sábado, 22 de agosto de 2009

Juvilación


Del bar de los vocadillos, ese de Hernán Cortés, no se podía esperar más que un traslado por juvilación. Eso sí que es una buena imagen de marca, hombre. Y bien barata.

8 comentarios:

guitarvoy dijo...

... yo creo que el dueño no le ve ningún problema a ninguno de los dos rótulos..

Cloe dijo...

Jajaja.

closada dijo...

¡¡¡¡¡Qué grande!!!!!
el bar de los vocadillos y los bocadiyos (por el otro lado). Es una pena que se juvile. Se va otro de los grandes mitos de Zaraguaya...

Bisous, quillita

Expediente X dijo...

Hoy en día eso de la juvilación a veces no está tan mal. Saludos Marta y A PARTIR DE AHORA MÁS... EN MI EXPEDIENTE X, TAL VEZ UN BLOG MÁS... .

Bellota dijo...

Que vueno!! ;-)

carmncitta dijo...

vuenísimo jaja

Mujer imperfecta dijo...

Siempre me fijo en ese bar, el dueño tiene fijación por las uves,¿se llamará Venancio Vicente o algo así?

marmota dijo...

O Roverto Cavañas? :D