domingo, 5 de agosto de 2007

De kilos y cenas (o "Todo engorda")


Tantas chocolatinas y tanto estar sentada están empezando a hacerse notar, y creo que va haciendo falta que me deshaga de unos kilillos que se han encariñado conmigo y no se quieren marchar. El único problema es que soy una de esas personas que no están dispuestas a privarse de gran cosa para entrar en unos pantalones y claro, con esa falta de voluntad, mis nuevos compañeros no se van a dar mucha prisa en abandonar mis piernas y mi tripa.

El otro día fui a cenar al VIPS. A unos tres metros de donde estaba sentada, una pareja de chavalitos decidían qué pedir. Él proponía. Ella, guapa y delgada, rechazaba todo lo que tuviera algo de sustancia. "¿Se puede saber por qué hay bacon en la sección 'light'?", llegó a gritar -literalmente- en un momento dado. Al mismo tiempo, todo hay que decirlo, yo me preguntaba por qué entre mi lechuga no había bacon, si en la carta me habían prometido que lo pondrían.

Al final, él se decidió por una hamburguesa. Ella, por un sandwich. "Bueno, me lo comeré aunque lleve carne", comentó. Antes pidieron una ensalada. Cuando llegó, ella empezó a quejarse de que la salsa tenía muchas calorías y, cuando les trajeron lo demás, protestó porque lo suyo era mucho más grande de lo que esperaba.

Que queréis que os diga, la niña estaba estupendísima, pero daba mucha pena. Por otra parte, si yo fuera el chaval, no volvería a salir a cenar con alguien que sólo sabe amargarme la comida hablándome de lo que engorda todo. Sí, ya lo sé. Está claro que esta actitud no me va a ayudar a librarme de esos intrusos no deseados. Pero la verdad es que hay cosas que, simplemente, me parecen muy estúpidas.

20 comentarios:

El lunático Barry dijo...

El sacrificio es duro, nunca he hecho dieta pero si he estado temporadas privándome de caprichillos... pero últimamente no hay manera de que echar el freno pero no puedo voy descarrilado. La cerveza es INTOCABLE.

guitarboy dijo...

... seguro que su novio tenía una idea para hacerle quemar algunas calorías y a ella tampoco le pareció bien..

Mirko dijo...

¿Por qué se quejan tanto las que están tan flacas?
Y tú marmota, ya será para menos, seguro que no te sobran tantos kilos.
Por cierto, me has convencido; creo que me voy en noviembre a visitar a una amiga en Lisboa :-)

Lo dijo...

yo tuve un novio así pero lo dejé por un cucurucho de stracciatella (a las pocas semanas lo ví saliendo con una barbie)

como diría mi abuela "hay gente pa tó"

por cierto, a mi tb me gustó mucho la peli fast food nation... no me digas que ver eso no ayuda a cumplir una dieta :D

alex - miespejo.wordpress.com dijo...

Es una pena, que teniendo en cuenta lo importante que es alimentación, tan poca gente realmente lo afronte con sentido común. Y de los veganos, mejor ni hablar.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Yo una vez vi a una tipa superdelgada echarse coca-cola tratando de quitarse el gas con una cuchara... Verídico, lo juro...

Estas niñas estilizadas, aparte de no merecer la pena como modelo estético por poco salusables, están mal de la cabeza, no tengo duda alguna...

Mariia dijo...

Yo (y mucha gente más con cabecita)prefiero estar más rellenita pero feliz a ser un cuerpazo neurótico por la comida.

Besiitos =D

Ruvias Intelijentes dijo...

nosotras tampoco bolberiamos a salir con eya. con lo que nos enjanta comer... nos cae mal cualquiera que nos hestropee el momento!

Miss Sinner dijo...

Entonces estamos en las mismas, sólo que yo pasé por la fase delgada-neurótica. Me relajé y engordé, pero ahora me siento más relajada.

¡Voy a comerme una palmerita, hala!
¡Besos, guapa, que eres requeteguapa!

Ludwig Constantine dijo...

Yo confieso que salí un tiempo con una chica así, y puedo decir con seguridad que nunca más.

No te preocupes que en verano siempre se ganan unos kilos.

ana_arandanos dijo...

No hay nada mejor que una buena cena. Odio lo de comer poquito, dios con lo rico q esta todo!

Si quieres perder peso lo q tienes que hacer es deporte (aunque sea andar) y no merendar y ya estaaaaaaa.

marmota dijo...

jejeje

He empezado a ir al gimnasio, así que aun tengo más hambre. :)

Besos!

marmota dijo...

Bueno, más que empezar, he vuelto tras un laaargo descanso.
^^

marmota dijo...

Ludwig, normalemte yo en verano pierdo, así que esto no es buena señal... ;)

Aaaah, palmeras bueeeenas...

Ruvis, lo mismo pienso yo!

Claro, Mariia, vaya coñazo no poder comer de nada... :)


Buenísimo lo de la cuchara! Y qué hizo cuando no lo consiguió?

Alex, de hecho, yo como fatal y lo sé. Debería cuidar la alimentación un poco más. Pero, por lo menos, disfruto!!

Lo, pues la verdad es que sí. De hecho, más que SuperSizeMe, que era demasiado moralinas. Nada de novios de esos, faltaría más!!

Mirko, hombre, tampoco he dicho que sean tantos!!! XD Pues pásalo muy bien en Lisboa!

guitarboy, no lo sé. Si yo fuera el novio, se me quitarían las ganas, después de esa cena.

Nada, Barry, todos tenemos nuestros intocables! :)

Joer, después de todo esto, ahora me siento culpable por meterme con la pobre chavala a la que ni siquiera conozco... :S

Carabiru dijo...

Uff, cuando salgo a comer por ahí lo hago por gusto, así que me parecería una afrenta imperdonable que mi acompañante me jodiera el momento comentándome cuanto engorda todo lo que como!!!
Aisss, con lo rico que está todo!! o casi todo!

Juan Rodríguez Millán dijo...

Creo que se contentó con intentar tapar el líquido con la cuchara, así era feliz aunque fuera una auténtica estupidez... Y se bebió la Coca-Cola, claro...

Nany dijo...

A ver?? Ser rellenita, gordita o como quiera decírsele no está mal, cuidarse tampoco, lo que no se puede es ser obsesivo en ninguno de los casos. Soy partidaria de disfrutar comiendo!!! Siempre y cuando lo que coma no atente contra mi salud. En definitiva que no cuenta ser un figurín si eres anoréxica u obsesiva de no comer!!, tampoco cuanta hartarte de comida si no puedes ni caminar… la cosa está en logar un equilibrio…

DECKARD dijo...

Estoy de acuerdo, yo también prefiero machacarme haciendo algo de ejercicio que renunciar a comer determinadas cosas y, de momento, me mantengo. ¿Qué le voy a hacer? Tiendo al hedonismo.

Un saludo!

begusa dijo...

bueno... hay gente que llega a sacrificar mucho cuando se obsesiona con entrar en un pantalón como tú dices...
A mí también me sobran un par de kilitos a pesar de ser vegetariana. Eso sí, intento llevar un control para no tener carencias de nada. Y estoy estupenda!! Así que, el hecho de decantarte por un tipo de alimentación (sea por el motivo que sea) no implica que comas como el culo ni que estés o te vayas a quedar en los huesos ni que seas un paranoico de las calorías. Todo está en cómo se tomen las cosas.
No conozco a much@s vegetarian@s con problemas de alimentación (anorexia, bulimia...)
Lo siento, pero me he sentido un poquito ofendida por el comentario del tal Alex.
Ah! y vivan esos kilitos (no "de más" sino "no de menos")
;)

Carolin dijo...

Que gusto es leerte!

Muchas veces nos volvemos insoportable por querer matener nuestro peso, pero una cosa es cuidar lo que comemos y otra cosa es ponerle defecto y causar fastidio entre quienes nos acompañan.

Me imagino a sus compañeros de paseo que mal la habran pasado con una persona que a mi parecer es anorexica.

Saludos,
Muy interesante tu blog