viernes, 19 de junio de 2009

Una historia que contar


-¿Y lo hicisteis?


-Sí, claro. En realidad era una tontería, pero en ese momento nos pareció algo muy transgresor.


-¿Aún conservas la foto? ¿Estáis todos?


-Sí. Bueno, casi. Creo que el único que no lo hizo fue Jesús, que nos vino con que la profe se iba a enfadar y que su madre le reñiría, y no pudimos convencerle. Así que salimos todos con los brazos cruzados menos él.


-¿Y qué pasó? ¿Os dijeron algo?


-Sí, bueno, nada importante. Que éramos unos payasos y que la foto era un recuerdo para toda la vida.


-En eso tenían razón.


-La verdad es que sí. Entonces qué, ¿lo hacemos?


-Sí, de acuerdo. Mañana todas, absolutamente todas las noticias del periódico incluirán la palabra "jerarquía". Pero que no falle nadie.


-No lo harán. Y dentro de 40 años todos recordaremos el ejemplar del 20 de junio.


La escuela de La Melusa cierra hoy sus puertas definitivamente. Seguro que cada alumno tiene una historia que contar.

5 comentarios:

Yandrak dijo...

Jo, qué historia más bonita, maja!!!

P.D. ¿Jerarquía? A mí me gustan más otras palabras... :D

Bellota dijo...

De recuerdos bonitos me gusta oir hablar. Una historia preciosa.

dr0sn0j dijo...

... seguro que la idea se le ocurrió al de la sonrisa profidén..

Anónimo dijo...

Desde luego ese se nota que estaba disfrutando
CRD

Espérame en Siberia dijo...

Sí, yo también creo que todos tenemos algo de Dr. Frankenstein. Como el chico que se construyó a la chica.


Un beso.