lunes, 10 de julio de 2006

Verano, verano...

Vuelvo de vacaciones y, el mismo día, empiezo a trabajar. Llevo más de 24 horas de aeropuertos, aviones, estaciones y autobuses, y no he dormido ni comido decentemente en horas.

Pasa la semana, me entero de que también me toca quedarme el sábado y el domingo.

Mi familia volverá el lunes de vacaciones, así que tengo que limpiar y recoger todo antes de que lleguen.
Yo en Zaragoza, mis amigos de vacaciones.

Calor, un calor insoportable... Me ducho y me cambio de ropa dos veces, no puedo dejar de sudar.

Maldito verano.

Llego al trabajo y escucho: "uy, con esas gafas de sol estás igualita que Audrey Hepburn...". Sonrío.

En una semana como ésta, una simple frase es suficiente para alegrarme el día.

><

Publicado el 10.07.06 en ¿La curiosidad mató al gato?

No hay comentarios: