martes, 18 de septiembre de 2007

Miedo en el Torreón Fortea (Joel Peter Witkin)


En agosto fui a ver la muestra de Joel Peter Witkin que se exponía en el Torreón Fortea con motivo de la Bienal de las Artes de la Imagen de Zaragoza, LUZ. Eran las cinco de la tarde y hacía demasiado calor como para salir de casa, así que no había nadie. De hecho, yo tampoco habría estado allí si no hubiese ido a comer con un amigo que ya se había tenido que ir.

De pronto, mientras miraba las fotografías en la sala vacía, en una esquina apareció un chico que, al parecer, trabajaba ahí.

–Qué, ¿ya tienes miedo? –me dijo–.

–No –le contesté–. Pero no vuelvas a salir de la nada de esa manera.

(De la bienal, y de la censura, ya hablamos un poquito aquí)

5 comentarios:

Hiscariotte dijo...

En una antología de literatura fantástica compilada por Borges, Bioy y Silvina refieren una historia parecida a la tuya.

Dos personas se encuentran en un museo (o torreón o lo que quieras) y una de ellas le pregunta a la otra ¿cree usted en fantasmas?, a lo que el interpelado responde que no; el interrogador le dice que él sí cree, y acto seguido desaparece en el aire.

javi dijo...

Hola marmota!
Muchas gracias por el comentario (y por el link). He ido tanto tiempo deambulado por ahí que he estado mucho tiempo desconectado...

Un abrazo!

jobu dijo...

Gente maja la de los museos, je, je.

closada dijo...

¡Ay, chingalera! ¿Cómo puedes recordarme a estas alturas que se me pasó la exposición de Witkin? Esas cosas no se hacen... ¡Para una de las pocas exposiciones buenas que se hacen en esta urbe, carajo!

El único miedo que puede dar este artista es el que puede producir que te quedes prendado/a de tanta belleza llena de muerte.

Saludos desde los torreones llenos de Luz

marmota dijo...

:) Sí, es parecida... Pero la mía es real, hiscariotte!

Javi, espero que no desconectes tanto! ;)

Sí, jobu, saliendo de la nada y asustando a los visitantes... jajaja

Sí, closada, la verdad es que era impresionante. Una lástima que te la perdieras. Pero hombre, sus fotos de cadáveres pueden dar bastante mal rollo...