lunes, 12 de octubre de 2009

El oso humano


Hay veces en las que pasear por Zaragoza es todo un placer. Por ejemplo, estos días. Bueno, justo estos días no, que no hay quien se mueva en la calle entre peñistas exaltados, adolescentes descubriendo las propiedades del alcohol y turistas en busca de la gran juerga. Pongamos los días justo anteriores al comienzo de las fiestas del Pilar. Los días en los que la ciudad apareció empapelada con este cartel.

La pregunta definitiva, la que tiene en vilo a la ciencia. ¿Venimos del mono... o del oso? Ya perdonareis que no respete la ortografía original. Me la voy a tomar como un maravilloso recurso estilístico que no conviene reproducir fuera de su contexto original: los anuncios del Gran Circo Mundial.

Por si toparse cada dos pasos con un oso tocando la trompeta no fuera suficiente, los responsables del espectáculo quisieron ir más allá y se llevaron a su peluda estrella a la puerta del Corte Inglés. Esto no lo vi pero me lo contaron, como lo del perro, la mermelada y Ricky Martin. Parece ser que el bicho, bien amaestrado, se dedicó a hacer cortes de mangas a un grupo de defensores de los animales que, empuñando carteles proteccionistas, exigían su liberación. No sé si será verdad, pero no me digáis que como escena no es algo digno de aparecer en una peli de Woody Allen de las viejas, de las que se parecen a la última que ha hecho.

Ya os digo, hay veces en las que pasear por Zaragoza es todo un placer.

Ah, a Christian también le llamó la atención. Anda que no nos reímos la noche que vimos los cartelitos...

9 comentarios:

NoSoloZaragoza dijo...

Buf, hoy he paseado por Echegaray y Caballero y no ha sido muy placentero que digamos, vaya olor a meados que había xDD

Tremendo lo del oso trompetero =) Hace tiempo que no paso por un circo pero recuerdo que los animales no estaban en muy buenas condiciones, que penica.

Anónimo dijo...

Me recuerda a tristes y ¿pasados? casos en los que se presentaba a osos afeitados como si fueran personas con rarezas. Claro que presentaban rarezas, como que no eran monstruos, sino osos afeitados. Los únicos monstruos de mi historia son las personas.

Y parece que de tu historia se puede decir lo mismo.

Eric dijo...

Si, yo también me lo plantee cuando lo vi en Tenor Fleta. Me pare y dije: ¿Me miraran raro por hacer una foto a un cartel del circo? Al final no lo hice, pero me plantee por dentro que estarían pensando los del circo, si han estudiado biología (AUNQUE EN EL CARTEL DEJEN CLARO QUE NO) y esas cosas, y me dije: El circo no me gusta, ahora menos, no me voy a dar mal rato por un oso. Besos de un adolescente descubriendo las propiedades del alcohol

carmncitta dijo...

jajaja, yo también flipé con la pregunta esta, el cartel me dejó sin palabras.

Yandrak dijo...

Leyenda urbana??? Aggg!

hesisair dijo...

Yo no sabría si quedarme con este o con el de los "Leones blancos venidos del espacio". Lo he visto esta mañana cuando iba a trabajar a las seis y me ha dejado anonadado...

marmota dijo...

Eso de venidos del espacio no lo he visto. ¿No me estarás intentando engañar? :D

marmota dijo...

@Eric, Sí, a mí me pasa lo mismo. La verdad es que no he vuelto a ir a un circo de estos desde que era pequeña, y no me gustan estas cosas, pero reconozco que el bienestar del oso trompetero tampoco es algo que me quite el sueño y que me he reido mucho con toda esta historia.

Pásalo bien! :D

marmota dijo...

@NoSoloZaragoza jajaja Sí, vaya paseo...

@Anónimo Hombre, en mi historia las únicas personas que menciono son los ecologistas, y tampoco es para llamarles mostruos. ;) (es broma, claro, que no sé quién está detrás de ese anónimo ni si me entiende!)

@crmencitta Pero es gracioso, eh? :D

Yandrak Qué sensible, sólo digo que yo no lo he visto! ^^