sábado, 3 de febrero de 2007

Espectáculo de hipnosis

Durante las fiestas del pueblo, la comisión contrató a un “hipnotizador” para hacer el típico número de “Ahora eres tal… Ahora eres Pascual…”. Cuando pidió voluntarios, un grupo de amigas de unos doce o trece años y alguna otra persona se ofrecieron como conejillos de Indias. El hombre las puso en fila y empezó a soltar su discurso: “Contad hasta diez… Tenéis mucho sueño…”.

El presupuesto de festejos no debía de ser suficiente como para traer al mejor, así que en su lugar vino uno que sabía hacerlo a medias. ¿Resultado? Sólo consiguió hipnotizar a la mitad de los voluntarios. En un extremo se encontraba la marmota, que no sabía muy bien qué hacer. ¿Cómo vas a levantarte cuando todo el pueblo está observando fascinado y decir: “Oiga, que conmigo no ha funcionado”? Así que decidió seguirle la corriente al tipo.

“¡Tenéis mucho frío!” A tiritar. “¡Ahora mucho calor!” Pues nada, ahora a abanicarse. “¡Habéis vuelto a la infancia, sois bebés!” La marmota, con los ojos cerrados, notó cómo la amiga que se encontraba a su derecha se le acercaba. “¡Sheila, Sheila!”, murmuró. “¡Muaaaah! Mami…”. Mierda. Con Sheila sí que había funcionado.

A estas alturas, el showman ya debía de sospechar a quiénes había hipnotizado y a quiénes no -¡gracias a Dios!-, porque empezó a hacer todas las preguntas estúpidas a las mismas personas. En algún momento, ella escuchó cómo le decía al marido de la mujer de la papelería que le había dado unas gafas mágicas para ver a la gente desnuda. La cara del hombre debía de ser un poema, porque todo el público se reía. “¿Qué estoy haciendo aquí?”, pensaba mientras sufría y esperaba no ser la próxima víctima.

Después de semejante experiencia, la marmota sabe que nunca volverá a subirse al escenario durante un espectáculo de hipnosis.

17 comentarios:

Mel dijo...

Hmmmm... a parte de ti, hubo alguien más al que no funcionó? quizás eres inmune a la dominación mental y no lo sabes!

Oh, y si es asi, quizás tengas más superpoderes. Has intentado volar? levantar un camión y cosas asi?

EmeA dijo...

¿El marido de la mujer de la papelería te ha visto desnuda? Jo, qué envidia

Por cierto, ya que excepto en casos de poligamia el marido de la mujer suele ser uno mismo, ¿quién tuvo la mala leche de bautizar a ese señor como La Papelería?

Celia dijo...

ERES inmune!!! Alégrate mujer!! Excepto por la verguenza de tiritar y abanicarte delante de gente y saber que luego puede que te pregunten te acuerdas de algo???? Y tu... si de que me desnudaron mentalmente!!!

Mirko dijo...

Y es que la marmota ya había sufrido lo suficiente aquella misma semana, al tener que admitir a los lugareños sobre aquel mismo escenario que les esperaban otras 6 semanas de duro invierno...

marta marmota dijo...

Mmmh, inmune... No sé... Hubo alguna otra persona con la que no funcionó.

Pero probaré a volar, a ver qué pasa.

EmeA, qué malo lo de la Papelería... ;-)
(Ah, y es mejor verme vestida. ^^)

Dark Santi dijo...

Yo me habría puesto a gritar "¡¡Tengo que matar!!¡¡Tengo que matar!!" y me habría tirado hacia él. Le hubiera hecho replantearse su carrera, y fijo que volvería a subir a un escenario.

Dark Santi dijo...

Quise decir que fijo que NORL!

Ains, la edad (y la tontería), que ya afectan...

EmeA dijo...

> Ah, y es mejor verme vestida

Siento no confiar en ti, pero me gustaría formarme mi propia opinión

Itoitz dijo...

Hace años en las fiestas patronales de Santurtzi , un pueblo cercano a Bilbao, contrataron aun hipnotizador noruego de mucho prestigio, sería entre la comunidad de propietarios de su escalera en Oslo porque tela la que montó.
Escogió a un grupo personas al “azar” y les subió al escenario a armar su Show. Entre “la caló” del verano, los gin tonics que se había calzado y su “spanglish” de CCC, el espectáculo estuvo servido:
Del grupo de ocho, tres eran sospechosamente escandinavos, y curiosamente fueron los únicos que no hablaron ni para berrear como recién nacidos cuando el sociopata hipnotizador les retornó a su infancia. Los restantes eran un fumao pagado en especias, un ama de casa trasnochada que no podía parar de reírse, una actriz porno intentando exhibir sus dotes de interpretación fingiendo un desmayo y una anciana a la que no le resultó difícil viajar en el tiempo para relatarnos cosas del antiguo Egipto, ya que la buena mujer había hecho la comunión con nefertiti …

philip oyhas dijo...

Umm siempre he querido que me hipnoticen con todas las de la ley pero me da miedo y no siempre se ve un hipnotizador..
Por cierto he intentado comentar sobre la pelicula de Babel..aghh..marta marmota porque te has tenido que mudar?

Tamaruca dijo...

Yo no creo en la hipnosis. ¿Debería?

Y eso que soy sonámbula, que hago cosas dormida y luego no me acuerdo ni aunque me golpeen.

Qué raro...


¿¿Y cuando le preguntaste a Sheila si fingía o estaba hipnotizada de verdad, qué dijo??

Ô.Ô

Tamaruca dijo...

Me acabo de acordar de una amiga de mi madre que trataron de hipnotizar para que dejase de fumar. Lo que me pude reír cuando lo contaba, si me da tiempo lo escribiré ;)

Muackiss!

Miss Sinner dijo...

Si no hay pistola de por medio, no subo.

marta marmota dijo...

Sheila dijo que estaba hipnotizada. Y estoy bastante segura de que dijo la verdad...

Mirko dijo...

¿Entonces te pusiste a tiritar de frío y a abanicarte para seguirle la corriente? Buf, qué corte, ¿no? Yo hubiera preferido decirle "no rula conmigo, colega" a eso...

EL PATRON dijo...

Anda que no te lo pasaste bien ni nada...eso no lo puedes negar.

¿Donde podria conseguir unas gafas de esas?

Baakanit dijo...

Tienes inmunidad sicológica!

Saludos