viernes, 24 de marzo de 2006

El cinismo de la pasarela

Ya sé que el tema de la anorexia en las pasarelas ha sido ya comentado hasta la saciedad, pero no puedo resistirme a escribir unas líneas sobre él. Es que me pongo enferma cada vez que veo las costillas de las modelos y, a continuación, escucho y leo sandeces como las que aparecen en un artículo sobre este tema en el Especial Moda de EPS, publicado el pasado fin de semana.

En él, algunos agentes de modelos dicen cosas como las siguientes: "Es una cuestión estética, los ángulos son más fotogénicos que las redondeces, y la cámara siempre pone un kilo de más"; "Necesitamos modelos que de constitución se acerquen a una 36 (¡hablamos de mujeres que miden cerca de 1,80!) porque con ese patronaje es con el que queda mejor la prenda (...); un aire más chic, más sublime".

¿Cuestión estética? ¿Aire chic? ¡Oiga, si la ropa sólo sienta bien a mujeres esqueléticas, el problema lo tendrá la ropa, no las mujeres!

Algunas personas, incluidas modelos, comentan que son así por naturaleza, que ésa es su constitución. "Las modelos son así por constitución física; están sanas, te vas a comer con ellas y toman lo mismo que tú -asegura Aitor Muñoz, de Alianto-. El cine y la publicidad tienen la misma estética y nadie se queja".

¿Eeeeeeeh? Pero qué cínico es este tío... ¡Si esta gente llamaría "gorda" a Scarlett Johansson! Y además, ¿quiere convencernos de que pesar menos de 50 kilos siendo altísima es normal? ¡Venga, hombre!

Hace unos pocos años vi un reportaje en televisión en el que una famosa modelo española nos mostraba "un día de su vida" (extrañamente, no consigo recordar quién era). La feliz mujer enseñaba su comida: "De primero, una rica ensalada de lechuga, sin aliñar. ¡Mmmmh! Delicioso. Y de segundo... ¡Acelgas!" ¡Sí! ¡Qué dieta tan nutritiva! Y de postre, ¿qué? ¿Un cubito de hielo?

Y aquí pasamos al siguiente punto. Aunque fuera cierto que todas esas modelos son así por naturaleza, que comen lo que quieren y que están sanísimas (alguna habrá, por supuesto, pero dudo mucho que sean mayoría), ¿por qué nos ponen a un modelo de mujer tan antinatural como ejemplo de belleza? ¿Cómo hemos llegado a creer que utilizar una talla 40 (¡una 40!) es estar gorda? Y lo que faltaba es que aparezcan adolescentes en los desfiles. ¿Cómo va una mujer normal a tener las mismas caderas que una chica a la que todavía le faltan un par de años para terminar de desarrollarse?

Últimamente no paramos de ver casos de chicas al borde de la muerte por intentar alcanzar la perfecta delgadez. Y, mientras tanto, un puñado de cínicos pretende convencernos de que todo va muy bien, y de que "sus chicas" son normales y están sanísimas. La talla de las modelos no es el único factor que favorece la anorexia (salvo, claro está, entre las propias modelos). Pero es un factor. Ya está bien de intentar convencernos de que "lo bello" es que se te vean los huesos.

Ya vale.


-Especial Moda EPS, 19.03.06
-
Entrada sobre este tema en el blog de Aprendiz de periodista
-
Asociación contra la anorexia y la bulimia
-
Asociación en defensa de la atención a la anorexia nerviosa y bulimia


><


Publicado el 24.03.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota. Un tema complejo...

No hay comentarios: