lunes, 10 de abril de 2006

Superéxito en pantalla

Hay veces que veo películas tan estúpidas que no puedo evitar imaginarme la siguiente escena:

Un tipo entra corriendo en el despacho del productor. Agita un puñado de papeles y grita, entusiasmado:

"Tío, he tenido una idea genial: Un exdelincuente negro reconvertido en policía, una modelo experta en artes marciales y un perrito se enfrentan a un grupo de alienígenas mutantes que quieren impedir que las elecciones estadounidenses se celebren. ¡Va a ser todo un éxito!"

Entonces, el productor exclama:

"¡Sí, tío! ¡Es estupendo! Justo lo que andábamos buscando..."

Ejemplo ficticio, cualquier día en nuestras pantallas.

Hay un libro de Marian Keyes, "Angels" (creo que se tradujo al español como "Maggie ve la luz"), en el que se habla un poco de los entresijos de las productoras hollywoodienses. Os copio aquí un fragmento en el que Maggie acompaña a su amiga Emily a hacer una presentación del guión que ésta última quiere vender a una productora. Tengo el libro en inglés, espero que a nadie le importe.

Coffee was offered and accepted - no Hobnobs, or bikkies of any kind, unfortunately, but other than that the mood around the table was friendly and informal, and the four of them couldn't have been nicer. Loudly, enthusiastically, they all professed how much they loved Plastic Money (título del guión).
"It's, ah..." Mort sketched a shape in the air. "Gimme a word", he ordered one of his boys.
"Edgy".
"Yeah, edgy".
"But commercial", the other provided.
"Oh yeah, gotta be commercial".
"And funny", the first one supplied.
"Funny is good. We like funny. So pitch it to me" (preséntamelo), he suddenly ordered Emily.
"Sure". She smiled around the table, shook back her hair and started. "I'm thinking Thelma and Louise meets Snatch meets..."
(...)
All the practice had been worth it. She did her "twenty-five word or less" summary. Then she did a longer description of everything that happens, and even though I'd heard it all before, she was so good that for a moment or two I almost forgot where I was and nearly enjoyed myself.
She finished by saying, "It's going to make a great movie!"
(...)
Above his head, Mort made a screen shape with his hands and we all obediently looked up at it. "Big budget, big stars. Seventy million dollars, minimum. I see Julia Roberts and Cameron Diaz. Am I right?"


Bueno, aquí tengo que decir que, aunque Marian Keyes sea para muchos "otra de esas escritoras para treintañeras con libros sobre chicas que encuentran a su hombre ideal", a mí me encanta. Me parto de risa con sus novelas y, salvando las distancias, me parece una especie de Jane Austen de nuestro siglo. "Angels" hace una parodia bastante divertida del ambiente cinematográfico estadounidense, que puede que no sea tan exagerada como me pareció la primera vez que leí el libro.

Hace poco tuve una clase con un hombre que había trabajado en
Filmax. Según nos explicó, los guiones se evalúan y se rellena una hoja en la que se registran y se valoran diferentes aspectos. Entre ellos se encuentran la sinopsis, películas de referencia (¿a qué se parecerá?), proyección comercial (en cines, televisión y alquiler) o "logline", que es, por decirlo de una manera, una línea que resume la película. Por ejemplo, según nos contó, en su momento "Alien" se describió como "Tiburón, pero en el espacio".

Personalmente me parece un tanto lamentable describir así una película. ¿Verdaderamente hay que vender "Alien" a alguien que se supone que sabe de cine con un argumento como ése? "Tiburón en el espacio". En fin...

En esa hoja también se analiza y se puntúa el contenido, del 1 al 5, en aspectos como la idea, el argumento, los personajes, la viabilidad o la estructura. Por último, se tienen en cuenta los elementos que pueden contribuir a que la película triunfe: originalidad, cásting o personajes de lucimiento (ya sabéis, esos donde ves que al actor lo nominarán a los Oscar: mujeres que sufren, discapacitados de algún tipo, psicópatas "con personalidad"...). Ante todo, lo fundamental es que la película sea un éxito.

La calidad, al parecer, nunca viene mal, pero ni es lo único ni es imprescindible. Esto es duro, ¿verdad? Pero bueno, el negocio es el negocio. ¿Pensábais que esto del cine era arte? Por lo visto, en el mundo de las grandes productoras, semejante opinión es ridícula...

Otro día, más (en el que pondré mis peros a las ideas "el cine es sólo un mero entretenimiento" y "hay que darle al espectador lo que quiere").



><


Publicado el 10.04.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota. Pero vamos, yo no tendría ningún problema en trabajar para Filmax... Por cierto, aún no he cumplido esa promesa de continuación.

1 comentario:

Dulce Locura dijo...

A mí también me ecanta Marian Keyes... Pienso auto-regalarme un libro suyo estas Navidades ;)


El cine... Es una gran industria!



Un besazo