lunes, 25 de junio de 2007

Mis robots favoritos (IV): Robot Stories

Algo que no puede reemplazar el Emule es el placer de ir a un videoclub de barrio, de esos que no tienen únicamente cincuenta copias de los últimos superéxitos(*1), y buscar en sus estanterías algo que te llame la atención, algo que quizá no conozcas, un director del que nunca hayas oído hablar o un título que te resulte sugerente. Fue así como descubrimos "Robot Stories".

Cuando mi centollo vivía en Barcelona y yo iba a visitarle, solíamos pasarnos por un videoclub que había cerca de su casa. Tenía un montón de títulos, y nosotros, como ahora, tardábamos siempre mucho en escoger. A él le gusta el terror, el suspense, la ciencia ficción y el cine bélico. A mí el independiente, las comedias un poquito negras, algunos dramas y, como dice él, "esas pelis en las que el sexo siempre parece tener mucha importancia y todos acaban descubriendo algo vital desnudos"(*2). Fue uno de esos días en los que intentábamos llegar a algo que nos convenciera a los dos cuando la encontramos.

Qué descubrimiento. Cuando aparecieron los créditos del principio con los cacharritos bailarines, nos preguntamos qué marcianada habíamos cogido. Pero resultó ser estupenda. Cuatro historias cortas, aparentemente orientales, con los robots como nexo de unión. Un bebé-tamagotchi para enseñar a querer a unos futuros padres, una madre que intenta desesperadamente completar la colección de juguetes de su hijo moribundo para no enfrentarse a la realidad, una relación platónica entre dos humanoides de oficina y una reflexión sobre el amor y la muerte virtuales. Sin caer en tragedias ridículas y sin prescindir del humor. Y demostrando que un robot puede ser muchas cosas diferentes.

El otro día la volvimos a ver en otro videoclub y recordé que le debía una entrada. Si no conocéis la película, os la recomiendo.



De otros robots ya hablamos aquí, aquí, aquí y aquí.

Como bonus, os dejo la advertencia de Guizmo: "If the robots win we'll have to listen to techno". Cuidadín.

*1: Atención, pregunta: ¿por qué cerró el Blockbuster?
*2: No, no se refiere a ésas que estáis pensando.

7 comentarios:

Esther dijo...

ya está apuntada! en cuanto la haya visto te digo algo! un besito!!

carmncitta dijo...

gracias por la recomendación, a ver si está en el videoclub de mi barrio!

muaks

Mirko dijo...

¿Qué descubren algo vital desnudos? ¿pero qué pelis cochinas son esas?? Hummmm....déjame pensar... ¿Son películas como...
- Dreamers?
- La insoportable levedad del ser?
¿Me equivoco? :-P

alex - miespejo.wordpress.com dijo...

Tomo nota de la peli, hacia tiempo que no aspiraba a ver una buena peli de robots...


A mi tambien me gustaba el video club, por cierto. En mi antiguo barrio habia uno (acabe simpatizando con el dueño) que ademas se tiraba el rollo de ofrecer pelis "raras". Me encataba tirarme media hora para decidir si iba a ver una u otra. Alli descubri cosas realmente buenas, cine irani, la trilogia de azul rojo y blanco, buster keaton... etc etc. Que tiempos aquellos!!!!

el aguaó dijo...

Tomo prestada tu sugerencia. Cuando la vea te comento.

Besos.

marmota dijo...

A ver si me haceis caso de verdad! :) a mí me encantó.

Mirko, exacto. No sabía que había una peli de La insoportable levedad del ser (pero el libro me encantó), pero Soñadores es una de las que siempre intento coger y no consigo, sí.

echalotte dijo...

que buena pinta, a ver si tengo suerte y la tienen en mi video club, que yo soy de las que me tiro media hora decidiendo y luego cojo la que menos me apetece... ya te contaré.