lunes, 28 de mayo de 2007

Crónica postelectoral


Impagable la estampa que ofrecieron Juan Alberto Belloch y Marcelino Iglesias cuando aparecieron públicamente para celebrar su victoria en Aragón. Maravilloso el momento en el que Belloch empezó a gritar "¡Marcelo es éste!" mientras agarraba del hombro a Iglesias, que, claramente avergonzado, no sabía muy bien qué cara poner. Por cierto, ¿soy la única que piensa que la cabeza de Juan Alberto es muchísimo más grande que la de Marcelino?

Es todo. Con todo el tema de las elecciones ayer salí del curro a las tres y media de la mañana, y hoy he entrado a las nueve. Creo que no se puede esperar nada mejor de mí.

(La foto es de Javier Cebollada para EFE).

10 comentarios:

El Nota dijo...

Otia!
Es cierto, menudo cabezón!

Debes de tener la cabeza llena de porcentajes, numeros, cifras, declaraciones, etc...
Yo ya la tengo y solo seguí a un pueblo alicantino.

GUIZMO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
liviano dijo...

Ya es suficiente. A mi me avergonzó un poco Belloch, saludando y dando gritos mientras MI intentaba hablar. Y llamándolo Marcelo. Esto contigo enq ue MI estaba algo abochornado.

Dark Santi dijo...

Pues sí, tiene un señor cabezón. Como aquí nuestro amigo Simancas, tú fíjate y verás... :D

Por cierto, aquí un coordinador de un colegio electoral os prepara un paseo a tan...eh... impagable día, por decir algo.

el aguaó dijo...

¡¡Es increíble!! La verdad es que a mí también me lo parece. Creo que Belloch es de otro estilo escultórico u otro canon. La prueba está en su desproporción con respecto al cuerpo, aunque creo que su principal problema es la carencia de cuello, o al menos esa sensación da en la foto.

Un fuerte abrazo querida Marta.

P.D. Espero que descanses. Trabajar en las elecciones tiene que agotar mucho más.

Miss Sinner dijo...

Pero... ¿Belloch sigue en activo? Yo creía que se había retirado ya U.u'
Guizmo tiene razón, la barba hace mucho. Y también que esté con los brazos en alto y no se le vean el cuello y los hombros. Pero sí, de todos modos parece que va bien despachado.

¿Lo de "¡Marcelo es éste!" es porque no había estado en público antes y nadie le conoce o cómo?

En fin, descansa todo lo que puedas. Las resacas electorales son las peores.

Besos :*

Maria's Blog dijo...

yo creo que el espectáculo fue de coña en todas partes...
el cabezón como comentas es considerable...

marmota dijo...

Descansada! Ya! :)

Parece que lo de la cabeza es un efecto de la foto, pero no! Habría puesto un vídeo, pero no lo encontré.

Tamaruca dijo...

¡Es verdad, jajajaja!

Los del CHA no estarían tan contentos...

Que descanses :*

marmota dijo...

No, los de CHA seguro que no...