martes, 1 de mayo de 2007

La fórmula "20 minutos"

Suelo visitar la web de 2o minutos. Fue uno de los primeros diarios españoles en comprender las posibilidades de los medios digitales, y ha aprovechado muy bien recursos como las fotogalerías o los blogs para presentar las informaciones. Y no lo digo sólo yo: su director, Arsenio Escolar, resultó ganador de la sexta edición del Premio de Periodismo Digital “José Manuel Porquet”. Sin embargo, su apuesta facilona y sensacionalista me está empezando a resultar cada vez más irritante.

Es fácil comprobar que hay temas que hacen que la gente reaccione. 20 minutos no modera los comentarios. Si acaso, los elimina a posteriori si no los considera apropiados, pero para entonces mucha gente ha tenido tiempo de leer auténticas barbaridades de autores anónimos y enlaces, cuanto menos, cuestionables, entre otras cosas. Aunque, en teoría, la moderación pueda tener muchos inconvenientes, como la falta de inmediatez o la posibilidad de censurar cualquier tipo de opinión contraria, en la práctica creo que es necesaria en medios de tanto alcance, visto el comportamiento de algunos.

En concreto, los temas que dan pie a discusiones en torno a los homosexuales, los inmigrantes, el sexismo o, en general, que puedan enfrentar con facilidad a derecha e izquierda, entendidos estos términos de la manera más maniquea posible, suelen conseguir un número especialmente alto de lectores y comentarios. Por supuesto, cualquier cosa morbosilla o graciosa, también (quizá estos enlaces no sean los más significativos en este sentido, pero los he puesto por ser bastante recientes).

Visto esto, 20 minutos ha decidido apostar por lo fácil y ofrecer carnaza. O bien prioriza informaciones con un escaso interés real, o bien les da la vuelta para destacar lo que puede resultar más polémico (o lo que sus comentaristas deben de considerar lo "más polémico"). Por ejemplo, en la página principal aparecía destacado ayer o anteayer esto, con el titular “¿Eva Sannum en la Ruber?”. Dejando de lado la importancia que pudiera tener (creo que ya tenemos asumido que es inevitable que los “asuntos reales” se expriman al máximo), está claro que, aunque enlace a un blog, muchas personas van a creer que lo que les ofrecen es la noticia de que la ex del príncipe pasó por la clínica. Además, estiran y estiran recursos como lo de la matanza de Virginia hasta un punto, en mi opinión, excesivo.

Y no es que yo viva en un mundo ideal. Sé perfectamente que es difícil prescindir de una cierta dosis de este tipo de cosas, y no creo que sea un problema mientras no pasen a un primer plano (en el caso de las bobadas) o se manipulen para ser más llamativas (cuando, en sí, la noticia puede ser relevante, pero se le da una importancia excesiva a algún aspecto anecdótico). La de Lepe en Interviu o el videoclip del triunfito desatado son sólo dos ejemplos de noticias que han salido en todos los medios. Y, como en el trabajo me encargo, entre otras cosas, de seleccionar los titulares para la portada de la web de un diario, puedo ver de primera mano que estas cosas suelen acaparar mucha más atención que otros temas más importantes.

Por otra parte, gran parte de la blogosfera, entre la que me incluyo, tiende a aprovechar más las "noticias memas" que las serias. Pero yo no pretendo ser un medio de información general, y muchas veces prefiero frivolizar sobre este tipo de temas que intentar sentar cátedra sobre problemas de los que no tengo más información que la que me acaban de transmitir los medios de comunicación. Del mismo modo, los medios especializados (en corazón, en humor o en lo que sea) tampoco juegan en la misma liga.

La cuestión es, entonces, hasta dónde están dispuestos a priorizar estas cosas los medios generalistas. Y, a otro nivel, cuánto van a retorcer un titular para que llame la atención. La fórmula de 20 minutos funciona, pero creo que se les está empezando a ir la mano. Deberían decidir, si no lo han hecho ya, si realmente quieren convertirse en el exponente de la prensa sensacionalista en España.

8 comentarios:

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

A mí me parecen unos demagogos y manipuladores en general, sólo les interesa el número de visitas y existe un cierto tufillo a amiguismo entre sus colaboradores, amén de un desmesurado interés por hacerse "dueños" del fenómeno blogosfera. Es sólo una opinión, pero me parece que tener en nómina a alguien como Ezcritor ya habla por si mismo.
Un saludo

Euterpe dijo...

buenas marmota, ha sido una pena q abandonaras pero aqui se esta bien. Yo tb lo he dejado, ya no hay mas el mundo de euterpe, pero podeis vistar una pag mia, con cosillas q hago, a ver si os gustan besos, y bienvenida al blogger!!!!

Euterpe dijo...

uupppsss!!! la web es www.euterpecreaciones.blogspot.com

Mel dijo...

Siento decir que yo me tengo "prohibido" ver las noticias o leer los periódicos.

Me sienta fatal... No puedo evitar darle vueltas a cualquier palabra que se use, buscar lo subjetivo, buscar el "espectáculo" en las noticias, y la extrasensibilidad con la que friamente se exponen verdaderos sentimientos.

Odio especialmente la sección de Sucesos. Pero en cualquier noticia, no paro de darle a vuelta a las exageraciones o los eufemismos buscando esa otra cara que no QUIEREN contar (no importa que esté de acuerdo con lo que dicen)

A veces siento que no me entero de lo que ocurre en el mundo, pero no importa, prefiero apagar la tele o quemar el periódico antes de que me agobie por algo que no se merece.

Enrique Canteras dijo...

¡Hola, Marta!
Yo, utilizo el diario 20 minutos para lectura rápida de noticias.
Y si sacan un Concurso de ideas o videoideas, yo intentaré iniciarme en eso.
De momento, con algo de suerte, he gando uno de los premios del Concurso "tus 20 segundos de gloria" (miniclpis de 20 segundos)
Mi vídeo (a nombre de mi madre) se titula NO ME AGACHO (humor y algo de ironía).
Es el estilo de lo que intento hacer en mis escritos y composiciones sencillas.
Por ahí va mi camino.
Me gustaría intercambiar opiniones contigo.
Un beso.
Kike.

marmota dijo...

Ah, pues lo miraré, Enrique. He visto algunos.

Mel, pues espero que no haya muchos como tú, o será el fin de los periodistas! ;)
(Aunque yo casi no veo informativos en la tele)

Ahora lo miro, Euterpe.

Bueno, Gregorio, no sé si eso es excesivo. A mí el Ezcritor, aunque no me apasiona, tampoco me desagrada. No sé si merecía ganar el concurso del año pasado o no, pero por lo menos es original y entretenido.

Así, en general: por supuesto que el 20 minutos tiene cosas buenas, ha sido muy innovador en algunos aspectos (al menos en España) y fomenta mucho la participación ciudadana (aunque quizá debería controlarla más). Pero últimamente me da la sensación de que cada vez tira más hacia el morbo y la polémica fácil.

Miss Sinner dijo...

A mí también me lo parece. Solía pasar para leer titulares y alguna notica que me interesara, pero empecé a ver que se centraban mucho en la polémica PP/PSOE y dejaban de lado otras noticias.

Últimamente no leo ni veo las noticias. Me deprimen.

ana_arandanos dijo...

Puff el tema de la informacion y lo que nos interesa o lo que nos debe de interesar... ultimamente le estoy dando muchas vueltas a eso, a ver si un dia me centro y hago una reflexion decente.

Me ha gustado tu post.