lunes, 27 de noviembre de 2006

Retratos

Publica EP(S) del 26.11.06 un interesante reportaje sobre Philippe Halsman con motivo del centenario de su nacimiento. Incluye una serie de imágenes de celebridades saltando que el fotógrafo tomó durante los años cincuenta.

Me parece una manera genial de retratar a alguien. Mirad la cara de Marilyn, su puño cerrado, la rigidez de los duques, su expresión de "ay-lo-que-estoy-haciendo"... ¿No os dicen estas fotos muchísimo sobre las personas que representan? A mí sí.


Reportaje "Salta conmigo", de Iker Seisdedos, en EP(S)
Imágenes: Philippe Halsman y Marilyn Monroe (1959), Duques de Windsor (1956)


><

Publicado el 27.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

sábado, 25 de noviembre de 2006

El autobús (lugar de tertulia)

Nueve de la mañana. Estación intermodal de Huesca. La marmota espera a que el autobús se ponga en marcha para ir a Zaragoza. Pero atención, todavía faltan pasajeros. El asiento de delante es ocupado por un viajero modelo "abuelo guasón", que entra haciendo partícipes a todos de su buen humor del día.

-Pues yo me siento aquí, cerca del conductor, que así llegaré antes.

-¿Antes? -un ejemplar de "abuelo confundido" responde.

-¡Sí, sí, si me siento delante, llegaré antes! ¡Jajajajajaja!

Es curioso ver cómo los dos sujetos reconocen rápidamente sus características comunes y empiezan a charlar como si fueran amigos de toda la vida.

En la radio lamentan las cifras de mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas. El abuelo guasón se pone serio y decide iniciar la tertulia con el resto de pasajeros.

-¡Pues si se llevan mal, que se separen! ¡Cada uno por su lado! ¿Qué culpa tendrán las mujeres? ¡Y si la tienen, que se separen igual, y cada uno por su lado! Qué necesidad habrá de matar...

Sorprendentemente, ante semejante muestra de sabia reflexión, el resto de los pasajeros no opta por disimular y hacerse el loco, sino que interviene.

-¡Sí, sí! ¡Y fíjate tú, como están las casas! ¡Cuántas mujeres, en un montón de casas!

El abuelo guasón reconvertido en abuelo tertuliano no puede resistirse a profundizar en el debate.

-¡Antes no íbamos a la escuela y éramos más educados! ¡Yo no fui hasta los siete años y tenía más educación!

La marmota se retuerce en el asiento del autobús, que ya lleva más de 10 minutos de retraso. Ayer se durmió muy tarde porque después de ver "El espinazo del diablo" sola en casa tenía miedo de que niños fantasmas entraran en su cuarto, y ahora sólo quiere que la dejen descansar en paz...


><

Publicado el 25.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

jueves, 23 de noviembre de 2006

Pensamientos

Dentro de la sucurscal bancaria hay cuatro clientes. Un hombre aguarda sentado a la mesa a que le atiendan. De pie, otro mira hacia ningún sitio y espera. A mi lado, una mujer ojea el catálogo de regalos. Por 10.000 puntos, una cámara de fotos. Es probable que sólo le falten 9.832 para conseguirla.

Todo es azul y blanco. Y escrupulosamente limpio, como si en realidad fuese el decorado de un escaparate. Sólo se escuchan los golpes secos de las láminas del reloj de la pared y el sonido monótono de la impresora, que parece estar estropeada. Ñiiiiiiiii... ñi... Ñiiiiiiiii... ñi... Clac.

Empiezo a pensar en coger uno de los sillones y lanzarlo contra la mesa. O contra el ordenador. O contra la pared. Da igual. Simplemente, acabar con la irrealidad de ese momento.

"Hazlo. Coge el sillón y lánzalo. Hazlo. Sólo hazlo. Hazlo. Hazlohazlohazlohazlohazlo".

El tipo del banco regresa. "Aquí tiene". "Gracias, adios".

"Hola, quería hacer un ingreso".

Cuando me marcho, todo sigue igual. Es posible que todos hayamos pensado hacer lo mismo. Pero ninguno lo hemos hecho.


><

Publicado el 23.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

lunes, 20 de noviembre de 2006

El ataque de las pelis

Han hecho mucho daño. ¿Quién lo iba a pensar? No tenían mala intención, pero nada ha vuelto a ser igual desde que aparecieron. Me estoy refiriendo (tachán, tachán) a...


LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LAS PELÍCULAS

Pues sí, amigos. Lo que en un principio parecía una bonita obra audiovisual puede acabar extendiéndose como una plaga y afectando a todo lo que se cruza en su camino. ¿Queréis ejemplos?

Ejemplo número 1: El club de los poetas muertos. Qué majo... ¿Nunca habéis querido tener un profesor así? ¡Rebobinemos! Seguro que lo habéis tenido. O, por lo menos, que lo ha intentado, todo emocionado después de devolver la peli al videoclub. ¿Podéis ver la ilusión en sus ojos? ¿Está intentando poner en marcha extraños métodos pedagógicos, convencido de que va a poder sacar todo lo bueno que hay en vosotros? No hay duda, la acaba de ver. Pero tranquilos, sólo le durará un par de días, hasta que descubra que esto es no es una peli y nadie le va a prestar más atención por mucho que se esfuerce en hacer el mamarracho. Ay, perdón, el "singular". ¿O nos quedamos con "antisistema"? Lo mismo da, no le servirá de nada. Otra variante igual de deprimente es "Mentes peligrosas".

Ejemplo número 2: Matrix. Gracias a Matrix descubrimos que el mundo en el que vivimos no es real, y que vestir de negro y con gafas de sol no es sólo cosa de viejos rockeros. También aprendimos que usando palabras muy largas en frases muy vacías pareceremos muy profundos. Y, por supuesto, en el campo de los efectos especiales todo ha cambiado. Ningún luchador que se precie, ya sea en cine, televisión o publicidad, puede combatir sin agitar las piernas en el aire durante diez segundos o bailar el limbo para esquivar los golpes. ¿No me creéis? Comparad los capítulos de "Embrujadas" antes y después de que se estrenara la película.

Ejemplo número 3: Amelie. Desde el estreno de Amelie, las flores huelen mejor y las nubes son más bonitas. Todos escuchamos a nuestros vecinos y somos capaces de valorar los pequeños detalles del día a día. Contamos a todo el que quiera escucharnos qué es lo que nos gusta y qué es lo que no -por supuesto, hablando en tercera persona para referirnos a nosotros mismos-. Y, como no podía ser de otra manera, la televisión nos regala anuncios con capullos que se abren, chicas inocentes que miran paisajes con ilusión, idílicos paseos en bicicleta y personas como tú o como yo que ven el mundo que les rodea con la limpia e ingenua mirada de un niño.

Mucho cuidado... Parecen inofensivas, pero pueden contagiar a todo lo que se cruce en su camino. Quedáis avisados.


><

Publicado el 20.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

viernes, 17 de noviembre de 2006

Scoop

"Si hubiera más gente con buen humor, las cosas irían mejor"


Lo malo de tener una trayectoria como la de Woody Allen es que te has puesto a ti mismo el listón muy alto. Es difícil complacer a todos después de peliculones como "Annie Hall" o la más reciente "Match Point". Dicho esto, está claro que una obra que salga perdiendo en esta comparación, puede superar perfectamente a muchos de los filmes que compiten contra ella en la cartelera. Eso es exactamente lo que le sucede a "Scoop". A pesar de no estar entre las mejores películas del director neoyorkino, supera a muchas de sus comedias más recientes, como "Todo lo demás" o "Desmontando a Harry", y forma parte, sin duda, del mejor cine de humor que se puede ver actualmente.

En "Scoop", Allen repite Londres como escenario y vuelve a unir intriga y comedia como ya hiciera en "Misterioso asesinato en Manhattan". Aunque no consigue alcanzar el nivel de esta última -que se encuentra, en mi opinión, entre sus mejores obras-, vuelve a narrar una historia interesante de forma divertida e ingeniosa, con diálogos ocurrentes y el resto de elementos típicos de sus películas.

Scarlett Johansson es una joven estudiante de periodismo que investiga a un posible asesino a partir de la información que le da un fantasma. Sí, un fantasma... Bueno, tampoco es la primera vez que este hombre juega con el absurdo, ni muchísimo menos, ¿no? Y la verdad es que se agradece verla en un papel que no sea de bellezón, aunque no sea una de sus mejores interpretaciones. Por su parte, Woody Allen vuelve a ponerse delante de la cámara para acompañarla en sus pesquisas e interpretar, como no, el mismo papel de tipo curioso de siempre.

Todos los que odian las pelis de Woody Allen porque sale Woody Allen odiarán también ésta, claro. El resto la disfrutarán, siempre que no pretendan que el director sea capaz de superarse a sí mismo cada vez que estrena algo nuevo. Y los que aún no lo conozcan -si es que queda alguien- podrán pasar un buen rato en el cine con una comedia diferente a lo que se suele ver habitualmente. La verdad es que yo ya estoy esperando la próxima...





><


Publicado el 17.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

lunes, 13 de noviembre de 2006

Tradiciones

Llega la Navidad y con ella todas sus divertidas tradiciones. Me acabo de dejar 25 euros para la lotería de diferentes delegaciones de la empresa. Puede que haya gente para la que eso no sea mucho. Para mí, con lo poco que cobro, es una fortuna. Pero claro, cualquiera se arriesga a no jugar. El amigo Murphy ya sabe que estas cosas sólo tocan cuando tú te quedas fuera, así que de ninguna manera puedes decir que no. Por supuesto, el simple hecho de que juegues asegura que no vaya a caer nada, pero, ¿qué otra cosa puedes hacer? En fin, tengo 25 euros menos y ninguna esperanza de que vayamos a ganar algo. Malditos ritos navideños...


¿Y si cae aquí y tú has pasado? Pues eso, menuda cara de gilipollas se te puede quedar.


><

Publicado el 13.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

domingo, 12 de noviembre de 2006

Bloguismo

Bueno, esta entrada es de mi MSN Space el sueño de la marmota, que estoy pasando aquí, y no tiene sentido fuera de ese contexto:

De vez en cuando me da por explorar las posibilidades de otros lugares para alojar mi blog. MSN no me gusta, básicamente por tres cosas:

-no se puede publicar libremente, sino que hay que estar registrado
-su código de conducta me parece bastante cuestionable
-los continuos cambios provocan que falle constantemente

En cualquier caso, estaba intentando encontrar webs que me explicasen con claridad como personalizar las plantillas cuando me he encontrado -otra vez- con un montón de sitios que me cuentan los mil y un trucos para conseguir que tu blog tenga más visitas o que aparezca en los primeros lugares de los buscadores. Todo esto me parece de locos, la verdad. No voy a negar que a todos nos gusta que haya gente que nos lea, pero buscar enlaces, visitas y comentarios por encima de todo resulta de lo más absurdo.

Hay muchísima gente que parece dedicar un montón de tiempo a idear nuevas maneras de que la gente le "visite", sin preocuparse lo más mínimo de cuidar el contenido. Todos conocemos lo típicos ejemplos de alguien que aparece de la nada y te deja un comentario tipo: "hola, pasaba por aquí y te dejo un saludo, adios". Sólo falta añadir: "por supuesto, no he leído ni una sola línea de lo que has escrito, pero lo único que pretendo es que visites mi blog y me escribas alguna chorradita". ¿Qué interés tiene eso? La verdad, prefiero que me lean dos personas, aunque no digan nada (ni que fuese obligatorio), a que me dejen quince comentarios como ése.

Evidentemente, está el caso de lo que ponen publicidad -que me parece de lo más respetable- pero, seamos sinceros, salvo contadas excepciones, es poco probable que consigas sacar demasiado si simplemente te limitas a escribir sobre lo que te apetece. A no ser, claro, que pases horas y horas estudiando los sistemas para generar más ingresos con eso (que también los hay), pero entonces ya no estarás escribiendo sobre lo que te apetece.

Entre los trucos para conseguir más visitas hay multitud de variantes que consisten, básicamente, en bombardear a la gente. Luego nos quejamos de que nos llega spam, pero somos los primeros en ir persiguiendo a todo el que pillamos con nuestra maldita página: "visítame-visítame-visítame". Seguro que existe un punto medio entre que nadie pueda leer tu blog porque es imposible acceder a él y alquilar autobuses para anunciarlo... Y por ahí debería estar el cuidar los contenidos y hacerlos interesantes y, sobre todo, originales.

De todas formas, si lo que quieres son visitas, creo que basta con seguir dos puntos: uno, seguir el truquito del "virus que se expande", explicado arriba, y dejar comentarios en todas partes, aunque a ti no te interese en absoluto lo que hayan escrito los demás; y dos, escribir tetas-culos-erótico-porno-muertos-violencia-vírgenes, etc. (me acabo de proporcionar un montón de visitantes). Ah, por experiencia, he descubierto que "anorexia" y "mcgyver en euskadi" también atraen a muchos internautas. Posiblemente, "atraer visitas al blog" también lo haga.

Pues nada, está visto que, si eres un buen blogger, lo de menos es lo que escribes. Al fin y al cabo, siempre te puedes limitar a copiar lo primero que se te ocurra.

Os dejo un enlace a una entrada que me ha gustado del blog de Madrigal:
Los siete pecados capitales de la blogosfera

Por cierto, no he conseguido descifrar ni media palabra de las explicaciones sobre cómo personalizar tu blog en otros lugares, así que, de momento, seguiré por aquí.

miércoles, 8 de noviembre de 2006

Hijos de los hombres

"Se acabó. El mundo se ha ido al carajo"

Una grata sorpresa. Había leído que "Hijos de los hombres" prometía más de lo que daba y, sinceramente, esperaba algo más bien decepcionante -reconozco que los carteles me influyen-. Sin embargo, me encontré con una película bien hecha, emocionante y que contaba una historia muy interesante, aunque no fuese lo más original del mundo.

En el año 2027, en un futuro que sufre las consecuencias de la contaminación y la violencia, Gran Bretaña se ha convertido en un Estado totalitario y extremadamente represivo en el que todos los inmigrantes son deportados. Hace 18 años que tuvo lugar el último nacimiento del mundo, y toda la población asiste con impotencia al final de la humanidad. En esas circunstancias, una mujer embarazada será un tesoro que todos querrán conseguir. Pues bien, a partir de este planteamiento, "Hijos de los hombres" narra el viaje de esta mujer hasta el lugar en el que podrá tener a su hijo a salvo y convertirse en la última esperanza de los seres humanos.

La película no tiene una estética futurista ni un desenlace rotundamente feliz. Por el contrario, resulta inquietantemente cercana y familiar. Por desgracia, se queda un poco coja en el retrato de los "malos", que no deja claro por qué son tan malos y que son los típicos estereotipos que buscan a esta mujer como podrían estar persiguendo los documentos secretos del Pentágono o el microchip de la empresa misteriosa de turno. Para contrarrestar, cuenta con dos escenas espectaculares. Por un lado, una persecución rodada de manera impresionante (¿quién iba a decir que algo tan habitual como esto llegaría a llamarme la atención?) y, por el otro, unos minutos que, de alguna manera, resumen todo el film: el paso de la protagonista con su bebé recién nacido entre una multitud de personas que dejan de dispararse al oír el llanto para contemplar, mudos, a la criatura, y que continúan matándose inmediatamente después.

"Hijos de los hombres" no es una obra maestra ni inventa nada nuevo. Sin embargo, aún así es una película interesante y entretenida que merece la pena ver.





><



Publicado el 08.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

lunes, 6 de noviembre de 2006

Crueldad

Hace algún tiempo tuvo lugar un interesante debate en el antiguo blog de Miss Sinner, aunque, por desgracia, la entrada se perdió junto con todos los comentarios. Trataba sobre la violación de una niña irakí y de su familia, y cómo los soldados que lo hicieron habían alegado "estrés de combate" en su defensa.

Podéis leer la noticia aquí:
Los soldados que violaron y asesinaron a una niña irakí y a su familia alegan 'estrés de combate'

Entonces, muchos nos llevamos las manos a la cabeza y aseguramos que eso no tenía justificación (algo que sigo creyendo). Sin embargo, todo el asunto dio pie a que un par de personas hablasen sobre lo que puede llegar a hacer un grupo de gente que no ha recibido la formación precisa para soportar situaciones tan duras como las de la guerra. Siento ser tan vaga, pero no recuerdo los comentarios con exactitud y no querría poner en boca de nadie afirmaciones que pueden resultar delicadas. En cualquier caso, yo defendí que ninguna persona normal podría llegar a cometer semejantes atrocidades por muy difíciles que fuesen las circunstancias, y que habría que ser un hijo de puta para hacerlo.

El 29 de octubre, EP(S) publicó un artículo de Peter Laufer sobre los soldados estadounidenses que han abandonado el ejército a causa de la guerra de Irak. Podéis leerlo completo aquí:
“No quiero matar inocentes”

En él se cuentan varios casos. La verdad es que todas las historias son escalofriantes, pero quiero reproducir aquí este fragmento:


Darrell Anderson se enroló en el ejército de EE UU justo antes de que comenzara la guerra de Irak.

(...)

Después de combatir durante siete meses en Irak –llegó a casa con un Corazón Púrpura, la condecoración que demostraba su sacrificio–, se le abrieron los ojos. “Cuando me alisté, quería luchar”, afirma. “Quería entrar en combate y ser un héroe. Quería salvar a gente y proteger a mi país”. Pero poco después de llegar a Irak, recuerda, se dio cuenta de que los iraquíes no le querían allí, y escuchó historias tan duras que le sorprendieron e inquietaron.

“Unos soldados me describieron cómo habían golpeado a prisioneros hasta matarlos”, asegura. “Eran tres, y uno dijo: ‘Yo le daba patadas por un lado mientras otro le pateaba la cabeza y otro le daba puñetazos, y se murió’. Era gente a la que conocía. Se estaban jactando de ello, de cómo habían golpeado a gente hasta matarla”. Son asesinos consumados. Sus amigos habían muerto en Irak, así que ya no eran las mismas personas que antes de ir allí.

Anderson dice que incluso las conversaciones banales eran difíciles de soportar. “Odio a los iraquíes”, afirma que decían sus compañeros. “Odio a estos malditos musulmanes”. Al principio esas conversaciones le extrañaban. “Al cabo de un tiempo empecé a comprenderlo. Yo mismo comencé a sentir aquel odio. Mis amigos estaban muriendo. ¿Qué pinto yo aquí? Vinimos a luchar por nuestro país, y ahora luchamos sólo por seguir vivos”.

Me llama la atención la manera en la que relata cómo empezó a sentir odio. Él lo cuenta y, según el artículo, lo dejó todo y desertó. Pero, ¿Cuánta gente puede haber que desarrolle ese odio sin cuestionarse qué es lo que está pasando, y que, simplemente, mate y torture sin más?

A veces, se "explica" todo esto diciendo que "ya se sabe, los soldados estadounidenses que van a Irak son unos burros paletos". No creo que sea tan sencillo, aunque pueda servir para apartar momentáneamente la inquietud que provocan estas cosas.

Algunos días más tarde, hablando de otro tema, Lord Morfeo me pasó un enlace muy interesante sobre el experimento de la cárcel de Stanford, en el que se basa la película alemana "El experimento", de Oliver Hirschbiegel.

Podéis ver todo el proceso detallado aquí:
Experimento de la cárcel de Stanford

En él se utilizó "una muestra de veinticuatro estudiantes universitarios de Estados Unidos y Canadá". Según explican, "un grupo medio de hombres saludables, inteligentes y de clase media", a los que se dividió en dos grupos: los presos y los guardas. Nada más comenzar el experimento se empezaron a detectar conductas vejatorias, incluso sádicas, de los guardas respecto a los presos, mientras que estos últimos sufrieron una pérdida de autoestima tan fuerte que empezaron a comportarse como si realmente no tuviesen opción de escapar de allí. La situación se radicalizó hasta tal punto que el proyecto se suspendió a los pocos días.

Es increíble. Coges a un grupo de personas normales, las pones en una situación ficticia de dominación y se comportan de manera brutal. Todo esto da que pensar... Quiero creer que yo no sería capaz de maltratar a nadie porque sí, pero supongo que esta gente también pensaba así. ¿Cómo puede ocurrir? ¿Realmente es tan sencillo que la maldad salga a la superficie? ¿Cuántos de nosotros seríamos capaces de ser crueles e inhumanos, aunque ahora nos parezca imposible?

Resulta aterrador.


><

Publicado el 06.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

sábado, 4 de noviembre de 2006

El diablo viste de Prada

"Un millón de chicas matarían por ese trabajo"

No sé por qué, no hago más que ver críticas que pretenden convencerme de que "El diablo viste de Prada" es una buena película, divertida, con buenos personajes y una interesante crítica hacia el mundo de la moda, cuando no es nada de eso. En absoluto.

Para empezar, toda la historia es absurda, y los personajes son completamente irreales. La guionista Aline Brosh McKenna ha intentado adaptar la novela de Lauren Weisberger quitando aspectos importantes y añadiendo otros que no tienen ni pies ni cabeza. Sólo por poner un ejemplo: Pongamos que tu compañero de trabajo es un ser repugnante que te insulta y te maltrata continuamente. Digamos que le apetece muchísimo hacer un viaje de empresa, que en el último momento se pone enfermo y que tu jefe te ordena ir en su lugar. ¿Alguien se sentiría culpable? ¿Pero qué clase de 'dilema moral' es ése? Venga, hombre...

¿No te enteras de nada en tu trabajo? La solución es sencilla: ponte ropa de marca y todo irá mucho mejor. De pronto empezarás a responder al teléfono con seguridad e, incluso, podrás mirar a tus compañeros, que hasta entonces te despreciaban, por encima del hombro. La verdad, no acabo de ver muy clara esa supuesta 'crítica' de la película. Y tampoco es que sea todo lo contrario; parece, más bien, que ni guionista ni director tenían muy claro qué es lo que pretendían contar.

Evidentemente, no creo que nadie pensase que esto iba a ser algo inteligentísimo, pero es que tampoco es especialmente divertido. Muchas otras comedias de este estilo le dan mil vueltas. En serio, no llego a entender todas esas opiniones que la alaban.

De acuerdo... Por alguna razón, ver en la pantalla 'transformaciones en cisne' siempre resultan entretenidas, y Meryl Streep y Stanley Tucci elevan bastante el nivel, pero eso no consigue salvar el resultado final de "El diablo viste de Prada", que es plana, previsible y simplona. Mejor gastarse el dinero en el libro, que, sin ser una obra maestra, es, por lo menos, mucho más coherente.





><



Publicado el 04.11.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.