viernes, 1 de septiembre de 2006

C.R.A.Z.Y.

"-Quiero ser como los demás.
-Gracias a Dios, nunca lo serás"


¿Por qué llegan tan pocas películas canadienses a nuestras pantallas? Como en el caso de otras muchas nacionalidades, parece que tienen que venir avaladas por premios para estrenarse... "C.R.A.Z.Y", desde luego, no es una excepción: Premio a la Mejor Película Canadiense en el Festival Internacional de Toronto 2005 y al Mejor Director y Guión, entre otros, en el Festival Internacional de Cine de Gijón 2005.

En cualquier caso, sin ser una obra maestra, es una película que merece la pena. Cuenta la vida de Zach, el cuarto de cinco hermanos, desde su infancia hasta su juventud y, de paso, retrata la vida de una familia en los años 60 y 70. La relación del protagonista con su padre es uno de los ejes fundamentales, marcada por una homosexualidad reprimida y no aceptada. Curiosamente, ello no se convierte en el único tema de la película, sino que va a apareciendo y desapareciendo de forma natural a medida que Zach crece, sin dejar de lado por ello otros aspectos como la evolución de sus hermanos. Me gustó ese enfoque, porque la sexualidad es una parte de la vida, no la única, y las películas que tratan conflictos relacionados con la identidad sexual tienden, en ocasiones, a centrarse en ellos y olvidar todo lo demás.

Entre los aspectos negativos destacaría que los personajes de los hermanos resultan bastante estereotipados y que a la cinta le sobra metraje -personalmente, me parece que el viaje del protagonista es totalmente innecesario-. Entre los positivos, sin duda, la banda sonora.

Pues eso: una película interesante y entretenida -que nadie piense que es un dramón, porque no lo es en absoluto-, aunque algo larga, que es posible que los amantes de la música y de los iconos disfruten especialmente. Ah, y C.R.A.Z.Y son las iniciales de los cinco hermanos (¡ja, ja, pero qué ingeniosos somos!).







><

Publicado el 01.09.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

No hay comentarios: