jueves, 29 de noviembre de 2007

Marmota y Twitter en la prensa



Es curioso. Hablaba hace un par de días de Twitter y muchos de los que pasáis por aquí me decíais que, o bien no lo conocíais, o bien no os llamaba demasiado la atención. La prensa aragonesa lo ha debido de ver de manera diferente, porque esta semana tanto el Heraldo de Aragón como El Periódico de Aragón han mencionado la relación entre la marmota y el microblogging.

Sergio del Molino, en su sección "Cosas de blogueros", decía este domingo lo siguiente en un artículo sobre blogueras aragonesas:

(...) un ejemplo de cómo las bitácoras pueden tener una vertiente práctica, útil y reivindicativa.

Quizá ninguno de esos tres adjetivos sirva para definir el siguiente blog hecho en femenino, El sueño de la marmota. Marta, su marmota-autora, lo estructura en dos niveles. Por un lado, están los ya clásicos 'posts' donde se comentan películas, anécdotas, filias y querencias varias, siempre personales e intransferibles. Por otro lado, como hacen ya muchos blogueros de "nivel avanzado", incorpora una barra lateral de Twitter, una aplicación informática que permite añadir comentarios breves que se actualizan cada cierto tiempo. En uno de ellos, por ejemplo, Marta aseguraba estar replanteándose su oposición frontal al proyecto 'Gran Scala' después de tener una conversación con su padre.

Todo esto me hace pensar varias cosas:

Una, es tremendamente surrealista que una conversación casera con mi padre acabe saltando a las páginas de el diario más leído de la comunidad. Desde luego, esto de la "sociedad de la información" es fascinante...

Dos, ojalá me hubiera pensado dos veces el nombre antes de abrir el blog. Vaya, que no tengo nada en contra, pero si llego a saber que la gente me iba a acabar conociendo como "marmota", quizá hubiera optado por algo como "reina del glamour" o similar. Aunque, siendo sincera, lo primero va más conmigo.

Tres, ¿nivel avanzado? La verdad es que me siento un poco farsante...

Y cuatro, me ha llegado al alma eso de "las bitácoras pueden tener una vertiente práctica, útil y reivindicativa, quizá ninguno de esos tres adjetivos sirva para definir El sueño de la marmota". Jo. No es que esto tenga grandes pretensiones, pero que la prensa llame inútil a mi blog es muy duro... Sobre todo después de haberme llamado "rara". Venga, Sergio, seguro que encuentras algo que suene mejor... ;)

En fin, sigamos. Pablo Pamplona (¡hola, Pablo!), en su artículo semanal sobre la blogosfera aragonesa del suplemento IDEAR, de El Periódico de Aragón, decía hoy esto:

Por su parte Marmota nos da razones para el cada vez mayor éxito de Twitter: "Reconozco que me abrí una cuenta en Twitter porque no paraba de oír hablar del tema. Al principio me pareció una bobada, pero ahora que he empezado a utilizarlo de verdad me he dado cuenta de sus posibilidades (...) Como muestra, un ejemplo real. Hace unas semanas estaba terminado un reportaje y lo comenté en Twitter. Algo tan anecdótico consiguió que un lector me dijera: ´oye, tengo un contacto que quizá te interese´. No sólo me interesó, sino que me vino muy bien. Rápido, sencillo y eficaz".

A Pablo lo veo casi a diario, aunque él no conoció este blog hasta lo de la entrevista de Daniel Torres Burriel (es que a veces soy un poco "secretillos"). Me hace mucha ilusión que me haya incluido en su sección.

El artículo completo de IDEAR está aquí y el del Heraldo os lo dejo escaneado gracias a Silvia (Sara), que también aparece (pinchad para ampliar).

lunes, 26 de noviembre de 2007

Qué bonitos ojos tienes

¿Qué pasa cuando coges una canción popular del año de la pera y le añades guitarreo a lo Robert Rodríguez? Pues que te puede salir una versión tan bonita como esta "Malagueña salerosa". Si queréis saber algo más sobre el grupo del director de "Abierto hasta el amanecer" y "Sin City", echadle un vistazo al blog de Ludwig, que es el que me ha hecho (re)descubrir esta canción (¡gracias!).

sábado, 24 de noviembre de 2007

¿Por qué me gusta Twitter?

Reconozco que me abrí una cuenta en Twitter porque no paraba de oír hablar del tema, y admito que al principio me pareció una auténtica bobada. Lo del responder al "What are you doing?" ante un puñado de desconocidos me parecía una estupidez, una forma más de exhibicionismo barato, una manera de perder el tiempo y un pasito más en la progresiva pérdida de intimidad.

Eso era al principio, claro. Ahora que he empezado a utilizarlo de verdad -podéis verlo a la derecha de la página-, es cuando me he dado cuenta de sus posibilidades. No de todas, seguro, pero por lo menos de algunas.

Además de contarle a la gente que estoy haciendo en un momento dado, que puede ser una forma simpática de relación, me parece especialmente interesante poder compartir informaciones a las que, al menos en un primer momento, no les voy dedicar una entrada más larga en el blog. Así, si me entero de algo o veo una noticia que me llama la atención pero no tengo tiempo o ganas de hablar de ella, o simplemente no hay nada que añadir, puedo comentarlo con rapidez gracias a Twitter. Obviamente, también puedo usarlo para avisar de que el blog está actualizado, abrir un debate o charlar en tiempo real sobre cualquier tema (véase Tiscar & friends hablando del EBE 2007.

Pero hay más, y como muestra, un ejemplo real. Hace unas semanas estaba terminado un reportaje sobre marketing dirigido a inmigrantes y lo comenté en Twitter. Algo tan anecdótico como eso consiguió que Sergio M. Mahugo (su twitter aquí) lo leyese y me dijera: "oye, tengo un contacto que quizá te interese". No sólo me interesó, sino que me vino muy bien. Rápido, sencillo y eficaz.

A partir de ahí, no es difícil pensar en otros muchos usos a nivel personal o profesional. ¿Foro privado de amigos? ¿Reunión virtual de empresarios? ¿El tiempo, la frase, las farmacias o la agenda del día? Seguro que hay muchos más, positivos y negativos. Al fin y al cabo, no deja de ser una herramienta más. Ni más, ni menos. Ya iremos descubriendo para todo lo que la podemos utilizar.

Y esta entrada rápida de cuatro ideas que me han pasado por la cabeza, sin más análisis, no dejaba de ser una excusa para preguntaros por vuestra opinión. ¿Alguno de vosotros usa Twitter? ¿Qué os parece?

viernes, 23 de noviembre de 2007

Betty in Blunderland

Hablábamos hace un par de días de Alicia y Carlos me pasó en los comentarios este vídeo (¡gracias!). Sé que a la mayoría os habrá dado pereza mirarlo, o ni siquiera os habréis fijado, así que no me resisto a ponerlo aquí.

Una pequeña Betty condensa en unos seis minutos la famosa historia de Carroll, acompañada de personajes como Don Huevón, el sombrerero, el león, el unicornio o la oruga. Me encanta.

jueves, 22 de noviembre de 2007

Por este motivo...

SER Cinco Villas en Ejea de los Caballeros precisa contratar a un licenciado/a en Ciencias de la información. Ofrecemos contrato de ¾ de jornada en prácticas, por este motivo, los candidatos deberán ser licenciados desde el año 2004.

Como el contrato que te ofrecemos es de tres cuartos de jornada, y en prácticas, los candidatos deberán llevar tres años licenciados. Voy a buscar mi libro de lógica, que hay algo por aquí que no me ha acabado de quedar del todo claro.

(¡Qué bonito es el mundo del periodismo! ¿Os acordáis de lo de "el trabajo es remunerado"?)

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Mundo natural


Era pequeña y me llevaron al zoo de Barcelona. Nos quedamos mirando extasiados el recinto de los elefantes, donde los animales comían los cacahuetes que un visitante les había lanzado. Las palomas se acercaron a picotear los granos y todos exclamamos "¡ooooooooh!", maravillados ante la belleza del mundo natural que tan poco solíamos ver en la gran ciudad.

Entonces, uno de los elefantes percibió la presencia de las palomas que le estaban quitando sus golosinas. Levantó la pata y ¡plop! Sonó exactamente igual que el estallido de una bolsa de papel hinchada. Después se limpió los restos de paloma de la pata limpiándose contra el bordillo. En el suelo quedó una mancha roja llena de plumas grises.

Ahí fue donde se acabó nuestra admiración de urbanitas por las preciosas visiones de la vida salvaje y nos fuimos, impresionados y en silencio.

martes, 20 de noviembre de 2007

Alicia a través de los ojos de Burton


Me gusta Tim Burton y me gusta Alicia. ¿Me gustará la Alicia que va a hacer Tim Burton? Según cuenta 20 minutos, el director se encargará de llevar a la gran pantalla una nueva versión animada del clásico de Lewis Carroll en colaboración con Disney. Además, rescatarán la tierna historia de Frankenweenie para otra nueva producción.

Aunque haya escépticos que no acaban de ver clara la colaboración entre el cineasta y la factoría de Mickey, para mí la cosa promete. Después de todo, Burton ya trabajó con Disney en sus comienzos y, a esta alturas, no creo que tenga que dar explicaciones a nadie sobre su manera de entender el cine.

Qué ganas tengo ya, y eso que todavía estamos esperando impacientes el estreno de Sweeney Todd (¡musical!). También tengo mucha curiosidad por ver Phantasmagoria, la visión de Marilyn Manson sobre Carroll, pero para eso todavía tendremos que esperar.

La imagen es de Ricardo Celma.

domingo, 18 de noviembre de 2007

El orfanato

"Yo no voy a crecer"

Ya hace tiempo que lo había prometido, pero últimamente he tenido muy poco tiempo. "El Orfanato" me gustó, sí, y me dio mucho miedo, pero no me parece la película del siglo. Y estoy convencida de que es un error presentarla como candidata a los Oscar.

Empecemos por lo bueno. Juan Antonio Bayona confirma que en España se puede hacer cine sin recurrir al drama de posguerra o a la comedia de enredo. No ha sido el primero, pero parece que aún no nos lo hemos creído del todo. Esta película de terror, centrada en la historia de una mujer que pierde a su hijo en circunstancias extrañas, es muy ágil y entretenida y, sobre todo, da mucho, mucho miedo.

Está claro que, de por sí, los niños siniestros resultan siempre muy inquietantes, pero no conseguirían nada si no estuviesen acompañados de un guión convincente y, sobre todo, una puesta en escena magnífica, con ritmo, agilidad y distancia en los momentos precisos. Y el trabajo de Belén Rueda es fundamental. ¿Quién iba a pensar hace sólo unos años que esta mujer acabaría siendo semejante pedazo de actriz? La verdad es que se come al resto con patatas, empezando por su marido en la película, Fernando Cayo. Pero claro, es que el pobre hombre tenía un papel de lo más superfluo, como si el tema no fuera demasiado con él. Y ahí comienzan las debilidades de "El Orfanato".

En primer lugar, los personajes. Unos están muy bien, y otros, o se han quedado a medias, o resultan desconcertantes. ¿A qué viene que una figura seria como Geraldine Chaplin diga "la policía mola" a mitad de escena inquietante? Muy gracioso, sí, pero está metido con calzador. Y, desde luego, si la aparición de una de las protagonistas más "terroríficas" (Montserrat Carulla) va a provocar las carcajadas del espectador en el momento más tenso posible, es que hay algo que no está funcionando demasiado bien.

Por otra parte, lo cierto es que el argumento cojea en algunos momentos. El guión está bien, no es estúpido y engancha. Pero hay detalles que no acaban de encajar del todo y, aunque no llamen demasiado la atención en un primer visionado -posiblemente porque es fácil "meterse" en la historia y pasar por alto las incoherencias-, en una reflexión posterior saltan a la vista. No es lo único que no acaba de cuadrar. El planteamiento visual es sobrio y elegante, y recurre más a la tensión psicológica que al terror de sangre y vísceras. Es por eso que cuando la cámara opta por recrearse en imágenes desagradables y efectistas, el resultado parece gratuito y forzado.

El final es, además, excesivamente largo y redundante, y la última escena sobra completamente. Es la eterna cuestión: ¿hay que dejar las cosas muy claras para que a todo el mundo le quede bien clarito, o es mejor ser sutil, aunque algún espectador no acabe de comprenderlo todo? Yo apuesto, definitivamente, por lo segundo, pero se ve que Bayona no comparte mi opinión.

"El Orfanato" es una buena película, no podría decir lo contrario. Es correcta y eficaz, y da muchísimo miedo, que es su objetivo. Pero no es lo mejor que se ha hecho en España, y no creo que tenga opciones de ganar el Oscar, precisamente porque podría ser perfectamente un trabajo norteamericano. El premio de habla no inglesa suele recaer en obras mucho más personales, que se pueden identificar como características del país al que representan, y ésta es todo lo contrario. Eso sin contar que el terror no parece tener demasiado reconocimiento en este certamen.

Si al menos fuese algo original, aún confiaría un poco en sus posibilidades, pero no es así. No conozco demasiado el género, pero no hay que buscar mucho para encontrar notables similitudes con, por ejemplo, "Los Otros", tanto en la historia como en la fotografía, la atmósfera, los recursos visuales o el ritmo. Y si Amenábar no lo consiguió, no veo por qué este "alumno aventajado" iba a hacerlo, por mucho que su trabajo esté muy bien hecho.

A veces parece que en España nos dejamos deslumbrar por cualquier cosa bien hecha que se salga de las producciones más habituales. Y las cosas no son tan sencillas. Aún así, "El Orfanato" no deja de ser una película de terror muy recomendable. Ni más, ni menos.

martes, 13 de noviembre de 2007

Mis robots favoritos (V): Humanoide en la guardería


Hace tiempo os hablé de mis reticencias ante la creación de robots demasiado parecidos a los humanos. Aún así, me ha parecido interesante esta noticia. El Mundo contaba hace unos días los resultados de un experimento llevado a cabo en San Diego, en el que los investigadores llevaron un robot a una guardería durante cinco meses. Al parecer, los niños empezaron a considerar al humanoide como un compañero, y no como un juguete, cuando éste desarrolló un comportamiento variable.

Según el diario, el catedrático Ramón Galán señala que el objetivo de estos trabajos es que, en el futuro, los robots puedan cuidar y acompañar a las personas, algo que ya sucedía en una de las historias del libro "Yo, Robot". Me ha llamado la atención especialmente este comentario: "En Japón ya han estudiado con detalle la reacción de los ancianos ante la posibilidad de que una máquina converse con ellos, les controle la salud o les cuente las noticias, y ha sido muy positiva porque, culturalmente, creen que las cosas tienen espíritus. Aquí, evidentemente, nos cuesta más". Eso de que puedas relacionarte con una máquina porque tengas fe en el espíritu de los objetos me resulta, de alguna manera, muy tierno.

Os recomiendo que veáis el vídeo del experimento que aparece en la web de El Mundo. Es muy curioso ver cómo los niños se ríen con el humanoide, le tapan y le ayudan a enderezarse tirando de sus brazos y empujándole la espalda, como se hace con las personas. Ah, de otros robots ya hablamos aquí, aquí y aquí.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Ya.com y su asqueroso marketing telefónico

Pensaba que mis deseos de terminar con las campañas de marketing más intrusivas esperarían a que hubiera destruido todos los manuales de autoayuda y las guías de gestión empresarial, pero una llamada de ya.com ha hecho que cambie las prioridades de mi lista "cosas que hay que eliminar para conseguir un mundo mejor".

ya.com: Hola, le llamo de ya.com. ¿Tiene conexión a internet?
m.m.: Sí... (mosqueada)
ya.com: ¿Y con qué compañía?
m.m.: No creo que eso sea asunto suyo, y además...
ya.com: Clic.

Va el muy gilipollas y, además de interrumpirme para preguntarme cosas que considero lo suficientemente privadas como para que no quiera revelarlas al primer desconocido que me llama, coge y me cuelga. Ya que molestan, podrían diseñar una manera mejor de abordar a los clientes potenciales. Como me pilló el día tonto, intenté contactar con los de ya.com para transmitirles mi opinión sobre sus burdas campañas de marketing telefónico, pero los muy listos sólo tienen un 902 en su web. Qué asquerosos.

Por cierto, al que me venga con lo de "el pobre chico sólo estaba haciendo su trabajo", le responderé que, como dice mi padre, yo me voy a hacer asesina a sueldo y nadie me podrá decir nada. Y a los de ya.com, me tendréis que hacer muchos regalitos si queréis que algún día llegue a tener una buena opinión sobre vosotros.

Ya os conté ese otro incidente con este tipo de llamaditas. Cómo las odio. Ah, y de paso aprovecho para decirle a la tipa de Vodafone que no para de llamarme que no va a conseguir que me cambie de compañía así, por si casualmente lee esto. Y que me saque de su maldita base de datos de la misma manera en la que me ha metido: con rapidez y sin que yo tenga que mover ni un dedo. Que ya está bien, hombre.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Aya Takano: Kawaii!


Aunque es pequeñita y no incluye muchas obras, me ha gustado mucho la exposición de Aya Takano que acoge el Espai 13 de la Fundación Miró. Creo que terminaba hoy, pero el ciclo "Kawaii! Japón ahora" continuará hasta julio de 2008 con trabajos de Erina Matsui, Chiho Aoshima, Tomoko Sawada y Kohei Nawa.

Según leo en ADN, en japonés Kawaii significa "mono" o "lindo". Desde luego, lo que hace Takano lo es, y mucho. Como yo de arte entiendo poco, y de arte japonés aún menos, os dejo aquí un fragmento de la información que aparece en la web de la fundación:

"Escenas orgiásticas con adolescentes medio desnudas que devoran tentáculos de pulpos o jabalíes bajo la luz festiva de los farolillos; visiones nocturnas de un Tokio bañado por una iluminación que le confiere un aspecto onírico; escenas de intimidad erótica entre dos muchachas en quimono, con las mejillas sonrojadas por una primera emoción amorosa: Aya Takano crea un mundo, que es el suyo, donde confluyen los aspectos más contradictorios y fascinantes del Japón contemporáneo".

No sé si podré volver a Barcelona a ver el resto, pero ganas no me faltan.

martes, 6 de noviembre de 2007

Mujer, española y musulmana

Son españolas y crecieron en círculos cristianos o agnósticos. No fue hasta la edad adulta cuando abrazaron la fe musulmana. Ahora se enfrentan a las dificultades que supone cumplir con sus creencias en una sociedad a la que le resulta difícil comprender que una mujer occidental se convierta a una religión a la que se asocian, "por una cuestión de ignorancia", términos tan duros como terrorismo u opresión (seguir leyendo).

Yo soy absolutamente atea, pero en un momento en el que todos nos lanzamos a opinar y a juzgar sin tener demasiada idea de lo que hablamos, me pareció interesante conocer el punto de vista de estas personas, españolas conversas por decisión propia, sobre temas como el uso del velo, el papel de la mujer en el Islam o la relación entre costumbres y religión.

Este reportaje consiguió que un pirado que no debía de tener nada mejor que hacer me llamase y me gritase, algo que sólo me había ocurrido al escribir sobre el Ramadán, así que ya sé a qué tengo que recurrir cuando quiera exaltar los ánimos de ciertos lectores. Lo de que me chillen desconocidos me hace sentir muy "periodista" pero, hablando en serio, advierto de antemano que no toleraré ningún tipo de comentario racista, xenófobo o insultante en los comentarios. Se puede decir de todo, pero con educación. Y si esto se desmadra, simplemente los quitaré. Dicho esto, me encantaría leer vuestras opiniones.

lunes, 5 de noviembre de 2007

Angelina, con las mujeres periodistas

Angelina, querida, cuando quieras te pasas por la redacción y nos tomamos un café. Invitas tú.



En realidad, se refiere a estas periodistas.

domingo, 4 de noviembre de 2007

Un trozo de cristal



Siempre merece la pena entrar en PostSecret.