viernes, 16 de junio de 2006

Haciendo las maletas

Hacer maletas. Ese gran reto por el que todos pasamos de vez en cuándo. Ahora mismo estoy enfrentándome a él otra vez, intentando corregir errores pasados y llevarme sólo lo que sea estrictamente necesario. Por supuesto, estoy segura de que acabaré llevándome algo que no usaré, pero esta vez sí que voy a ser capaz de prescindir de todas esas cosas absurdas que siempre acabo metiendo.

- Ropa para ir arreglada. Vamos a ver, ¿qué te hace pensar que vas a tener la oportunidad de usarla?

- Maquillaje. Si no te maquillas prácticamente nunca, creo que puedes seguir dos semanas sin hacerlo.

- Todas esas prendas que no te pones y que, de pronto, descubres en el fondo del armario. Por mucho que ahora seas incapaz de entender por qué no te las pones, seguro que hay alguna razón.

- 20.000 tipos de medicamentos, para cualquier enfermedad habida y por haber. Si te estás muriendo, tu botiquín no será la salvación (las tiritas no cuentan, por supuesto).

- Secador. Esto es como la bomba para hinchar colchones: "seguro que alguien lo lleva". Nunca falla, y si falla, pues sin secador.

- Tres bolsos. NO. Seguro que alguno queda bien con todo.

Mañana me voy a Turquía, con una maleta chiquitita -¿qué meto? ¿qué dejo?- y sin conocer a nadie (todavía).

Hasta dentro de dos semanas.





><



Publicado el 16.06.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota. ¡Al final me pasé, mi maleta era demasiado pequeña!

1 comentario:

El Suicida dijo...

No me lo recuerdes... mañana a las 6 de la mañana me voy a Andorra con mi instituto y no tengo ninguna maleta hecha... ¿Y si me olvido algo? Quenerviosquenerviosquenervios...