sábado, 26 de mayo de 2007

Seis grados de separación

Estoy segura de que la mayoría habéis oído hablar de los seis grados de separación. Según esta teoría, cualquiera está conectado a otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cuatro intermediarios. Es decir, seis individuos, contando el primero y el último. Lo que yo no sabía era de dónde había surgido todo esto, y lo acabo de encontrar en el libro que estoy leyendo ahora ("Coolhunting. Diseñadores y multitudes creativas en Aragón").

"En 1967 el psicólogo social Stanley Milgram puso en marcha un experimento. Repartió una serie de cartas entre unos cientos de personas seleccionadas al azar de dos poblaciones de Nebraska. Las cartas debían hacerse llegar a un único destinatario, un corredor de bolsa afincado en una población de Massachussets y que trabajaba en Boston. La condición que puso Milgram a los receptores de las cartas es que sólo podían dárselas a personas que se tutearan. El resultado del experimento fue sorprendente: por término medio sólo hicieron falta seis contactos entre conocidos para hacer llegar la carta a su destino".

La Universidad de Virginia consiguió que la idea se hiciese bastante popular con un jueguecito, "The Oracle of Bacon at Virginia", que muestra los grados de separación que hay entre cualquier actor y Kevin Bacon (basándose en la Internet Movie Database y limitándose a contar como "conexión" el haber trabajado juntos). Es llamativo que en la mayoría de los casos sólo son necesarios dos o tres pasos, y hay muy pocos que pasen de seis. Aunque en estos dos ejemplos sí se habla de más grados de interconexión, deduzco que el número se reduce al añadir las personas a las que sí tuteas o, en el caso de Bacon, a las relaciones fuera del mundo profesional.

Curioso, ¿no?

Editado 02.06.07: Raul Sensato me habla de un libro de relatos de Frigyes Karinthy que planteó la idea anteriormente. Aquí os dejo el enlace a la Wikipedia.

12 comentarios:

nancicomansi dijo...

Ayyyyy!! leí esta noticia no me acuerdo donde...y debo ser muuuy tonta por que me sigue pareciendo un poco raro...de todos modos, lomeditaré con calma...

Dark Santi dijo...

Yo también había escuchado hablar sobre ello hace tiempo y fue interesantísimo, ya que estuvimos a punto de poner en marcha una campaña para hacerle llegar unas cartas al presidente del gobierno. Claro, que no hubieran llegado porque probablemente hubieran desaparecido antes de eso, pero no por la falta de conexión, si no por lo obvio.

Pero hubiera estado bien que llegaran, jejeje.

Leónidas Kowalski de Arimatea dijo...

¿Y tú te lo crees? Es todo una leyenda urbana.

El Nota dijo...

Yo si que lo había oído y no se que creer.
Por esa teoría el mundo sería un patio de colegio lleno de coleguitas y... lamentablemente no lo es.

El Responsable dijo...

¿Y qué dice Iker Jimenez de todo esto?

David Cebe dijo...

Curioso curioso!

Bonito blog Marmota!, accedí a él por la página de El País. Saludos, y un gran abrazo

marmota dijo...

Gracias, David!

Iker? Iker dirá que estamos conectados con los marcianos! XD

Santi, habría sido genial!

Nota, Leo, nancicomansi, pues yo lo creo completamente! No se trata de que sean amigos, sino de tener algún tipo de relación. La que sea. Conocemos a muchísima más gente de la que pensamos, y cada una de esas personas conoce, a su vez, a muchísima gente. Otra cosa es que desde casa seas capaz de establecer las conexiones, porque claro, no tenemos ni idea de quién es el médico del amigo del vecino de nuestra peluquera (por poner un ejemplo).

Lo de bacon es realmente curioso.

María dijo...

Sí que había escuchado acerca de la teoría, de hecho están echando una serie en el Digital plus, ahora mismo no caigo en si es en en el canal Fox o Axn, uno de los dos de fijo, que se llama Seis Grados, pero lo cierto es que se nota demasiado la intencionalidad de que confluyan las vidas de los coprotagonistas, claro que es una serie.
Aunque te digo una cosa, Málaga es un pañuelo y a mí me ha pasado cada cosa con cada gente con la que al final tenía algo que ver que es pá flipar.
Oye cuánto tiempo sin dejar huella por aquí!
¿Todo bien, nena? Espero/seguro que sí.
Besos a montones
:)

Raul Sensato dijo...

Segun la wikipedia, el origen de la idea es Hungara:

http://en.wikipedia.org/wiki/Degrees_of_separation

The "shrinking world" of Frigyes Karinthy

In 1929, a Hungarian author named Frigyes Karinthy published a volume of short stories titled "Everything is Different."


Cualquier cosa de la wikipedia inglesa que no diga que todo esta inventado por alguien norteamericano o angloparlante, debe ser verdad!

marmota dijo...

Es verdad, lo vi cuando preparaba esta entrada y luego lo olvidé! El caso es que de ahí parte la idea, pero no "la prueba" (si se puede llamar "prueba" al experimento de este señor).

María, qué alegría verte de nuevo! :)

coleto dijo...

Yo sí que creo que sea verdad lo de los grados de separación, no es tan dificil.

Ejemplos:
Una amiga mia (1) tiene un amigo (2) que es primo de Amaral (3), y a partir de Amaral puedes llegar en seguida a un montón de músicos (Moby, Pereza, Deluxe...)

Un amigo mio (1) es sobrino de Ramón Arangüena (2) y a partir de aqui en seguida me puedo relacionar con cualquiera de la tele o de cine que ha pasado por Lo + plus.

Un amigo de Madrid (1) es amigo de la hija (2) de Jose Luis Cuerda (3) productor de Amenabar (4)

Aún se me ocurre alguna más, si no es tan dificil

jesteban dijo...

No me lo creo. O será que llueve y ya ha anochecido y aun estoy en la oficina porque en casa nadie me espera. Hoy siento que entre yo y el resto del universo hay al menos un par de miles de grados.

¿Me llegaría algún día alguna de esas cartas? Quizás debería mandarlas yo.

Me perderé mi serie favorita por leerte, Marmota.

Gracias.