lunes, 11 de agosto de 2008

Estamos en peligro


Supongo que todos conoceréis la historia de "La guerra de los mundos". Es un tema recurrente al hablar del poder de los medios de comunicación. Básicamente, se trata de lo siguiente: en 1938, Orson Welles adaptó la novela de H.G. Wells a un guión radiofónico. Según resume la Wikipedia, "los hechos se relataron en forma de noticiario, narrando la caída de meteoritos que posteriormente corresponderían a los contenedores de naves marcianas que derrotarían a las fuerzas norteamericanas". En el programa se explicó claramente que se trataba de una dramatización, y tampoco era la primera, pero mucha gente asumió que los extraterrestres eran reales y huyó aterrorizada de sus casas.

Durante la carrera, leí un texto -cuyo autor, por desgracia, no recuerdo-, que analizaba los motivos por los que la población había reaccionado así, aludiendo a la situación política y social del momento. Muy interesante, lo de ver que un número importante de personas estaban condicionadas para creerse cualquier ataque.

En fin, ¿y a qué viene todo esto? A que me hace mucha gracia ver cómo nos advierten (vale, advertimos) los medios de comunicación de determinadas situaciones. Y cómo hay gente que realmente se lo toma como una cuestión fundamental.

Mirad, por ejemplo, esto: "Los fisioterapeutas desaconsejan los masajes en la playa". ¡Oye, estamos hablando de "alto riesgo" de provocar "lesiones importantes", e "incluso fracturas"! Me parece estupendo que miremos aterrorizados a los malvados pseudomasajistas, igual que los vecinos de los años 30 escaparon sabiamente de los terribles marcianos. Sólo me pregunto cómo pudo sobrevivir la humanidad antes de tener acceso a este tipo de lecciones vitales.

Por supuesto, también podríamos extrapolarlo a los conflictos políticos y sociales que de pronto se convierten en la primera preocupación de todo el mundo, pero ese es otro tema...

6 comentarios:

Ludwig Constantine dijo...

Si hiciéramos caso de todo lo que nos advierten los medios estaríamos siempre en tensión. Ya ni en la playa puede uno relajarse. Nunca se sabe cuándo aparecerá un falso masajista dispuesto a hacerte crujir las vértebras.

Mel dijo...

"Los expertos desaconsejan bajar por las escaleras. Puede provocar lesiones mortales o graves"

Mel dijo...

Lo curioso es que también en las noticias. Cuando lo que quieren hacer es publicidad de empresas de deportes de riesgo, dicen que los médicos aconsejan hacer algo arriesgado de vez en cuando.

Me puedo imaginar perfectamente a Matías con su sonrisita de medio lado, hablando de "puenting, es una experiencia que últimamente se ha puesto de moda para aquellos que no tienen dinero para ir a la playa"

KoKy dijo...

!que bueno volverte a leer! Thanks!

Victoria dijo...

De aquí a 1984 sólo hay un paso. El miedo como arma es inmejorable, nada más hay que fijarse en Alemania en los años treinta o en EEUU actualmente.

zero izquierdo dijo...

completamente de acuerdo con victoria.
Hace poco leí un lema en una camiseta que me hizo pensar: "las pistolas son a la dictadura como los medios de comunicación a la democracia"
inquietante, pero creo que cierto.