domingo, 26 de marzo de 2006

¿A ti también te gusta esa canción? Pues entonces a mí no...

Hay un libro en mi lista "Lecturas interesantes" que recomiendo a cualquiera. Se llama Rebelarse vende y es una crítica muy inteligente a los movimientos de rebelión contracultural. Habla de temas diferentes, y básicamente plantea la idea de preocuparse más por problemas concretos y dejar de lado la pose "soy rebelde" que, en muchas ocasiones, puede llegar incluso a ser contraproducente para los mismos fines que se persiguen. No estoy de acuerdo con todo lo que dicen los autores pero, en cualquier caso, es un libro que invita a reflexionar y, además, muy ameno. Es mejor leer No Logo de Naomi Klein antes, ya que lo cita constantemente, pero tampoco es imprescindible.

¿Y qué tiene que ver el título de esta entrada con la recomendación? Pues unas pocas páginas. Hay un capítulo del libro, "La rebeldía radical" (páginas 175-177), que trata un tema del que suelo hablar con
Guizmo o El capitán Crótalo: "la música mola hasta que vende mucho, y cuando vende mucho ya no mola".

La risa.

Evidentemente, esto es una generalización, pero no hay que buscar mucho para encontrar personas que desprecian cualquier cosa que salga en los 40 principales, sea lo que sea, y por mucho que el grupo en cuestión toque algo que les encantaría si fuese desconocido. Es un poco triste no intentar escuchar más que los cuatro superhits del momento (que serán, posiblemente, Bisbal y sucedáneos), y llamar a cualquier otra cosa "música rara". Pero igual de triste es despreciar cualquier cosa que escuchen más de tres personas "porque entonces ya no soy el moderno enteradillo". He visto a mucha gente que se ha negado a escuchar a un grupo hasta que éste ha llegado a ser popular. Pero también he visto a muchos despreciar al grupo que hasta hace poco adoraban sólo porque lo conoce demasiada gente. Y hombre, juzgar la música en función del número de personas que la escuchan es un poco limitado, ¿no?

Rebelarse vende pone un ejemplo bastante divertido de hasta dónde puede llegar la lucha por ser el más "entendido":

Niedzviecki emprende una cruzada en pos del santo grial de la música alternativa: un sonido que sea imposible de "asimilar". Lo encuentra, al menos temporalmente, en un grupo de Toronto llamado Braino. Se convierten en los héroes de la narración, con su "lamento de sorda rebeldía" (...). Claramente satisfecho, nos describe la actuación del grupo en la fiesta de lanzamiento de su disco, donde sus "ráfagas de claroscuro desconciertan a los pringados charlatanes y asustan a los profanos". Sin embargo, al leer entre líneas el texto de Niedzviecki, por fin logramos entender el motivo por el que Braino nunca será asimilado por el sistema. Está claro que jamás se popularizarán, sencillamente porque son un asco. (...) Niedzviecki describe el sonido como "una mezcla tímida e irónica de jazz vanguardista, rock, punk, banda sonora y música de peluquería". Francamente, no es un buen augurio. Después nos cuenta que el grupo produce un "estruendo insólito y doloroso". Al final ya confiesa que "es una música indignante. Dan ganas de marcharse".

Y que conste que yo no he oído en mi vida a los Braino, pero el ejemplo me parece bastante ilustrativo.

Otro ejemplo parecido, en otro ámbito, lo encuentro en el artículo El artista invisible, de Tom Wolfe, publicado en El periodismo canalla y otros artículos. Lo pongo con cautela porque lo cierto es que entiendo más bien poco de arte, pero habla de un escultor, Frederick Hart, que nunca llegó a ser reconocido por la crítica porque sus trabajadas, expresivas y realistas esculturas no encajaban en los cánones de arte de Nueva York. "En 1982, ningún artista ambicioso se habría atrevido a demostrar habilidad, suponiendo que la tuviera".

No me meto con el arte moderno, ni con la llamada "música alternativa" (¿alternativa?) -cualquiera que me conozca sabe que sería ridículo por mi parte-, pero sí con las personas a las que el concepto de "lo que mola" les impide ver más allá. No nos dejemos influir por chorradas como "los más vendidos", que nos perderemos muchas cosas...




Imagen: Various Artists: "Platte"
><

Publicado el 26.03.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

No hay comentarios: