jueves, 27 de julio de 2006

El tigre y la nieve

"Saldré contigo el día que nieve sobre un tigre
en las calles de Roma"

Lo último de Roberto Benigni es una de esas películas que posiblemente me encantarían si no hubiese salido del cine con la sensación de haber visto otra vez "La vida es bella". Lo siento, pero las comparaciones son odiosas, y es imposible no ver los paralelismos entre las dos.

Que nadie me entienda mal; "El tigre y la nieve" me gustó. Una historia de amor enternecedora, en el marco brutal de una guerra, y una película bastante entretenida. Pero es más de lo mismo, y con peores resultados. El campo de concentración de "La vida es bella" pasa a ser un hospital irakí, el cariño hacia un hijo se convierte en amor hacia una mujer, y el humor y la esperanza como arma ante una situación durísima se repiten en las dos películas. Además, Roberto Benigni es como Woody Allen: interpreta siempre el mismo personaje
-y me gusta Woody Allen, pero eso es algo que no se puede negar-. Si, como en este caso, la película también es similar, el resultado resulta decepcionante.

Los pocos que no hayan visto "La vida es bella" encontrarán una película preciosa, que mezcla humor y tragedia con habilidad. Los que sí que la hayan visto, es posible que, como yo, piensen que esta vez no ha tratado con tanta sensibilidad un tema tan delicado -y actual-, que el guión no está tan bien resuelto, que el italiano histriónico ya resulta cargante y que, además, el final carece de fuerza, es precipitado y desaprovecha la tensión creada.

En cualquier caso, aunque no crea que sea brillante, sí que me parece una buena opción para el que quiera ver algo interesante en el cine.



><


Publicado el 26.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

No hay comentarios: