sábado, 9 de febrero de 2008

Los conflictos laborales sobre los que los medios no informan



En los medios de comunicación ocurre una cosa muy curiosa. Las mismas personas que escriben sobre los problemas laborales de los trabajadores de, por ejemplo, TUZSA, Mildred o Siemens son las mismas que, por razones evidentes, nunca informarán sobre su situación o la de sus compañeros de empresa, a pesar de que ésta pueda ser, en ocasiones, igual o peor que la de algunos dramas que salen a la luz.

Tengo amigos o conocidos en diferentes radios, productoras, diarios y revistas, y experiencia personal, y creedme cuando os digo que he visto y oído cosas que son para echarse a temblar. ¿Salario mínimo? ¿Seguridad social? ¿Horas extras pagadas? ¿Vacaciones? Son conceptos que pueden llegar a ser muy difusos independientemente del tamaño de la empresa, su nivel de facturación, su veteranía o su línea ideológica y, aunque está claro que las condiciones en algunos lugares son mejores que en otros, ahora mismo no se me ocurre ningún medio aragonés que esté completamente libre de culpa.

Los trabajadores de Telefónica Servicios Audiovisuales (TSA) llevan días protestando sobre su situación laboral. Os copio el texto de las octavillas que han repartido:

Telefónica Servicios Audiovisuales, empleo precario.

Dos años trabajando para Telefónica Servicios Audiovisuales (TSA), subcontrata de la televisión y radio autonómicas de Aragón.

Queremos y pedimos:

  • Clarificación de puestos y funciones.
  • Sueldos adecuados a nuestro trabajo.
  • Valoración especial de los turnos que incluyen festivos y findes de semana, nocturnidad, posibilidad de promoción...
  • Contratos indefinidos, tal como prometieron.
Resultado:
  • TSA, la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión y el Gobierno de Aragón (DGA) se pasan la "pelota" pero nadie da una solución.

Por el valor de nuestro trabajo.

Telefónica Servicios Audiovisuales se encarga de los servicios técnicos de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión. Os invito a buscar información sobre sus reivindicaciones en los medios de comunicación aragoneses, en los mismos que informan sobre las protestas de cualquier otro colectivo.
¿Qué, encontráis algo? Creo recordar que en El Periódico de Aragón apareció un breve en la sección de radio y televisión (no en la de economía). Seguro que no es lo único, pero tampoco parece que haya mucho más.

¿Y esto, es casualidad? Lo dudo muchísimo. Ya saben bien los medios aragoneses lo poco que les conviene que Aragón Televisión informe sobre las protestas de sus trabajadores el día que se decidan a hacerlas públicas.


Así que nada. Seguiremos viendo, leyendo y escuchando que a los conductores y a los policías les quieren cambiar las vacaciones por la Expo o que el cierre de diferentes fábricas dejará a un montón de personas en la calle. Pero en la tele no veréis que el redactor al que siempre leéis no tiene ningún tipo de contrato y le pagan una miseria en negro, en el diario no leeréis que ese locutor de radio trabaja diez horas al día por 400 euros, y en la radio no escuchareis que los del programa de los sábados llevan más de un año sin librar más de una semana seguida.

Y no, no es porque no ocurra.

La foto es de
Ojo Mundo.

11 comentarios:

Prokovic dijo...

En lo que a mí me afecta, he de decir que tienes toda la razón, marmota y he de aportar al artículo que las protestas del TSA están vetadas en nuestro querido medio en el que trabajamos...solo nos dejaron sacar dos breves, uno con foto... ¡Qué despliegue!

shysh dijo...

Y por qué crees tú que pasa eso? No comprendo que desde un medio no se puedan denunciar la sinjusticias del mismo. Es como si yo no pudiera criticar a la corporación pública para la que trabajo. Puedo y debo si hay algo que veo que no funciona.
Si Karl Marx levantara la cabeza...(seguro que estaría calvo, hehe)

Prokovic dijo...

Si estoy totalmente de acuerdo en que es una vergüenza, solo lo decía por aportar que muchas veces no depende del trabajador sino del que depende lo que se publica y no.

Ladrón de Orquideas dijo...

Toda la razón.Lo que no vas a ver es a una persona tirando piedras contra su propio tejado. Porque al fin y al cabo se juega un puesto de trabajo de los que tal vez escasean, lo que debería hacer cada uno en esos casos es ver si de verdad vale la pena seguir aguantando o lo que es peor, seguir callando.

Manuman dijo...

Has descrito una gran paradoja periodística: un periodista no puede hacer periodismo sobre sí mismo ¿o sí?

Manuman dijo...

Has descrito una gran paradoja periodística: un periodista no puede hacer periodismo sobre sí mismo ¿o sí?

rubén dijo...

CREO QUE NO...ES COMO UN PSICOANALISTA QUE NO PUEDE PSICOANALIZARSE A SI MISMO...TIENE QUE SER UNA PERSONA QUE LO VEA DESDE FUERA PARA SER MAS OBJETIVO(O ESO DICEN)...

Akira Hokusai dijo...

un periodista que critica donde trabaja eso pasa en los programas de farandula de la tele . igual es bien raro . saludos :)

Miss Sinner dijo...

Hablar de los defectos propios está muy feo. Y señalar. Pero de cara a la galería, todos tenemos dedos índices y ningún defecto.

Por eso todo va siempre bien en casa y cotilleamos de los problemas del vecino (que si le preguntas, no tiene ninguno).

Helena dijo...

Creo que no se ha entendido bien lo que realmente ocurre, no es cuestión de que los trabajadores no quieran tirar piedras sobre su propio tejado, es sencillamente que NO pueden hacerlo. Os creéis que antena 3 o cualquier cadena de televisión pública va a denunciar a las mismas empresas que le dan de comer, esto es, las subvencionan o son directamente propietarias. El perro no morderá la mano de su propio dueño, y no por admiración, sino por supervivencia. Por supuesto tampoco se dirá nada de las externalidades de estas mismas grandes empresas en otros países, pero eso ya es otro tema o cuestión, pero si vinculada a que los medios de comunicación están parcialmente atados, y eso es peligrosos para la libertad de pensamiento. Saludos!

Expediente X dijo...

Es la triste realidad,
de la que Zapatero y Rajoy,
parecieran olvidar,
en este sistema global,
que a algun@s nos ha tocado soportar,
precariedad, deslocalización,
y tantas cosas más...
estuve en un comité de empresa,
la verdad es esa.