domingo, 14 de septiembre de 2008

Tres recuerdos

Además de todo lo que he vivido este verano, que se quedará en mi memoria, hay tres recuerdos físicos que me gustaría llevarme de la Expo.

1. La funda para la acreditación de Aichi. Es de plástico verde y salen Morizo y Kiccoro.


2. Uno de los pequeños Fluvis que reciben a los visitantes en la entrada de las tiendas. ¡Son tan monos!


3. Un pingüino extraviado del espectáculo del Iceberg. Es un trofeo codiciado, y dicen que cada uno cuesta unos 300 euros.


Ayer me encontré con Esther, que ha estado ayudando a los periodistas en casi todos los días nacionales, y me despedí de ella. Hoy es el último día. Me va a dar muchísima pena que se termine.

11 comentarios:

El lunático Barry dijo...

¿300 euros un pingüino? ¿De qué estan echos?

Raul Sensato dijo...

Yo vi cómo uno de esos pinguinos fue pescado en el ebro...

Michelin dijo...

Soy fan.

shysh dijo...

Se acabó. Pudiste ver el concierto de Antony?

Ludwig Constantine dijo...

¿Pingüinos en el Ebro? El cambio climático debe ser más grave de lo que pensaba.

begusa dijo...

¿los pingüinos también tienen precio?... vaya... no era consciente de que la putrefacción del mundo fuera a tanta velocidad... :S
agárrense señoras y señores!!

Victoria dijo...

Pero... Son pingüinos de mentira ¿no? ;P

mirna la ladrona dijo...

Pues yo estoy con marmotilla, un pingüinito es bien bonito. Ya me gustaría tener uno de esos animalitos nórdicos y frioleros en la terracita de mi casa.

Besucos cosa.

KoKy dijo...

¿Y donde pones un pingüino enorme en tu casa? jeje.

marmota dijo...

El pingüino lo subastan en ebay! Pero es muy caro... No tengo ni idea de qué están hechos, pero flotan (claro).

Qué va, shysh. He visto muchas cosas, pero me he perdido muchas más.

illeR dijo...

Fluvi no es demasiado mono (losiento) pero Morizo y Kiccoro son adorables!!!!!!