, deportistas y otras celebridades si cuidan mucho de esto, siempre que sean eficientes. Saludos.