domingo, 8 de marzo de 2009

De vecinos y delantales


Me encanta mi nuevo hogar. El único inconveniente es que está encajado de malas maneras en medio de varios edificios y tengo a los vecinos tan cerca que casi puedo darles la mano. Se comen la luz y mi intimidad aunque, en realidad, todo el asunto tiene un cierto encanto marujil.

Enfrente vive -creo- una pareja, pero normalmente sólo la veo a ella, en braguitas y camiseta. A ella y a sus fotos de Marilyn en el pasillo. Encima vislumbro a un señor mayor que imagino tranquilo y apacible y a la derecha, en uno de los pisos con terracita, un grupo de chicos de algún país árabe hace de vez en cuando cenitas que parecen divertidas.

Lo que me tiene intrigada es esto que podéis ver en la imagen. ¿Convivo con un club de cocina? ¿El verde es para el rebelde del grupo? ¿Por qué quince delantales y un solo trapo? Tengo que seguir investigando.

Sí, vale, supongo que ahora mismo uno de mis vecinos está escribiendo en su blog sobre la chica del flequillo negro que hace fotos asomada furtivamente a la ventana...

12 comentarios:

Jesús dijo...

Creo que he llegado a dos conclusiones. Primero he deducido que no es posible que vivan unas 10 personas en el piso, por eso del acinamiento y tal, que me imagino fuera de contrato. Entonces he pensado a pensar y tengo dos posibilidades:

1- Si nos ponemos a contar, creo que ahí hay 13 delantales de color blanco y uno de color verde. Lo primero que he pensado es que cualquier persona que tenga tantos delantales es, sin duda, una persona excesivamente maniática con la limpieza y que utiliza un delantal por día. Pero, por qué 13 blancos y uno verde? Bueno, eso claramente indica que una vez cada dos semanas recibe una puntual visita para la que saca sus mejores "galas". En principio pensé que podría ser un ligue, pero qué clase de ligue viene exactamente un día cada 2 semanas? Entonces creo que quien viene es su hija/o, de quien no tiene la custodia porque se divorció hace 2 años porque su pareja no soportaba sus manías con los delantales.

y 2- Lo segundo que he pensado es que es alguien que está estudiando hostelería. Tiene 13 compañeros de clase que no se parecen nada a ella/él, todos usan delantales blancos menos esta persona que es una persona colorista y alegre y demasiado buena, ya que todos sus compañeros se aprovechan de ella haciendo que les lave sus delantales. Lo que hace con gusto porque lo único que quiere es sentirse parte del grupo, lo que no sabe es que un grupo que le haga hacer eso no le conviene para nada.

En fin, sólo son elucubraciones... Ya me dirás si tiene algo que ver con la realidad! :)

Feliz lunes,


Jesús

HombreRevenido dijo...

Tanto delantal tiene un punto sórdido, pero todo se compensa con las pinzas de colores.

Como pasa con las personas, cuando las ves de lejos o de cerca.

Bellota dijo...

Yo antes vivía enfrente de unos chinos que tenían el restaurante. En las cuerdas de la ropa tendían los pescados. Por supuesto que desde entonces, soy más de mejicano.

closada dijo...

¡Tengo la solución!

Sin duda forman parte de la afamada liga mundial de "fútbol-delantal". El verde es el del portero. Así, tenemos, 10 delantales blancos y 1 verde. Ah, pero son 13... Claro, porque los 2 blancos restantes son de los suplentes que salieron ese día.

Para mí, es la explicación más racional a la que puedo llegar. Es lo que tiene tener esta cabeza tan majadera.

Besitos

carmncitta dijo...

es realmente curioso, para qué utilizarán tanto delantal?????? jaja

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

A mí se me ocurre algo, pero no lo voy a contar porque va de una clínica abortista ilegal donde se practican truculentos abortos en el octavo mes de embarazo, digamos que se llevan a cabo quince de esas "intervenciones" al día.

Lo que me ha parecido francamente interesante es este fragmento: "Enfrente vive -creo- una pareja, pero normalmente sólo la veo a ella, en braguitas y camiseta". Bien, muy bien... ¿podrías ilustrar ese asunto con fotos? Yo es que no me lo acabo de creer.

diana dijo...

Qué bueno, ya te imagino con la pata enyesada y los prismáticos, como en La ventana indiscreta...

diariodeunapublicista dijo...

buf a mí me da bastante coraje la ropa tendida en las terrazas... pero bueno! lo importante es que te gusta tu nuevo sitio no? :)

Te agrego a mis contactos!

Mel dijo...

¡Invéntate las historias de estas personas desconocidas y después publícalas aqui!
¿Por qué marilyn? ¿Por qué siempre va en ropa interior y su pareja no esta? ¿De que habla esta gente en sus cenas árabes? ¿Por qué el misterio de los delantales y los trapos? ¿Acaso prefiere mancharse a si mismo que a los muebles de la cocina?

marmota dijo...

jijijiji

Sois geniales!

marmota dijo...

¿Por qué nadie me dice que en el segundo párrafo parezco Ned Flanders? :D

Expediente X dijo...

No quiero ser cotilla,
pero a qué horas ves a tu
vecina en braguitas y camiseta,
cuantos años tiene el señor mayor,
y nos invitarían esos vecinos a
sus cenas, je,je, es broma XD!!!
sabes que después de hace años
que llevo peinándome hacia atrás,
me echaré el pelo hacia adelante,
con flequillo, parece que se lleva,
bueno próximamente lo haré, es
en serio. Volveré Marta.