domingo, 30 de julio de 2006

Asistir a tu funeral

Algunas veces he oído a personas decir la típica frase de que, tras su muerte, les gustaría poder acudir a su funeral y ver quién asiste y sus reacciones. Evidentemente, ésta es una de tantas tonterías que se dicen en las conversaciones intrascendentes con amigos. Sin embargo, estoy segura de que para mucha gente hay algo de verdad en esa afirmación. "Voy a comprobar si a tal o cual le importo realmente viendo su reacción tras mi muerte".

Vaya gilipollez.

Puede que los funerales sean ceremonias de despedida, pero está claro que también son actos sociales. Y puede que sientas la muerte de alguien, pero, muchas veces, lo que sientes también es ese recordatorio de que ninguno duraremos eternamente.

¿Asistir a tu funeral? ¿Para qué? Seguro que, en realidad, ya sabes quién acudiría. Seguro que eres consciente de que muchas personas llorarían tu pérdida, pero que al día siguiente no notarían ninguna diferencia en sus vidas. Seguro que también sabes que muchos estarían allí porque es "lo que corresponde", o porque saben que, si no van, otros los criticarían por ello. También sabrás que mucha gente iría a apoyar a tu familia, y no porque realmente lamenten tu pérdida demasiado. Seguro que ya tienes claro a quién le importas y a quién no.

¿Y sabes qué? Es muy probable que el que más te quiere no sea el que llore más alto. De hecho, puede que ni siquiera esté allí, porque el dolor de verte en una caja sea más grande que el temor a lo que puedan pensar los demás.

La verdad, me da exactamente igual quién acuda a mi funeral. En realidad, no significa nada.


><

Publicado el 30.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

sábado, 29 de julio de 2006

Asociaciones de ideas

Otra cadena. No quería ponerla a continuación de la de las canciones, para no abusar demasiado de estas cosas, pero no voy a hacer esperar más a Nicole.

Esta vez se trata de escribir lo primero que nos venga a la mente con cada palabra.


Invitada por
Nicole

1. Mal sueño: pesadilla
2. Noche: luna
3. Día: sol
4. Piel: olor
5. Olor: perfume
6. Caída: miedo
7. Sol: día
8. Luna: noche
9. Estrella: luz
10. Pelota: juego
11. Ropa interior: Oysho (Uhm... Supongo que esto dice muy poco de mí)
12. Ángel: plumas
13. Demonio: fuego
14. Cielo: nube
15. Infierno: fuego
16. Gato negro: noche
17. Fiesta: globo
18. Globo: fiesta
19. Deseo: piel
20. Temor: miedo
21. Salir: calle
22. Entrar: casa
23. Atardecer: playa
24. Playa: arena
25. Vaso: agua
26. Escudo: bandera
27. Comida: plato
28. Pluma: frágil
29. Bote: mar
30. Punto: final


Bueno, hecho. No sé si esto le dirá algo a alguien, o si se trata de un plan para controlar nuestras mentes mediante tests psicológicos. En cualquier caso, esta vez no voy a invitar a nadie. Quien quiera hacerlo, que se dé por invitado












><

Publicado el 29.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

jueves, 27 de julio de 2006

El tigre y la nieve

"Saldré contigo el día que nieve sobre un tigre
en las calles de Roma"

Lo último de Roberto Benigni es una de esas películas que posiblemente me encantarían si no hubiese salido del cine con la sensación de haber visto otra vez "La vida es bella". Lo siento, pero las comparaciones son odiosas, y es imposible no ver los paralelismos entre las dos.

Que nadie me entienda mal; "El tigre y la nieve" me gustó. Una historia de amor enternecedora, en el marco brutal de una guerra, y una película bastante entretenida. Pero es más de lo mismo, y con peores resultados. El campo de concentración de "La vida es bella" pasa a ser un hospital irakí, el cariño hacia un hijo se convierte en amor hacia una mujer, y el humor y la esperanza como arma ante una situación durísima se repiten en las dos películas. Además, Roberto Benigni es como Woody Allen: interpreta siempre el mismo personaje
-y me gusta Woody Allen, pero eso es algo que no se puede negar-. Si, como en este caso, la película también es similar, el resultado resulta decepcionante.

Los pocos que no hayan visto "La vida es bella" encontrarán una película preciosa, que mezcla humor y tragedia con habilidad. Los que sí que la hayan visto, es posible que, como yo, piensen que esta vez no ha tratado con tanta sensibilidad un tema tan delicado -y actual-, que el guión no está tan bien resuelto, que el italiano histriónico ya resulta cargante y que, además, el final carece de fuerza, es precipitado y desaprovecha la tensión creada.

En cualquier caso, aunque no crea que sea brillante, sí que me parece una buena opción para el que quiera ver algo interesante en el cine.



><


Publicado el 26.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

domingo, 23 de julio de 2006

Ruidos de verano

Por alguna razón, el verano parece ser la época en la que hay que soportar más ruidos molestos.

Los vecinos deciden hacer obras y, ¿qué momento eligen? El verano.

Los niños no tienen clase, y se nota la diferencia.

El de al lado es medio sordo, y si abres la ventana para que entre un poco de aire tienes que escuchar, en contrapartida, cualquier cosa que se le ocurra ver por la tele.

Etc.

Si, además, vives en un piso bajo, la cosa es mucho peor, porque a los ruidos habituales de cualquier vecino hay que sumar los que provienen de la calle.

Recuerdo mi último año en Barcelona, cuando vivía en un entresuelo del Raval, como una época especialmente molesta en este sentido.

Las fiestas del bar de abajo no eran lo más grave. El ruido de los que pasaban por debajo de la ventana, tampoco. Ni siquiera la casa okupa cercana. No.

Lo peor era vivir enfrente de una escuela de teatro -o algo así- llena de artistillas segurísimos de su talento.

Esta gente pasaba todo su tiempo libre ensayando sus números, sus representaciones y sus canciones debajo de mi ventana, y la idea de que pudiesen molestar a los vecinos no parecía pasar por su cabeza. Al contrario, daban la impresión de tener clarísimo que todos apreciaríamos que nos deleitasen con su "arte" a la hora de la siesta, cuando hacía tanto calor que era imposible tener las ventanas cerradas. Un día tuve el placer de escuchar, unas 100 veces seguidas, a dos chicas cantando, con su mejor voz de cásting de Operación Triunfo, "You must remember this... A kiss is just a kiss..." y vuelta a empezar. Por alguna razón, decidieron interpretar una canción de la que sólo conocían dos frases.

Insoportable.

Sin embargo, guardo un recuerdo memorable gracias a ellos. Estábamos mi centollo y yo escuchando a estos "virtuosos" y soportando la agonía cuando, en un ataque de ira, decidimos tirarles lo más asqueroso que teníamos a mano: unas alpargatas de esparto viejas y mohosas. Nos acercamos a la ventana y, sin asomarnos ni nada, las lanzamos.

¡Alehop! Fuera alpargatas.

Y se hizo el silencio. Mientras, agazapados en el suelo para que no nos vieran, mi centollo y yo no podíamos contener la risa.

A veces, el sistema más simple es también el más eficaz.















Así, como éstas, pero viejas y asquerosas. Funcionó.


><

Publicado el 23.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

miércoles, 19 de julio de 2006

Desamor

Era extraño. Simplemente, todo había acabado, y ella no sabía cómo decírselo. No quería hacerle daño.

Era extraño. Recordaba el principio de su relación, todo lo que él le había hecho sufrir haciéndose el duro, saliendo y cortando con ella y tonteando con otras.

Era extraño. Había habido una época en la que había deseado poder hacerle el mismo daño que él le había hecho a ella, y no había sido capaz. Al principio, no tenía ese poder, y cuando lo consiguió no fue capaz de utilizarlo, porque se habría dañado a ella más que a nadie.

Era extraño. Ahora podía hacerlo. Podía vengarse sin que ello le afectara, porque todo había acabado. Y, sin embargo, ya no sentía la necesidad. Ya no la sentía, porque ya no le amaba, y lo único que le preocupaba ahora era cómo decírselo sin hacerle sufrir. No quería hacerle daño. ¿Para qué?

Era extraño...

Consiguió reunir fuerzas. "Seguiremos siendo amigos", le dijo, y no pudo soportar su mirada. Y entonces se dio cuenta de que, tal vez, la frase "esto es más difícil para mí que para ti" sí tuviera sentido.

No, no pido perdón. ¿Para qué, si me va a perdonar? (J. Sabina)

><

Publicado el 19.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

martes, 11 de julio de 2006

Mi BSO

Bueno, a estas alturas muchos de vosotros ya conocéis esta cadena. Se trata de escoger un grupo y responder a las preguntas con títulos de canciones suyas.

Invitada por **Isa

- Grupo elegido:
Placebo

- ¿Eres hombre o mujer?
Lady Of The Flowers

- Descríbete:
Burger Queen

- ¿Qué sienten las personas acerca de ti?
Passive Aggressive

- ¿Cómo te sientes acerca de ti misma?
Blind

- ¿Cómo describirías tu anterior relación sentimental?
Days Before You Came

- Describe tu actual relación:
My Sweet Prince

- ¿Dónde quisieras estar ahora?
English Summer Rain

- ¿Cómo eres respecto al amor?
Special Needs

- ¿Cómo es tu vida?
This Picture

- ¿Qué pedirías si tuvieras un solo deseo?
Come Home

- Escribe una cita o frase sabia:
Ask For Answers

- Ahora, despídete:
Song To Say Goodbye

Ahora invito a:

-
Guizmo
- Yarina
- Mirko
- Nessi
- Sr. Marmota

Lo de siempre: si alguien ya lo ha hecho, o pasa del tema, que lo ignore o que se lo pase a otro. Y que nadie se lo tome muy en serio; sólo es un juego.


><

Publicado el 11.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota. Allí lo hice también con Skunk Anansie y The White Stripes, que me gustó el jueguecito...

lunes, 10 de julio de 2006

Verano, verano...

Vuelvo de vacaciones y, el mismo día, empiezo a trabajar. Llevo más de 24 horas de aeropuertos, aviones, estaciones y autobuses, y no he dormido ni comido decentemente en horas.

Pasa la semana, me entero de que también me toca quedarme el sábado y el domingo.

Mi familia volverá el lunes de vacaciones, así que tengo que limpiar y recoger todo antes de que lleguen.
Yo en Zaragoza, mis amigos de vacaciones.

Calor, un calor insoportable... Me ducho y me cambio de ropa dos veces, no puedo dejar de sudar.

Maldito verano.

Llego al trabajo y escucho: "uy, con esas gafas de sol estás igualita que Audrey Hepburn...". Sonrío.

En una semana como ésta, una simple frase es suficiente para alegrarme el día.

><

Publicado el 10.07.06 en ¿La curiosidad mató al gato?

"No quiero jugar"

Entras en una sala alargada, pintada de negro. Al fondo ves una cama de apariencia normal, pero extrañamente estrecha. Escuchas un leve sonido que no consigues identificar. Te acercas. Ves sábanas y mantas perfectamente colocadas, y una bombilla de sólo 10 vatios que cuelga del techo y cae hasta la almohada, emitiendo una tenue luz que parpadea. Las sombras de la cabecera metálica se proyectan de forma inquietante, y ahora ya puedes entender lo que oías: la suave voz de una niña repite incesantemente "no quiero jugar, no quiero jugar, no quiero jugar...".

Mi amiga Neves me describe así la instalación que presentó en la muestra colectiva sobre violencia doméstica "Figuras no Cotián", expuesta en Santiago de Compostela del 16 de marzo al 30 de abril. Me dice que la tituló "Vamos a jugar al caballito".

Un escalofrío me recorre la espalda. Ni siquiera he visto la obra, pero se me ha puesto la piel de gallina. Cuando vuelvo a casa, le pido que me envíe fotos.


- "Te quiero, princesita" - se oyó con un tono laboriosamente dulce.
Un rumor de la franela al rozarse contra sí misma resonó en las paredes golpeándose como si el color de la tela hubiese explosionado contra éstas y, de pronto, quedó ahogado bajo una fuerte presión.
- "No se lo digas a nadie" - dijo él.
El golpe seco de peluche y ojos de cristal contestó igual de tajante.
- "Jugaremos al caballito" - sonrió dejando ver sus dientes.
Y los zapatos se enredaron el uno con el otro al cobrar vida los cordones del miedo, que ahorcaron sus más profundas ansias de escapar.
Y cada noche, al despertar las estrellas, el brillo de una luz oscilante repite la misma canción en la cama vacía del recuerdo. "No quiero jugar, no quiero jugar, no quiero jugar..."

Neves Aldara Seara


><


Publicado el 10.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

viernes, 7 de julio de 2006

Extrañas coincidencias

El martes se puso la "primera piedra" de un centro para enfermos de esclerosis múltiple que se va a construir en el Actur. "Primera piedra" va entre comillas porque, en realidad, las obras ya habían comenzado hace ahora más de un año y se habían paralizado por falta de presupuesto. El Gobierno de Aragón se comprometió a aportar 530.000 euros, pero en abril de 2005 sólo había aportado 62.000. La Asociación Aragonesa de Esclerosis Múltiple (AFEDA) contó con financiación propia y con capital facilitado por Ibercaja pero, aún así, resultaba insuficiente.

Ahora, el Gobierno de Aragón retoma el proyecto, aporta 400.000 euros (para un proyecto que cuesta tres millones y medio) y AFEDA se muestra contenta. ¿No les preocupa que el proyecto pueda volver a paralizarse?

Parece que no.

Es posible que el hecho de que el centro vaya a estar situado junto a la entrada de la Expo sea una garantía para su construcción. Al fin y al cabo, resultaría extraño y contraproducente para el Gobierno que todo el mundo viera las obras del centro paralizadas por falta de presupuesto junto al "gran acontecimiento de 2008".

O tal vez sea sólo una coincidencia...

><

Publicado el 06.07.06 en ¿La curiosidad mató al gato?

jueves, 6 de julio de 2006

Lugares: Turquía

Unas vacaciones inolvidables. Cómo echaba de menos esa sensación...

Hace dos semanas y un par de días partía hacia Turquía con mi maleta chiquitita y sin saber muy bien qué encontraría allí. Me apunté a una asociación de estudiantes que organiza viajes y me marché a una ciudad que hace dos meses no habría ubicado en un mapa, en un país en el que nunca había estado y sin conocer a nadie. Definitivamente, esos viajes son los mejores.

Llegué después de una semana de nervios y un día de vuelos (Barcelona-Zurich-Estambul-Adana). Pasé quince días con gente de Finlandia, Eslovenia, Italia, Holanda... y, por supuesto, Turquía. Visité sitios preciosos y descubrí cosas interesantes, y me marché con esa sensación agridulce de alegría por los días pasados y pena por lo que se ha terminado.

Pero bueno, vamos por partes. Primero voy a contar simplemente unas cuantas cosas que pueden resultar interesantes para quien tenga pensado marchar allí:

- La moneda es la lira turca, que equivale a medio euro. Muchos bancos españoles no tienen, pero no supone ningún problema cambiar dinero al llegar allí, sacar de un cajero automático o, incluso, pagar con euros en algunos sitios (aunque suele resultar más caro).

- Los enchufes son compatibles con los españoles.

- Los españoles necesitan un visado para viajar a Turquía. Te lo dan en el mismo aeropuerto y cuesta diez euros.

- Lo más normal es volar a Estambul y, desde allí, tomar otro vuelo o un autobús para ir a otras ciudades, aunque algún destino turístico, como Antalya, cuenta con vuelos al extranjero. Yo volé con Onur Air un poco preocupada, porque hace un año había tenido problemas con la Unión Europea por falta de seguridad -cosa que, por supuesto, descubrí después de haber pagado el billete-. Esos problemas deben de estar solucionados, porque vuelve a volar fuera de Turquía, y yo viajé estupendamente con ellos, exceptuando el retraso de la vuelta y las turbulencias ocasionadas por una tormenta. Los autobuses son baratos y bastante lujosos, pero la distancias son muy largas.

- Importantísimo: regatear siempre, sin ningún tipo de vergüenza, y asegurarse de que lo que se compra no está defectuoso.

- Chicas: si alguien -como me pasó a mí- os intenta convencer de que como vais a un país musulmán tenéis que ir tapadas como monjas, ni caso. Las turistas van como quieren, muchísimas turcas visten de manera totalmente occidental y en las mezquitas importantes te dejan pañuelos para taparte. Si alguien planea viajar totalmente sola o sólo con un par de amigas, supongo que es mejor no llamar demasiado la atención (más que nada para no verse rodeadas por un ejército de pulpos), pero no hay problemas con llevar tirantes o cosas así.

- Los turcos no comerán cerdo, pero beben alcohol sin ningún tipo de problema. Y no sólo cervecitas, precisamente...

- La comida está bastante especiada, en general, pero está muy buena. Personalmente, me harté del pollo, la sandía, el queso y las olivas.

- Increíble: te marchas a Turquía y te pasas el día escuchando Shakira y Reggaeton. Bueno, y, por supuesto, música griega y turca. Si es que el mundo es diminuto...

En cuanto al viaje... No sé por dónde empezar.

El trayecto se me hizo eterno, aunque en el último vuelo conocí a una turca majísima y nos estuvimos contando nuestras vidas. Llegué por la noche a Adana y ya conocí a gente de Grecia, de Georgia y a varios de los organizadores turcos. Los demás fueron llegando el día siguiente. Pasamos unos días allí, aunque no vimos demasiadas cosas de la ciudad. Supongo que, en realidad, tampoco hay mucho que ver, porque cuando en el aeropuerto dije que me iba a Adana los turcos me miraron extrañados y me preguntaron qué iba a hacer allí. Eso sí, tuvimos unas cenas de lujo, noches europea y turca y ratos de bailar salsa (algo que los turcos adoraban). Por el lado malo, un calor horrible, y yo con mis camisetas hasta el cuello por la influencia de "cuidado-con-lo-que-te-pones-si-vas-a-Turquía". La verdad es que eché de menos unos cuantos tirantes en mi equipaje.

Pasamos tres días en la Capadoccia, que es impresionante. Paisajes increíbles y grutas e iglesias subterráneas. La verdad es que merece la pena.

Un día visitamos Hatay, situado más hacia el este y que cuenta con la iglesia más antigua del mundo.

Y, por último, pasamos los últimos días en Olympos y Antalya, con una playa a la que se llegaba andando a través de un bosquecillo con ruinas antiguas a los lados.

Los sitios en los que nos hospedamos estuvieron bien en todos los casos, aunque me gustó especialmente el último -y menos lujoso-. Se trataba de una especie de camping-albergue con casas entre los árboles (ver
aquí) y, aunque la comida podría haber sido mejor, y estar rodeados de pollos y patos no le hacía demasiada gracia a nadie, pasar allí el día yendo a la playa, a hacer un viajecito en barco o simplemente charlando es algo que me encantaría repetir.

Los días de pipa y de bazar no faltaron, las fiestas y las clases de turco tampoco, y lo único que siento es que me quedé sin visitar Estambul porque tenía que volver a trabajar (¿aceptamos "becaria" como trabajo?). Por supuesto, llegar a casa sin dormir después de un viaje de más de 12 horas y en dos horas ducharse, cambiarse y empezar a currar en un periódico inmediatamente es una experiencia maravillosa e inigualable que le recomiendo a todo el mundo. Volver con una extraña picadura inflamada y tener que ir a Urgencias a ver qué es, también.

Como decía, un viaje inolvidable. En cuanto pueda me marcho a Estambul, mi asignatura pendiente.



Adana


><



Publicado el 05.07.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.