domingo, 16 de abril de 2006

Teoría y práctica. Ejemplos.

Teoría:
Mi pequeña ratilla es 15 años menor que yo. Siempre había pensado que cuando me preguntara de dónde vienen los niños, yo se lo explicaría abiertamente y con claridad. La gente que se pone nerviosa con estas cosas me resultaba cómica.

Práctica:
Mi pequeña ratilla llegó un día y me preguntó:
-"Tata, ¿qué es una prostituta?"
Agh.

...........................................

Teoría:
La belleza está en el interior y, además, estoy muy satisfecha con mi exterior. No necesito unas medidas perfectas y preocuparse excesivamente por el físico es una estupidez.

Práctica:
Se acerca el verano y esa maldita celulitis sigue ahí.
Agh.

...........................................

Teoría:
Hace un mes, más o menos, mi centollo me dijo que había encontrado un trabajo en Barcelona y que se tendría que marchar. Mi centollo, que es un animal de costumbres habituado a nadar a esta altura del Ebro, no estaba muy contento con la idea. Yo, perfectamente racional, decía: "No es para tanto, Barcelona está al lado, es un trabajo y te iré a ver cuando no vengas tú". Pensaba que el pobrecillo lo llevaba mucho peor que yo.

Práctica:
Mi centollo se va la semana que viene. ¡Mierda! ¡No quiero! ¿Qué voy a hacer? ¡Que no se marche!
Agh.

...........................................

Teoría:
Estupendo, voy a aprovechar la Semana Santa para hacer todo lo que tengo pendiente, ordenar algunas cosas y marcharme un par de días a algún sitio.

Práctica:
¿Ya se ha pasado la semana? ¡No puede ser! ¡Pero si no he hecho nada!
Agh.

imagen: bersinar, en devianart


><

Publicado el 16.04.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

No hay comentarios: