miércoles, 4 de noviembre de 2009

El día que conocí a Leónidas


Ahora que Leónidas finge que ha muerto y deja comentarios bajo seudónimos poco disimulados, creo que ha llegado el momento de hablaros del día en el que lo conocí. El día en el que lo conocí en persona, quiero decir, y no sólo tras esa fachada que siempre es lo que escribimos.

Nunca he quedado con un bloguero, y si alguien pasa por aquí y me lo sugiere es probable que me entre la timidez y le diga que no. Hay excepciones, claro. La de Christian ya os la he contado. A guitarboy lo conocí fugazmente (él lo contó). Y a Chorche lo veo de vez en cuando, pero es distinto. También me siento en cierto modo cercana a Lola o a Ana, por poner un par de ejemplos. Y hay más, por supuesto. Pero hasta esa noche no había hablado con alguien, al que hasta ahora sólo había leido, para decir: "venga, hoy vamos a tomar algo".

Es curioso comprobar que la gente nunca es como te la imaginas. A la hora de la verdad, el tipo que escribe entradas de psicópata, comentarios misóginos y se mete con los comentaristas de otros blogs sin venir a cuento, el que tiene hordas de fans cansadas de escribir cartas de amor a presidiarios desconocidos, resulta ser... normal. En el buen sentido, claro, y obviando su alucinante capacidad para beber gintonics.

Un placer, Javi. Es gracioso; en internet todos somos personajes.

Sí, ya lo sé. Él se me adelantó y yo, que soy un desastre, he tardado un montón en responder. La foto es realmente de esa noche. Me dijo que si fotografías a alguien le robas el alma, o algo así muy peliculero. Me limité a quedarme con las bebidas. Y lo pasé bien. :)

10 comentarios:

thedishwashersdream dijo...

Yo las veces que voy a Madrid llevo las gafas de lejos puestas por si me encuentro con Ana Arándanos, lo que pasa es que entre tantos millones de personas lo tengo difícil. Ahora, que si me la cruzara tampoco me atrevería a hablarle, así que casi mejor.

Muy interesante el post que te dedica él a ti xD

Lola La Fleur dijo...

También pasa al revés. Conoces alguien que en persona no destaca por el don de la palabra, es soso/a o antipático/a y luego resulta que escribiendo es la mar de interesante.

Saludos guapa!

marmota dijo...

Hombre, lo que quería decir con "normal" es que no comía niños ni nada de eso, como podría parecer a veces leyendo su blog... :D
Ahora que lo releo, creo que no me he lucido mucho... La verdad es que lo pasamos bien y fue interesante, pero no quería hacer una entrada de "hablamos de esto y de aquello y qué bien lo pasamos"!

Alguna vez un par de personas me han dicho que me han visto por la calle y no me han dicho nada, qué mal! Yo estoy demasiado empanada, nunca me entero de esas cosas...

guitarboy dijo...

... asunto sobre el que yo escribí aquí un mal año por cierto..

marmota dijo...

Anda, lo había olvidado!
Voy a ponerlo...

Dani dijo...

Que envidia.

Supongo que ahora todos tenemos ganas de conocerte...

PD: por si alguien se lo pregunta no, la envidia sana no existe XD

Expediente X dijo...

Saludos Marta, marmota,
ya sabes yo te espero,
en mi Expediente X tal vez un blog más... con algún misterio más.
Saludos de otro Javi >_-

F. J. P. A. dijo...

Lástima que Leo haya muerto sin saber que conservaste aquella foto, le hubiera hecho ilusión saberlo. En cambio no le hubiera hecho maldita la gracia saber que lo defines como alguien "normal". Por lo que pude tratarlo (que fue mucho y durante mucho tiempo) me atrevo a afirmar que ni quería ser considerado normal ni en efecto lo era.

Y no finge estar muerto. Yo lo vi morir.

CRD dijo...

Que dramático

marmota dijo...

jurjurjur

Ya, ya supongo que a Leo no le habría hecho gracia...