viernes, 6 de marzo de 2009

Sobreviviendo


Vuelvo. Necesito volver, después de tanto tiempo con esto abandonado. No es fácil cuando no tienes internet en casa ni tiempo ni para rascarte, pero voy a aprovechar las vacaciones para revivir a la marmota.

Mirando entradas viejas he recordado mis propósitos de enero del año pasado, que he cumplido más bien poco. Podría decir que después de todo lo que ha pasado en los últimos meses y de los giros de 180 grados que ha dado mi vida no se me puede pedir demasiado, pero sería una estupidez. Mi pequeña lista no podría haber sido menos ambiciosa, así que no valen excusas.

¿Alguien la recuerda?

En primer lugar, dije que utilizaría todos esos zapatos nuevos que me compro porque son bonitos y que nunca me pongo. No lo he hecho, claro. Sólo he añadido algún par nuevo a la colección. Alguna vez asumiré que yo no he nacido para ser una señorita.

En segundo lugar, prometí ponerme la crema para la cara e incluso añadí un nuevo bote, "reafirmante con retinol", al estante de los potingues, marca blanca del Mercadona (la única a la que soy fiel). Unos días más tarde Javi, que aunque en su web parezca seriote es un cielo, empezó a palparme las mejillas mientras decía "ay, qué blandita", lo que me hace sospechar que esto no acaba de funcionar.

Y, por último, me propuse no descuidar el blog y no añadir tantas cosas a la categoría "Días tontos". Lo primero, obviamente, no lo he cumplido en absoluto. Y, siendo sincera, no tengo ninguna esperanza de respetar lo segundo, así que lo mejor es asumirlo cuanto antes.

Curiosamente, también dije que no iba a exigirme "estudiar francés después de cada clase", ni "no dejar pasar una semana sin ir al gimnasio", ni "encontrar el trabajo de mis sueños" ni, por supuesto, "ser una persona maravillosa y estupendísima". Bien, ahora mismo estoy en Toulouse haciendo un curso intensivo, he vuelto al gimnasio con más o menos constancia, mantengo mi trabajo, que no es poco, y ante situaciones difíciles creo que he conseguido ser algo mejor persona de lo que se podría haber esperado.

Así que, este año, nada de propósitos. Simplemente, intentaré ser feliz.

Como ya contaba en el tumblr, encontré esta imagen en un blog, hace tiempo, y me recordó un poquito a mí. Se parece a un dibujo que me hizo alguien hace tiempo, pero entonces llevaba el pelo corto y sonreía.

11 comentarios:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Maldita sea, ¡compras zapatos que no usas, y la gente muriéndose de hambre por ahí! Qué superficial...

marmota dijo...

Ya ves, soy espantosa... Aunque ese tipo de argumentación siempre me ha llamado la atención. ¿Se moriría menos gente de hambre si me pusiera los zapatos o me acabase la cena?

carmncitta dijo...

yo llevo un par de años pasando de los propósitos y no me ha ido tan maaal xDDD..

a ti te pasa con los zapatos, y a mí con los bolsos.

Luego siempre acabo llevando el mismo bolso roñoso todos los días.

Yandrak dijo...

Y serás feliz, seguro!!!!No lo dudes!!!

Ludwig Constantine dijo...

Se te echa de menos, que lo sepas. A mí, con los zapatos, me pasa más bien lo contrario que a ti. Hasta que no los tengo destrozados no me compro unos nuevos. Es que no hay nada mejor que unos zapatos (o, en mi caso, más bien zapatillas) viejos. Vuelve pronto.

Manuman dijo...

Otra frase típica con los zapatos es la de que "hay que comprarse unos zapatos caros para que te duren más".

Yo con mis bambas voy al fin del mundo. Y con chanclas, si hace falta.

Lo mejor que se puede hacer es comprarse los zapatos que te estén cómodos y escribir en el blog que te siente bien. Y este te queda muy bien.

Un saludo, Marta.

Jesús dijo...

Me parece un gran propósito, espero que lo cumplas! Los que te leemos desde el silencio nos alegramos de tu vuelta. :)

Saludines,

Uncactus

closada dijo...

Fíjate, de nuevo por acá... ¡Qué bien, quillita! Aunque, ahora, prefiero que me cuentes las cosicas en persona, jajajaja.

Yo sólo tengo un proyecto (bueno, miento, tengo más, jajajaja), en mente: hacer una rica pasta proveniente de Roma para degustarla con una súper compinche a la que quiero un porronssito.

Bisous

marmota dijo...

Eres un sol!! Tenemos que hacer esa comidita rica, mmmmh...

Ah, carmncitta, con los bolsos también me pasa! :D

Ojalá, Yandrak! :)

Gracias, majos! Un besazo!

Expediente X dijo...

Me alegra tu regreso,
marta, marmota, je, je,
me dijsites que volverías,
y lo cumplistes,
un besazo de Javi
y hasta pronto!!!

coleto dijo...

Me alegro de tu vuelta