martes, 7 de marzo de 2006

¿Periodismo ciudadano?

La primera vez que oi hablar de blogs, o bitácoras, fue en 2003. Entonces estudiaba cuarto de periodismo y hacía entrevistas para una web de Barcelona, Barceloca.com. Mi jefe y compañero, Nuno, los introdujo en una web y me comentó que era algo que estaba teniendo mucho éxito en otros países. Recuerdo que, por aquel entonces, varios medios se interesaron sobre el tema y llegaron a entrevistarle, porque eso de las bitácoras era algo que no se conocía demasiado en España.

Ahora, todo el mundo sabe lo que es un blog y muchos de mis amigos mantienen espacios.

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir al
VII Congreso Nacional de Periodismo Digital. Uno de los temas más interesantes, y que más se trataron, fue el del periodismo ciudadano, es decir, el de los blogs.

Y yo, mientras tanto, pensaba: "¿Puedo pretender que las cosas que escribo en mis blogs sean consideradas periodismo? ¿Y las de los demás? ¿Y las de los que sólo hablan de su gato, por poner un ejemplo?"

Aunque este tema apareció en diferentes ponencias, hubo un debate específico sobre la cuestión, moderado por Jorge Alcalde, director de la
revista Quo. En él participaron Pepe Cervera, defensor absoluto de la idea de los blogs como periodismo, y Javier Monjas, que no considera que se puedan elevar a esta categoría.

La verdad es que se dijeron muchas cosas interesantes, tanto por uno como por otro lado, pero yo seguía pensando: "Es posible que el blog de un irakí me proporcione mejor información sobre la guerra que un diario convencional, pero ¿qué pasa si yo abro un blog y me invento que vivo en Irak? ¿Quién controla que lo que publico sea veraz? ¿Qué pasa con todas las tonterías que se publican por ahí? ¿Puede un blogger aficionado acabar con el trabajo de un periodista profesional?"

Tras el debate, entrevisté a Jorge Alcalde, que me dijo algo que me dio que pensar: "Los blogs son un nuevo género periodístico, que tiene sus defectos y que acabará autorregulándose". Un nuevo género... Tal vez ésa sea la clave.

Desgraciadamente, no pude hablar con Javier Monjas, que me habría dado la opinión del "otro lado", pero al día siguiente asalté a Pepe Cervera en el pasillo y le pregunté: ¿Qué pasa si me invento lo que escribo? ¿Y qué pasa si sólo escribo tonterías? Y la verdad es que sus respuestas también me hicieron reflexionar. Me comentó que, precisamente, la posibilidad de respuesta que ofrecen los blogs permite corregir errores y "desenmascarar" mentiras. También me dijo que los blogs son una herramienta de control de los medios tradicionales, algo fundamental. Y, por último, me hizo ver el asunto de "escribo sobre mi gato" desde otra perspectiva: si a mi círculo le interesa lo que escribo sobre mi gato, tal vez el del bar de la esquina quiera anunciarse en mi blog. Es un ejemplo algo extremo, pero sí es cierto que algunos blogs están empezando a tener anunciantes y, por lo tanto, a dejar de ser meros hobbies.

En fin, que el tema es complejo, que hay mucho que decir sobre él, pero que hay algunas ideas sobre las que merece la pena reflexionar. Es cierto que hay un número enorme de blogs que pueden no ofrecer gran cosa, pero también hay otros que te pueden ofrecer una información y una opinión diferente a la de los medios tradicionales. En cuanto al tema de la credibilidad, es verdad que los medios tradicionales pueden asegurar la garantía de un control editorial que garantice la veracidad. Pero también el riesgo de que este mismo control editorial oculte la verdad. Y sobre la temática y el estilo... Bueno, habría que plantearse por qué si
Juan José Millás escribe sobre su gato en El País es periodismo y si lo hace un blogger anónimo no lo es.

No pretendo dar respuestas, sino sólo cuestiones sobre las que pensar.

Bueno, y si alguien quiere poner publicidad en mi blog... bienvenido sea.

Remito aquí a otro blog (
Blog de Nuevo Periodismo), con entradas sobre este tema y enlaces interesantes.

><

Publicado el 07.03.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota. Ahora podría poner publicidad pero, de momento, paso. jejeje Varios meses después de haber escrito esto, me planteo nuevas ideas. Quizá retome este asunto en algún otro momento... En cualquier caso, me gustaría volver al congreso en 2007.

2 comentarios:

LaPereza dijo...

Nunca pensé que el mundo de las blogs pudiese dar para tanto.
Hace unos meses mi amigo Marcos me habló del tema y fué entonces cuando supe de su existencia.
Para mi es un modo de mantener el contacto con la gente que tengo lejos sin tener que escribir una y otra vez un sinfin de mails contando lo mismo. Son las charlas de café que, por la distancia, ya no puedo mantener con much@s amig@s. Lamentablemente tienen la costumbre de leerlo y no dejarme ningún comentario, luego, si hablamos por teléfono me dicen: leeí lo que escribistes sobre...

Tamaruca dijo...

Hace tiempo que dejé de pensar que los blogs son "meros hobbies"

Al menos para mí.

Sobre todo porque "gato" puede tener muchas connotaciones ;-)

Un besico M.