viernes, 6 de marzo de 2009

Amanda fucking Palmer!


Creo que tengo una vocación frustrada de cabaretera. Ansío subirme a un escenario vestida de encaje y plumas, maquillada de manera excesiva y, ante un público medio borracho, contar chistes malos sobre periodistas antes de susurrar, con voz whiskera, canciones insinuantes.

Puede que ahí esté la razón de mi devoción por la señorita Palmer. Por Amanda fucking Palmer y sus canciones apasionadas, divertidas, irónicas y sugerentes. Por su piano y su espectáculo de luces rojas. Sus acompañantes callejeros y teatrales y sus comentarios cachondos. Y sus sobacos sin depilar, y sus medias rotas. Y Creep, en braguitas de volantes, al ukelele.

El concierto de Madrid fue estupendo. Bien acompañada por C, que aceptó estoicamente hacer fila, esperar de pie un buen rato y aguantar mis comentarios de fanática, disfruté en primera fila como una quinceañera enloquecida. ¿Estabais ahí y os lo perdisteis? Mal hecho. Es única.

En flickr os dejo las fotos.

5 comentarios:

danikardone dijo...

mirate esto, es amnda cantando el creep en un taxi, de las black cab sessions... aunque no es epecialmente cabaretero...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

No te veo yo en el papel de cabaretera, la verdad.

marmota dijo...

Gracias danikardone! No he podido abrir el enlace, pero lo he buscado. Me encanta!

Leo, por eso es una "vocación frustrada"! De todas formas, tú sólo me has visto en modo "dulce e inocente"...

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Bah, bah, bah... No te hagas la chica dura, que no cuela.

coleto dijo...

solo he oído un disco de Dresden Dolls pero me gustó bastante, a ver si escucho más