jueves, 28 de junio de 2007

¿Nada que reivindicar?


En los dos últimos años:







Mi amigo X todavía prefiere no hablar de su pareja delante de determinadas personas.

Etc.

¿De verdad no hay motivo para manifestaciones?

6 comentarios:

Kate dijo...

Todavía queda mucho por hacer, parece normalizado, pero nada más lejos de la realidad!

Saludoss :)

Alex - miespejo.wordpress.com dijo...

Yo creo que esta bastante normalizado , me explico. Los derechos están conseguidos. Y es la base para crear una conciencia de igualdad y respeto (base que no se consigue de la noche a la mañana). Y creo que ese es el paso mas importante. A partir de ahora, al menos tal y como lo veo, cualquier "defensa" de los homosexuales, solo sirve que crear mas diferencia entre homo y hetero y para radicalizar mas a los que se oponen.

Tenemos una historia y el ser humano es de una forma. El sexual es un prejuicio que arraiga muy profundo. Y es una cuestión de tiempo, de cambio generacional.

La solución es esperar. Esperar a que esos viejos la palmen, y que la influencia en general del homofobismo vaya mermando.

De otra forma, lo único que se consigue es hacer una diferencia de algo tan personal como la homosexualidad donde no la hay.


¿acaso queréis un mundo como el EEUU, donde esta el mundo de los negros y el mundo de los blancos? (por poner un ejemplo rápido)

Todo lo que sea señalar una diferencia sirve para dividir. Dividir es destruir, unir es construir. Solo se avanza construyendo.


Mi opinión es que hay actuar con normalidad, absoluta normalidad, e ignorar a los que rechacen. El amor es la misma energía que el odio. Ya lo dijo Borges: Quien es sabio, no odia, OLVIDA.

"Aquella actitud moral que tenga que ser impuesta por ley, deja de ser moral"


PD: Supongo que como hetero, debo perder toda esperanza de seducir a la autora del blog, no? :-PPPPPPPPPPPP

El lunático Barry dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miss Sinner dijo...

Completamente de acuerdo con Alex.

marmota dijo...

Hola!

Antes de todo, Alex, no sé si has pensado que soy lesbiana, pero no es así. :) Simplemente me molesta ver cómo tanta gente sigue discriminada por esto.

En cuanto a lo demás, no estoy de acuerdo. Los derechos no están conseguidos en absoluto, sólo sobre el papel. Todavía hay mucha gente que los eliminaría si pudiera, concejales que no quieren celebrar bodas, etc. Así que es un avance, sí, pero no se puede quedar ahí.
Muchos homosexuales siguen sufriendo insultos, rechazo. En muchas ciudades es difícil que dos personas del mismo sexo se atrevan a mostrar su afecto en público. en muchas familias es un drama tener un hijo homosexual. Todo eso tiene que cambiar.
Los prejuicios están arraigados, y no son sólo cosas de viejos. Muchísimas gente joven sigue viendo a los homosexuales como enfermos degenerados.
Puedes ignorar a los que te rechazan (más o menos), pero no a los que te amenazan, a los que te insultan, a los que te niegan el derecho a formar una familia con normalidad o a enrollarte con quien te dé la gana. Eso no es tan fácil, y no creo que se deba tolerar. No creo que la actitud "dejadlos, que ya se cansarán" sea la correcta. Cada uno puede tener su opinión, desde luego. No tienen por qué gustarte los homosexuales, pero lo que no se puede permitir es que eso pueda limitar sus derechos.
En ese contexto, creo que es importante recordar que siguen existiendo problemas y que la igualdad real todavía no es un hecho. No podemos esperar que la discriminación termine sola si cerramos los ojos ante su existencia. Por eso, creo que las manifestaciones (y no sólo las manifestaciones) son importantes, y también lo es que los heterosexuales podamos apoyarlas. No puede ser una lucha de unos contra otros, sino que tiene que ser la lucha de todos contra la desigualdad y la intolerancia.
Siguiendo la comparación con lo de los blancos y negros de USA que comentas, te diría que es como si se dijera que tenemos que quedarnos callados si un negro es discriminado por alguna razón. Una cosa no quita la otra.
También, aunque no hayas sacado el tema, me gustaría decir que tampoco estoy de acuerdo con los que critican las manifestaciones por el rollo drag y demás. En primer lugar, no sólo hay reinonas, lo que pasa es que a los señores calvos con gafas y corbata o a las chicas jóvenes con pinta de empollonas no los sacan en los medios. Por ejemplo, en la manifestación de Zaragoza, eran una decena los que iban de queens, pero son los que salieron luego en las fotos. En segundo lugar, el componente lúdico, unido al reivindicativo, está presente en muchas manifestaciones. Que haya un rollo petardísimo en esto no es mejor ni peor que los que van disfrazados a las de la vivienda. No todos son iguales ni sus reivindicaciones pierden legitimidad por llevar peluca. Y en tercer lugar, eso me recuerda a la actitud de "yo les dejo, pero no quiero verlos". O sea, prmitimos que los gays existan siempre que no nos demuestren de ninguna manera que lo son. Es frecuente la crítica de "¿cómo les van a respetar yendo así?", pero la cuestión es que pueden ir como les dé la gana, eso no les quita derechos (ni obligaciones). Y, vuelvo a repetir, es sólo una parte del movimiento. Eclipsa a las demás, sí, pero habría que ver quién tiene la culpa de eso.

Bueno, de esto se puede hablar muuucho rato, pero no quiero alargarme más, que ya está bien! :)

Un saludo, gracias por dejar un comentario tan largo y argumentado!

Tamaruca dijo...

Ese es el problema, que muchos deseamos que no haya motivos para manifestaciones.

Un mmua..