viernes, 28 de abril de 2006

Crimen perfecto

Sólo quería encontrar esa vieja caja donde guardaba pastillas de jabón. Revolvió parte de la casa y todo el cuarto de baño hasta que la encontró. Estaba encima del armarito, lejos de su alcance. La miró, pensando qué hacer. Estiró la mano, estiró los dedos... pero seguía sin llegar.

Intentó alcanzarla de un salto, con tan mala suerte que se golpeó con el marco superior de la puerta. Un marco metálico -¿quién lo habría dicho?- pintado de marrón.

La vista se le nubló.

Sintió un líquido que caía por su cara y se llevó la mano a la cabeza. Sangre. Empezó a marearse. Avanzó unos pasos por el pasillo y se desplomó en el suelo.

El forense determinó que había muerto desangrado por la herida ocasionada por un fuerte golpe en la cabeza. ¿El arma? Un objeto metálico, quizá una barra o una llave inglesa. La policía interrogó a sus familiares, pero no pudo resolver el crimen. Un hombre solo, una puerta sin forzar. Sin forcejeo, sin robo y sin móvil aparente. Sólo un golpe contundente.

Un crimen perfecto.


><


Publicado el 28.04.06 en MSN Spaces-el sueño de la marmota.

No hay comentarios: