miércoles, 9 de agosto de 2006

Muñequitas

La vi en la tienda y era perfecta. Un pelo precioso. Unos ojos y unos labios enormes y bien maquillados y un montón de complementos. Pero era inaccesible para mí. Ahorré hasta que pude comprarla y, mientras tanto, iba cada día a contemplar su belleza. Al final, conseguí reunir el dinero necesario y me la llevé. Por fin podía sacarla del plástico que la protegía y jugar con ella.

Pero dejó de ser perfecta. Su pelo se estropeó, sus vestidos no me parecían tan bonitos ni sus complementos tan maravillosos. Además, no sabía hacer nada. Sólo ser bella.



Me aburrí y volví a la tienda. Ahora las sigo mirando, pero desde fuera. No las compraré ni las sacaré de su caja. Así es mucho mejor...





><




Publicado el 09.08.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

No hay comentarios: