viernes, 4 de agosto de 2006

Pequeña defensa de las revistas masculinas

Voy a ver si saco un tema polémico, que ya hace tiempo que esto es muy "light".

Aquí y ahora voy a manifestar dos cosas.

Una, me considero feminista.

Dos, me gustan las revistas masculinas. Por lo menos, algunas de ellas.

El primer punto lo matizaré en otro momento porque, si no, me voy a eternizar. Sólo diré que es un error considerar el feminismo como el machismo, pero al revés. El feminismo, en principio -y no me pondré a escribir ahora sobre las diferentes corrientes feministas-, busca la igualdad de derechos para las mujeres, en un mundo en el que todavía están discriminadas, y no tiene nada que ver con contar chistes del tipo "los tíos no pueden hacer dos cosas a la vez". Una vez dicho esto, paso al punto dos.

Sí, me gustan las revistas masculinas.

Está claro que no son precisamente lecturas para intelectuales. Tampoco pretenden serlo, y, por lo menos, son divertidas. Por otra parte, no me parecen especialmente machistas. Sí, está claro que sacan tetas y culos. ¿Y qué? ¿Tiene algo de malo que te guste ver mujeres sexys? Estas revistas dejan claro qué es lo que venden, y a quién van dirigidas. No creo que haya ningún problema con eso y, en cuanto al tipo de mujeres que sacan, con todo lo "barbies" que puedan ser, son más "reales" que las modelos de 1,80 y 45 kilos que sacan en las revistas femeninas como "Cosmopolitan" entre los artículos "Siéntete bien con tu cuerpo" y "Adelgaza sin esfuerzo".

A mí lo que me parece preocupante es que, para venderte helados, haya que recurrir a una mujer en bikini lamiendo lascivamente un polo. Eso sí que es convertir a una mujer en un objeto sexual, para vender, y sin que nadie lo haya pedido. Otro ejemplo, la publicidad de Air Berlin, en la que se pueden ver, por ejemplo, anuncios con una mujer vestida sólo con unos guantes de boxeo bajo la frase: "Volar sin Air Berlin es como boxear sin pantalones" o éste:


¿Culos para anunciar una compañía aérea? Eso sí que es lamentable, y no una revista dirigida a hombres que quieren ver desnudos de mujeres atractivas...

En cuanto a los contenidos -que es lo que a mí me resulta interesante, porque si quiero ver tetas me levanto la camiseta y me acerco al espejo-, no son tan machistas como podría parecer a primera vista. Evidentemente, hay cosas que hay que tomarse con un poco de sentido del humor, y no sacarlas de quicio. Pero, curiosamente, luego te encuentras con que, en realidad, muchas veces tratan mejor a la mujeres que las revistas femeninas a los hombres. Recuerdo un artículo que aparecía en "FHM" o "Maxim" titulado "Cómo esquivar sus golpes mortales" (o algo así). Se trataba de la típica tontería sobre cómo responder a preguntas del tipo: "¿En qué estás pensando?", "¿Me quieres?", etc. Y resulta que, después de las grandes letras con esa frase que auguraba una serie de barbaridades, encontrabas consejos del tipo: "A ver, si la quieres, díselo, que tampoco te cuesta tanto...". La verdad, me parece una frase mucho menos sexista que la típica "Los hombres son muy simples y necesitan que les expliques las cosas despacio", propia de las revistas femeninas.

Evidentemente, no creo que éste sea un producto indispensable ni maravilloso, ni que todo el mundo tenga que comprarlas. Tampoco me pondré a hablar de que estas revistas sean de mejor o peor gusto. Sólo digo que me parece un error demonizarlas, que no son la cúspide del machismo y que, si por leer estas revistas, un hombre espera que todas las mujeres sean unas maravillosas y complacientes señoritas, es igual de gilipollas que cualquier mujer que espere que todos los tíos sean como el Brad Pitt de las películas. Hay un momento y un lugar para cada cosa, y leer "En busca del tiempo perdido" no es incompatible con entretenerte con estas publicaciones.

Creo que el machismo que de verdad debería preocuparnos es el del día a día, el de "esta tía es una puta, ese tío es un ligón", el de "tu hermana, a las 10 en casa, tú, a la hora que quieras", el de "vas a seguir cobrando menos porque eres mujer" y muchos otros, pero no el de un producto que no pretende engañar a nadie, que deja claro qué es lo que contiene, que bromea y que, en definitiva, resulta ser mucho más respetuoso con las mujeres que muchas de las cosas que consideramos normales en nuestro entorno.

Tomemos estas cosas con humor, y erradiquemos el machismo que de verdad nos afecta.

Mi defensa de las revistas femeninas la dejo para otro día. Mientras tanto, quien quiera puede leer
Aventuras y desventuras en una revista femenina (I) y Aventuras y desventuras en una revista femenina (II).


Y aquí, una portada clásica de Playboy de octubre de 1971.


><


Publicado el 04.08.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

6 comentarios:

pequeñoIbán! dijo...

Si me parece que entiendo lo que dices. No sé si estoy plenamente de acuerdo, lo tendría que pensar bastante. Pero imagino que quieres separar lo que son unas fotos eróticas, bonitas y bellas para un público que las demanda y que paga por consumir exclusivamente esto; con el uso intencionado y medianamente sutil de ese mismo cuerpo desnudo para alcanzar objetivos económicos (la publidad)

no?

Si es que no, entonces no me he enterado.

Un saludo!

Agnóstico Apático dijo...

Pues yo creo haber entendido tu mensaje y compartirlo completamente, aunque habría de leer alguna de esas revista para corroborar el trato que se da a las mujeres. He comprado alguna por alguna promoción y, la verdad, no me ha escandalizado nada de lo que ahí se decía. Salud

marta marmota dijo...

Sí, sí, iba por ahí, pero también por no darle excesiva importancia a las cosas que realmente no son un problema.
Me refiero, por poner un ejemplo, a la típica madre que le dirá a su hija que no puede hacer ciertas cosas "que no son de chicas" después de escandalizarse por lo machista de una de estas revistas.

lacaja31 dijo...

totalmente de acuerdo contigo!!!
desde lo de que los chicos no podemos hacer dos cosas a la vez hasta lo de las revistas.

Aunque me joden que las feministas pro-igualdad no se quejen del anuncio del cafe "por fin chicos, podéis hacer dos cosas a la ves" o el otro en el que un señor pone mal la lavadora y la señora llama para que cambien al marido. (aunque a mi me hacen mogollón de gracia)
saludos!

Baakanit dijo...

Muy buena a defensa abogada! ;)

Cierto eso de que nos quieren meter por los ojos la figura desnuda femenina a todo momento, para cualquier comercial.

Los problemas del dia a dia son los que debemos erradicar, pero esos nos costaran cientos de anios mas!

Ciao

Anónimo dijo...

A mi me encantan esos libros a lo "¿Porque los hombres no escuchan y las mujeres no entiende los mapas?"

Porque ayudan a comprender el motivo de las diferencias genéticas, y conceptuales del hombre y la mujer alejandola del tópico social. Y con ello, aplicado friamente a la realidad cotidiana se mejora una barbaridad la vida.

Desde que reviso tres veces los estantes de la nevera fijandome mucho en si hay o no REALMENTE coca cola... Mi vida ha mejorado una barbaridad.

-Donde esta la coca cola?
-En la nevera...
-No, no está
-Que si
-que no...
-Que si.
-que no...
-que si.
-Ven y miralo, porque no está.

Viene, PIM PAM, y resulta que la tienes delante de tus narices, Y NO LA VES.

Puta visión de tubo.

SR MARMOTA
http://marmotasday.spaces.live.com