miércoles, 13 de octubre de 2010

Pyongyang


Siento una enorme curiosidad por Corea del Norte. Así, como suena. Estos días veo la consagración de Kim Jong-un como heredero del líder norcoreano, Kim Jong-il, en esos enormes desfiles de Pyongyang y me pregunto cómo puede no desmoronarse un pais en semejante situación.

¿Cómo viviría ahí? ¿Cómo sería despertar cada mañana con el sonido de una sirena preparada para que todos nos pongamos en marcha al mismo tiempo?* ¿Y el trabajo "voluntario"? ¿Y la adoración a ese hombrecillo inquietante?

Hace poco leí Pyongyang, el cómic de Guy Delisle. Básicamente cuenta la historia de un tipo que fue a Corea del Norte y se aburrió mucho. ¿Cómo no iba a hacerlo, con sus movimientos totalmente restringidos y la imposibilidad de hacer prácticamente nada que no estuviera dentro de los parámetros férreamente establecidos por el sistema?

Mira las insignias del partido. Observa las imágenes del padre y el hijo, extrañamente preparadas para que parezcan poco menos que la misma persona. El hambre. La durísima represión.

No os perdáis el reportaje de Rosa María Calaf. Es viejo, pero no tiene desperdicio. Me gustaría escuchar la voz sincera de un norcoreano sobre la situación del país, pero es imposible. Y alguien tiene que contarlo.

*Lo del Bendita y alabada es otra cosa.

7 comentarios:

coleto dijo...

Yo me acordé el otro día de este cómic (además de porque me acuerdo de él cada vez que hablan de corea del norte) por la cabecera que ha hecho bansky para los simpsons

hesisair dijo...

A mi también me ha producido siempre una fascinación extraña ese país. La férrea dictadura, el hecho de que sea un sistema comunista hereditario (toma contradicción) y el hecho de que no haya ni un solo escape de información, algo dificilísimo.
Me imagino que algún día se conseguirá acabar con este anacronismo histórico. Algún día.

Cleo dijo...

Pues me han entrado ganas de leer este cómic, que ya llevo tiempo si pillar uno con gusto.

Besicos ;)

zero izquierdo dijo...

Me sucede lo mismo que a Coleto, no puedo evitar acordarme del cómic cada vez que oigo mencionar a Corea del Norte.

Y me sigue aterrando pensar cómo puede manipularse de esa forma a un país entero.. creo que ni Orwell pudo imaginarlo en la peor de sus pesadillas

closada dijo...

¡Joder! Parece interesante el tebeo. Creo que voy a pillarlo y darme el gustazo de leerlo.

Besicos entre viñetas

illeR dijo...

Es bueno este comic si, y a mi me pasa como a zero izquierdo, cada vez que oigo hablar de corea del norte o de birmania me acuerdo de los comics de Delisle

celebes2 dijo...

Hermético. Cerrado a cal y canto. Es normal que nos produzca curiosidad, pero ... desde fuera.

Hace un tiempo vi un documental sobre las fugas y ... hay que echarle un par para salir de ahí jugándotela.