jueves, 4 de febrero de 2010

10 cosas que odio de los aeropuertos


  1. El precio de los medios de transporte que llegan hasta ellos.
  2. Llevar dos chaquetas, un abrigo, un gorro, una bufanda y unos guantes a 25 grados porque no hay forma humana de meterlos en la mochilita que no quiero facturar.
  3. Mostrar mis calcetines agujereados y tener que irme sujetando los pantalones que sin cinturón se me caen con el pasaporte en la boca tras pasar por el arco de seguridad.
  4. Contemplar cómo un tío empieza a sacar todas mis bragas del equipaje para sacar unas cajitas metálicas del fondo que le parecen sospechosas.
  5. Volver a intentar meter, en dos minutos y siempre a la vista de todos, todas las cosas que en casa he tardado una hora en organizar.
  6. Que el aburrimiento me lleve a comprar comida sin cesar, repugnante y a precio de oro.
  7. El dolor de barriga posterior a la ingesta de bocadillos reblandecidos, chocolatinas y caramelos.
  8. Las filas ante la puerta de embarque, la eterna espera y la gente que se cuela sistemáticamente.
  9. La imposibilidad de encontrar un hueco para meter la maleta en el avión cuando decido que voy a subir la última.
  10. Las despedidas. :(
Nota 1: Sí, he volado lo suficiente como para haber asumido todo esto ya.

La imagen, claro, es de Plétora de Piñatas de Mauro Entrialgo. Por cierto, ahora que Interneteo y Aparatuquis ha cerrado, vuelvo a echar de menos mi efecto solomillo.

12 comentarios:

Locustone dijo...

Tus calcetines no tienen agujeros! :P

marmota dijo...

Algunos sí... ^^

CRD dijo...

yo añadiría los puntos colas, colas y más colas, odiosos retrasos y el miedo a perder el avión... como no facturas no añado el de la maleta...

George Clooney no existe. Es imposible.

marmota dijo...

Sí. Y la confusión.

Palomares dijo...

El café. Qué malo es el café en los aeropuertos.
También me saca de quicio que una guardia civil con el cuerpo de una supermodelo se empeñe siempre en hacerme un minucioso cacheo personal. Ay, no, espera, lo que me saca de quicio es que no lo haga. Y que ni siquiera exista esa guardia civil.

marmota dijo...

A mí me saca de quicio que los más bordes sean de seguridad privada. Me dan ganas de decirles: "oiga, usted no me da órdenes".
La gente con cuerpo de supermodelo no se dedica a controlar la seguridad en los aeropuertos. Es extraño, pero es así.

Sally dijo...

Pero los aviones significan que viajamos y eso siempre es un placer...

Palomares dijo...

Tienes razón, la gente con cuerpo de supermodelo suele ser periodista, o creativo publicitario.

Palomares dijo...

O en casos extraños, supermodelos.

mery_mery dijo...

El verano pasado me fui de viaje, y claro, como parece que hace todo el mundo, escogimos Ryanair. Barato es, sobre todo comparando a la compañía con otras, pero no recomiendo a nadie llegar al aeropuerto de Standsted (Loncres) sólo 3 horas antes de embarcar, si no quiere pasar las calamidades que yo pasé.

Por supuesto la fila era interminable, y en un idioma que aunque manejo aceptablemente, no es el mío. Nuestro vuelo se había adelantado y un hombre que en un principio me pareció un maldito loco, empezó a decir que los del vuelo X lo siguieran. No me enteré en su momento y pregunté a un hombre, me dijo que lo siguiera. Tuve que ponerme en una fila en la que unas mujeronas de despedida de soltera no parecían muy felices porque habían perdido el vuelo.

En resumen, tuve que pegarme en inglés con mucha gente, casi ponerme a llorar, correr mucho, pasar muchos nervios y gastar mucho dinero en el teléfono, pero al final lo logré. Y nunca volvería a repetirlo.

Un saludo :DD

illeR dijo...

Me uno a esos odios, por completo!!!

Y a mi me veran cara de maleante, porque siempre me registran el equipaje de mano y me cachean!!!!!!

marmota dijo...

@Sally El que no se consuela es porque no quiere...

@Palomares Sip. Seguratas no. El uniforme tapa demasiado y es un despedicio.

@mery_mery Voy a tener pesadillas con tu historia.

@illeR Maleante! Me encanta esa palabra! :D