martes, 5 de diciembre de 2006

Sentidos

Hace ya varios años, alguien a quien por aquel entonces consideraba mi amigo me contó una historia que todavía me horroriza. No sé si la había leído en un libro, si la había visto por televisión o si la había sacado de alguien, pero esta persona, que tenía -y supongo que aún tendrá- un gran talento para narrar cualquier cosa, me transmitió en unos pocos minutos en el pasillo de la Universidad un enorme desasosiego.

Me habló de un hombre que yacía en una cama de hospital, ciego, sordomudo y paralizado. No lo parecía, pero estaba vivo, y aunque no podía expresarlo y nadie era capaz de percibirlo, la luz y el calor del sol suponían un mundo para él. Si alguien olvidaba descorrer las cortinas, su día era completamente oscuro.

Después de un tiempo lo echaron de la habitación. Otros enfermos la necesitaban y, de todas formas, a él no le importaría. Después de todo, no notaba nada, ¿no?. Lo llevaron a un sótano húmedo y oscuro, donde por las noches podía sentir cómo las ratas caminaban sobre él.

Y eso es todo. La persona que me lo contó también era capaz de hacerme reír hasta que se me saltaran las lágrimas, pero ahora mismo sólo recuerdo esto.

3 comentarios:

elbuenaviador dijo...

Realmente escabroso. Menos mal que has comentado eso de que había momentos en los que te partías de la risa...si no, apañaos íbamos.
En realidad a lo que me recuerda esa escena es a la película "Seven", cuando los dos policías van a la casa donde se encuentra el hombre medio moribundo con el techo lleno de ambientadores...si no es parecida a la tuya, al menos provocó el mismo impacto en mí.
Besucos desde el aire.

dionisio dijo...

Es de la novela de Dalton Trumbo "Johnny cogió su fusil". Hay versión cinematográfica totalmente recomendable e inquietante.
http://www.lamaladelapelicula.com/2005/05/16/johnny-cogio-su-fusil/

marta marmota dijo...

Gracias Dionisio! No tenía ni idea...

Sí que es escabroso, sí. Bueno, a mí me impactó abstante. Lo de Seven... Es que la vi hace tiempo y ya no lo recuerdo, aunque está claro que no me impactó tanto, si no me acordaría! jejeje Eso sí, recuerdo la escena en la que Brad Pitt recibe el paquete. Bufff...