jueves, 28 de diciembre de 2006

¡Este blog me da mucho miedo!

Hace unos días vi esta web en un post de control-zeta y se me puso la carne de gallina. Admito que yo soy muy miedica, pero ¡qué acojone! Querría pediros que miraseis el vídeo antes de seguir leyendo.

http://www.quieroverunfantasma.com/

¿Ya? ¿Visto? ¿No os ha dado miedo? Bueno, pues sigo. En realidad, no quería escribir sobre fantasmas, sino sobre esa campaña publicitaria, que se puede ver de dos maneras.

Uno: Buenísima idea. Creas una página con la apariencia de un blog normal y corriente -eso sí, cuidadísima- y cuelgas un audiovisual que pone los pelos de punta. Continúas con ese efecto de “me he apoderado de tu ordenador” -qué haríamos sin “The Ring”- y, si al pobre sujeto no le ha dado un infarto o ha apagado el ordenador con un ataque de histeria -como hice yo la primera vez, confieso- acabará viendo el producto anunciado. Para terminar, hay algo de “asusta a tus amigos”, que no he mirado, pero que deduzco que servirá para extender aún más la campaña. Además, con una estrategia de este tipo es probable que tu campaña vaya saltando de blog en blog. No sé vosotros, pero si me gustasen este tipo de películas iría corriendo al cine…

Dos: Idea perversa. En la facultad te enseñan que la publicidad tiene que estar claramente separada de la información en los medios de comunicación. ¿Publirreportajes? La palabra “Publicidad” debe aparecer bien clarita. Evidentemente, habría que ser un poco ingenuo para creer que esa frontera no se traspasa ya en muchísimas ocasiones, pero eso no es motivo para dejar de ser crítico con ello. Ya hace tiempo que la gente utiliza Internet para publicitar algo o su blog para anunciarse, pero esto es dar un paso más. Una gran productora hace una página trabajadísima dándole la apariencia de un blog normal y corriente, donde en principio no se ve en ningún lado que sea todo parte de una campaña de márketing. Bueno, ves el vídeo y ya está, tampoco hay más problema. Pero claro, no hay más problema por el momento. Precisamente cuando más nos enorgullecemos de que Internet puede ser un medio totalmente libre que suponga una alternativa a las empresas comunicativas tradicionales y a todos sus condicionantes, empiezan a aparecer las páginas que este concepto se distorsione. Esta campaña es de lo más inocente, en realidad, pero sólo es el primer paso para ir creando blogs falsos que, pretendiendo ser reales, usen su potencial para vender, incluso durante un periodo de tiempo prolongado.

¿Qué opináis?

3 comentarios:

primaveritis dijo...

Yo lo que pienso es que me ha dado un susto de la leche, y no he llegado a pulsar el botón para salirme a medias por los pelos
y JURO que no voy a ir a ver ESO
al margen, pues no se si es buena idea o no meter publicidad disfrazada de blog, por de pronto no pueden filtrar el tipo de persona que llega a su página, no saben si el que la abre le gustan las pelis de miedo o, como yo, las odia con lo que no se si es eficaz o no.
pero desde luego, está MUY bien hecho.

Electron dijo...

Yo creo que en este caso no hay intención de engañar a nadie, no como en el tristemente famoso blog de sony alliwantforxmasisapsp, en el que un par de publicitarios se hacían pasar por personas reales, escondiendo claramente la vocación comercial de la acción.

En el caso del fantasma, creo que el blog es simplemente una excusa para introducirte en la historia, sin ganas de engañar a nadie!

y de hecho, ahora q lo miro mejor, abajo de todo, en la nota legal, indica q es una acción publicitaria! ;)

De todos modos, bien por PULSE, mal por SONY!

sergio m. mahugo dijo...

Estoy con el comentario anterior. En este caso yo creo que no hay intención de engañar. Cierto que no te dicen que es publicidad hasta el final... pero eso es al fin y al cabo una campaña de expectación o simplemente suspense. Y eso sí, te quedas engachado a verlo entero... porque es muy bueno!