domingo, 17 de agosto de 2008

Regalos Expo

Impresionante el merchandising de algunos de los participantes de la Expo. Tras el paraguas cabecero de Angola y el tiburón besucón de Filipinas, pensaba que nada podría sorprenderme. Sin embargo, el otro día Michel apareció con un potabilizador de agua portátil, con el que aseguró que había bebido agua del Ebro. Así que, ¿quién sabe qué increíbles artículos podremos ver hasta el 14 de septiembre?

Por cierto, hablando de la Expo, os agradezco que no recordarais lo de las dagas de Yemen o lo del fast pass en esta entrada sobre medios de comunicación sembrando el pánico.

Y, hablando de periodistas, resulta curioso comprobar que los seis grados de separación se reducen a dos en los medios de comunicación zaragozanos, como comentaba recientemente con mi compi Jorge o con Chorche.

5 comentarios:

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

Lo del paraguas, pase; pero si fueras mi hija no salías a la calle con esos pantalones. Esta juventud está corrompida...

diegonavarro.org dijo...

¿quien es capaz de beber agua del Ebro por muy filtrada que este...?, solo hay que echarle un ojo al rio :-D

Mirko dijo...

Con ese paraguas cabecero serías la sensación en las fiestas de Medina del Campo...

El lunático Barry dijo...

ja,ja,ja.. en convenciones, expos y un largo etc... se pueden encontrar cosas realmente... humm.. inútiles (sin intentar despreciar al tiburón besucón).
PD: Lo del potabilizador parece de ciencia ficción.

pelao dijo...

tiburon besucon? joder, raro es el mundo...parece sacado de peli de jess franco, por lo menos.