sábado, 29 de agosto de 2009

Cómo sobrevivir a los zombis


He decidido que últimamente me tomo demasiado en serio. Así que, para compensarlo, os voy a confesar alguna de mis miserias. Como la de los zombis.

A mi amiga Ingrid, a la que le encantaba Bukowski, le aterrorizaban. A mí, no demasiado. Al menos, no tanto como las muñecas que giran la cabeza y te miran siniestramente, el riesgo de comprar un par de zapatos sin darte cuenta de que son de distinto número o la posibilidad de llamar a un alcalde pensando que es el de la oposición. Así que pensé que podría ver Dead Set, dar unos grititos y partirme de risa con los de Gran Hermano pensando que les están poniendo a prueba a golpe de cadáveres y el policía que, "dadas las circunstancias", es decir, la invasión de muertos vivientes, está dispuesto a dejar pasar lo de que hayas saqueado el supermercado "con una advertencia". Ah, pero no pensé que dos días después, cuando tuviera que dormir sola, iba a recordar las horribles imágenes gore y me iba a morir de miedo imaginando a los zombis rascando en mi ventana.

"Pero si cierras las puertas no podrán entrar", me dijo, sensato, ese francés simpático y mono. "Ah, pero si los zombis británicos pueden correr -respondí yo-, ¿quién te dice que los españoles no puedan saltar hasta aquí?". "Sí, o bailar flamenco". Qué chistoso. Seguro que los franceses hacen huelga y comen pato.

Por suerte, el gran gato tenía una guía de supervivencia para zombis, un regalo de su hermano que no fue debidamente apreciado en su momento pero que estaba llamado a librarme de mis temores. Gran error: si tengo que cortarme el pelo y comprarme una pala shaolin para estar tranquila, mal asunto.

Finalmente, la solución vino de Facebook. Cómo no, de la mano de un test: ¿Sobrevivirías a un ataque zombi? Resultado: superviviente. Es clave responder que no te temblaría la mano a la hora de disparar a tu mejor amigo infectado, creo. Ya puedo descansar en paz.

Por cierto, ¿no os parece que la idea de disfrazarse de momia, ver a los Twangs, dormir en un cementerio y disfrutar de una comida caníbal es un plan irresistible? Se ve que no todo el mundo opina lo mismo, porque el plan de subir al Obuxofest no ha salido adelante. Vaaale, reconozco que las excusas han sido más o menos buenas. Y, así entre nosotros, quizá esto me haya asegurado el poder pegar ojo esta noche. O no. Me voy a ver Anticristo.

8 comentarios:

thedishwashersdream dijo...

Tu camiseta es genial!
Será que ante tanto vampiro eternamente adolescente y sensiblero estamos asistiendo a una reivindicación zombi?

guitarboy dijo...

... me encantan los zombies británicos que corren y los mutantes de la umbrella corp..

Locustone dijo...

El zombie no tiene uñas, y sus dientes no son tan temibles como las de un perro. También, pienso haberte encontrado el traje perfecto, para que tus noches sean más apacibles:
http://img33.imageshack.us/img33/5466/verybig1493.jpg
Hace falta justo que añadas un casco y guantes como aquellos a los que se utiliza para sacar los platos del horno. Te voilà invulnerable!

marmota dijo...

@thedishwashersdream Mmmmh, puede ser. Nadie se enamora de un zombi, eso seguro.

@guitarboy A mí no me encantan! Me asustan!

@Locustone Uh, qué cómodo... :D But I'm not afraid of the zombies anymore. The antichrist scares me now. ^^

NoSoloZaragoza dijo...

Hoooola ^^

Yo en Calafell hace unos años me compré una camiseta que ponía Ser maño mola mogollón xDDD No sé en qué estaría pensando.

Gracias por comentar, te agrego a mi blojj, voy a cotillear el tuyo.

Saludos

Psycho ZGZ

Pd. Los Twangs molan :)

Cloe dijo...

Me alegra que vieras Dead Set, considero que es una de las mejores series de la historia, pero bueno, que puede decir una fanática de los zombies como yo...

Besos!

Expediente X dijo...

Y a mí que me gustan los zombis, pero de cerca no por favor. Saludos, Marta Marmota.

marmota dijo...

@NoSoloZaragoza Ser maño mola mogollón? En Calafell? jajajajajaja

@Cloe Bueno, yo creo que ya he tenido suficientes zombis por un tiempo... :D

@Expediente X No, de cerca no! ^^